paginadigital logo

Compasión, por Lilia Cisneros Luján. -
 

 | LITERATURA | CONFERENCIAS |  EXPOSICIONES | 

 
 
   

Home

Colegios

Universidades

Guía Comercio

Industria

Clases

Cursos

Seminarios

Eventos

Arte

Exposiciones

Galería de Arte

Literatura

Textos

Cine

Teatro

Música

Música Clásica

Teatro

Cine, TV, Video

Noticias

Artículos

Museos

C. Culturales

Concursos

Carreras

Becas

Posgrados

Taller literario

Servicios de Internet

Solidaria

Profesionales

Librería

Lectura - Textos

Foro de discusión

Links

Mapa del sitio

Compasión, por Lilia Cisneros Luján. -


 


Compasión

por Lilia Cisneros Luján.

Sentir pena o conmiseración por quienes cursan por una calamidad o desgracia, es propio de la naturaleza humana. Compadecerse da lugar, a veces, al altruismo, la solidaridad, la clemencia o la ternura; aunque dependiendo de la esencia de cada cual, en ocasiones entraña egoísmo, vanidad e incluso intención de dominio. La compasión es un concepto perenne en todas las religiones o manifestaciones espirituales. En la Biblia, se enseña que Cristo dio ejemplo de esta cualidad, Pablo exhortó a sus seguidores a ejercerla, con los débiles, los afligidos o los Santos; y es que desde el antiguo testamento –correlativo por cierto de la Tora judía- también se esperaba que hubiese caridad con los castigados, los enemigos o los pobres. Si analizamos las creencias de pueblos autóctonos de Mesoamérica, veremos que están pletóricas de seres -masculinos o femeninos- compasivos. Para las diversas ramas del budismo, la compasión es una suerte de conciencia a partir de la cual se llega a un estado de iluminación[1]. Relacionarse piadosamente con los demás según las prácticas budistas en boga, se logra a partir de la meditación, que entre otras muchas cosas implica vaciarse, tirar las cargas –prejuicios dicen algunos autores como Pema Chödrön- no cerrase –ni a los otros y por supuesto ni a uno mismo, aceptar –a los otros y a nosotros- o sea, dejar de aferrarse o evitar quedar atrapado. Para esto último una condición sine qua non, es el perdón.

En la leyenda de Bodhisattva, el buda Amitâbha, lo reconstruye con un nuevo cuerpo de 10 cabezas y mil brazos, un instante después de que la frustración por solo haber podido ayudar a poca gente en su meditación, le hizo desmoronarse[2]. La enseñanza de no caer en un arranque de ego de esta leyenda, aun cuando la motivación piadosa sea genuina, se repite infinidad de veces en diversas enseñanzas cristianas que exhortan a la persona a vivir no para sí, sino para otros[3]

En la búsqueda para ser más realistas y eficaces para con los semejantes, este principio del vacío, es adoptado por gente de ciencia, que intenta explicar la no-localidad cuántica y otras características fundacionales de la mecánica de la física subatómica, en un intento de combinar la ciencia y la compasión espiritual para aliviar la cargas de una humanidad polarizada y dolida. ¿Dónde podríamos ubicar la compasión de eruditos en ciencia jurídica, que condenan a cientos de mujeres a la horca, la hoguera o la cárcel como consecuencias de su propia interpretación acerca de la motivación de los actos de aquellas? ¿Existe unión entre el amor y el conocimiento, cuando un clérigo se ufana de haber ganado la batalla de interpretación según su dogma? Cuando Aristóteles define la compasión como un pesar que surge ante un mal destructivo en quien no lo merece, el tema toca necesariamente la justicia. ¿Nadie debiera ser agobiado por una enfermedad? ¿Quien merece más compasión, el moribundo o la madre, hermanos, hijos de éste? ¿En cuántos y quienes, se justifica la pobreza y la falta de acceso a la educación? Simplificar la compasión, sin la capacidad de colocarnos en los zapatos del otro, genera lástima, caridad paternalista y desprecio encubierto de quien se ostenta piadoso con el árbol aunque sea incapaz de ocuparse del bosque. Para este filósofo griego, el sentimiento compasivo genera acciones en favor del (os) afectado(s) y aun en el frío tema de la justicia, existe una semiología de los valores, que puede “ajustar la norma”, si acaso el sentenciado se enferma, se muestra proclive a la rehabilitación o puede verse privilegiado de manera equitativa por haberse identificado con quienes en condiciones de iguales pueden recibir igualdad en el beneficio. El tema sin embargo es delicado, sobre todo por el riesgo de caer en discriminaciones –de mujeres por ejemplo- al fundamentar sentencias en la simple compasión –para con el óvulo fecundado- unilateral.

Cuando la compasión se aplica de manera excepcional –le cobro menos el servicio del agua a los de Iztapalapa porque son pobres- y ésta no se convierte en norma universal y general, el riesgo de discriminación –me compenso con los que han logrado un mejor estrato material o social- engendra en sí mismo la injusticia.

Lograr que la ciencia, la tecnología, la espiritualidad, contribuyan a la felicidad de todos, supone una humanidad mayoritariamente compasiva. Si cada individuo, independientemente de su posición en la sociedad –gobernante o gobernado- con honestidad asume que sus actos producen efectos para sí y para los otros, ocupándose del otro como si fuera él mismo –amarás a tu prójimo etc.- quizá estaremos en el camino de erradicar, la violencia, el desamor, la ausencia de fe, la falta de respeto a la autoridad –padre, madre, policía, maestro, diputado etc.- el miedo y la devastación de nuestro entorno. Física cuántica y tradiciones místicas como el Hinduismo, el Budismo o el Taoísmo, parecen caminar en direcciones paralelas[4] y contrariamente a lo que en la edad media se sostenía, la religión o el misticismo pueden acercarse a la ciencia[5]. Someter alguna de éstas en aras de la supremacía de otra o pretender la aniquilación o negación de alguna por las razones de la otra es, por la ignorancia, el fanatismo, el dogma y la manipulación; caer en la insensibilidad, la condolencia hueca e inclusive la crueldad hipócrita.


[1] La gran compasión es un poderoso determinante para alcanzar el estado de buda. Kiabye Pabongka Rinpoché Budismo tibetano.
[2] El hizo un voto de salvar del sufrimiento a toda la gente del mundo y conducirla a la Iluminación. Además, juró que si titubeaba por un instante, cortaría su cuerpo en mil pedacitos.
[3] Segunda carta a los Corintios 5: 14 a 21 y 6:
[4] “Ciertamente, creo que el remedio básico para el sufrimiento anímico, por naturaleza, radica en la mente misma y que el potencial para la resolución real de los problemas de la mente existe sólo en el nivel mental. Por consiguiente, aunque necesitamos evidentemente de la ciencia y de la tecnología, también necesitamos de nuestra espiritualidad, del trabajo en el corazón y en la compasión que apuntalan nuestra felicidad esencial”. Dalai Lama.
[5] El que ama la instrucción, ama la sabiduría Proverbios 12:1, Seguid el amor y procurad los dones espirituales 1a. Corintios 14:1; para que habite Cristo por la Fe, para que arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente capaces, de comprender cual sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura Efesios 3: 17 y 18



 

Gentileza:: lilia ana Cisneros [lcisnerosescritora@gmail.com]

paginadigital


Ir al principio,
Noticias, opinión, política, derechos humanos, movimientos sociales, informes, latinoamerica
 
 
 
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>

La explicacion del Genesis Un unico Dios El Génesis al fin resuelto. La explicación científica del relato bíblico de la Creación. Del texto poético a la comparación astronómica. ¿De que hablan los dos relatos de la Creación de La Biblia? En el relato existe un observador, quién narra lo que observa. Y una ubicación muy precisa desde donde observa.
BAJE EL LIBRO SIN COSTO
<h1>Taller literario</h1>
 

Diseño web
Optimización y posicionamiento

Clic Aquí

  Notas & Artículos
Educación
Noticias & Opiniones
Cartas de navegantes (opiniones)
El amasijo
Charlas sobre Arte
Entrevistas a artistas plásticos
Tecnología y ciencia
Teatro
Lectura y Textos
Artículos y boletines literarios
Temas varios
Entrevistas
Chistes
Columnas para sonreír
Reflexión
Biografías



Fabrica de remeras publicitarias
libros sobre la biblia
Radio de tangos on line
Abogados de divorcios
crematorio de mascotas
Posicionamiento web
eutanasia de animales
Mini fletes en capital federal
fletes en CABA
EL PORQUÉ DE LA CREACIÓN DEL PUEBLO JUDÍO
muebles de oficina
progettazione intelligente
cursos
la biblia
libros en pdb
jardineria en buenos aires
genesis and science
soldadura de fundicion
historia del pueblo elegido
alarmas contra incendios
l'osservatore della genesi la bibbia
individuelle stadtführungen buenos aires
creacionistas
Empresa constructora
Optimización web
jardineria en capital
Mudanzas de pianos en capital federal
hablar ingles en poco tiempo
colocacion de cesped
fotos digitales
 
 

© Copyright 1999-2010 Paginadigital®. - Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados  




|Pon a paginadigital en tu sitio | Sugiere esta página a un amigo | Responsabilidad |
 info@paginadigital.com.ar
   |  Ayuda |

Web diseñado y producido por paginadigital®, Copyright 1999 - 20151, todos los derechos reservados. Los nombres e íconos de: paginadigital, Kids, art, pinturas, grabados, dibujos, objetos. Todos los derechos reservados. Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados | Términos y condiciones

| Home | Cursos y talleres | Servicios de Internet |Agenda de Ferias y Exposiciones | Exposiciones de arte y galerías | Becas, maestrias y posgrados | Programación de teatro, cartelera | Centros culturales | Concursos de pintura, literatura, arte, video, television, tv, teatro, casting | | Conferencias, seminarios, jornadas | cartelera de cine, tv, fotografía | Música, recitales, bandas, música clásica | Libreria, venta de textos y libros | Museos | Coros, operas, conciertos | Noticias, notas y artículos | Música de tango, cena show | Textos, poesía, prosa, cuentos, poemas | Solidaridad | Tarot, astrología | Mapa del sitio | Foro | Not | Cart | Salas | Tel | Taller | Taller literario | Enlaces útiles