paginadigital logo

El Amasijo - Cuando la Suerte es Mezquina, Por John Argerich
 

 | LITERATURA | CONFERENCIAS |  EXPOSICIONES | 

 
 
   

Home

Colegios

Universidades

Guía Comercio

Industria

Clases

Cursos

Seminarios

Eventos

Arte

Exposiciones

Galería de Arte

Literatura

Textos

Cine

Teatro

Música

Música Clásica

Teatro

Cine, TV, Video

Noticias

Artículos

Museos

C. Culturales

Concursos

Carreras

Becas

Posgrados

Taller literario

Servicios de Internet

Solidaria

Profesionales

Librería

Lectura - Textos

Foro de discusión

Links

Mapa del sitio

El Amasijo - Cuando la Suerte es Mezquina - (Parte II), Por John Argerich


 


El amasijo
Cuando la suerte es mezquina. - (Parte II)

Por John Argerich

Resumen de lo ocurrido antes

Esta es la historia de un pelado, Carlitos Pitaluga, “el peluca”, que le decían en la barra. Llevó una vida azarosa, terminando en Malmö, como tantos desgraciados que toman sol los domingos en el Folkets Park. Y como para muestra basta un suspiro, relataremos su vida a grandes rasgos. Primero se metió en amores con una italiana, después cursó el seminario, con el noble ideal de servir a los Capuchinos del Sagrado Corazón. Circunstancia en la cual se entreveró con unos frailes barbudos que tocaban la guitarra. Así dio con sus huesos en la lista de indeseables del gobierno nacional. Porque cuando mandaban los salvadores de la patria, usar barba era suficiente para que te metieran cien años en cana. Por fin, acabó desembarcando en el aeropuerto de Arlanda, y corrido por el frío echó raíces para siempre en la malmitana Nydala Torg. Pero cuando unos gitanos que vendían baratijas le echaron una maldición, se encontró con el demonio. Piña va, piña viene, por fin tuvo que jurarle obediencia eterna para piantar del compromiso. Como ocurre con los cheques voladores o la tarjeta de Visa. O sea salir del brete contra promesas imposibles, que si te las tomás a pecho acabás en la heladera. O en la quinta del ñato, un decir. Todo por una bagatela: Que al saltar de un avión no se le abriera el paracaídas. Otra vuelta empieza a estudiar química, y en el laboratorio hay una explosión. Queda enterrado bajo los escombros, y una enorme puerta de hierro que se le cae encima, está por hacerlo mozarella. En eso, se oyó una voz conocida.


Lo que pasó después

-¡Siempre metiéndote en líos, negrura! –dijo Satán- No te llamé antes con el despelote que es la costa altlántica, ahora que el minaje agarró confianza, y algunos ejemplares se aparecen en topless. Pero vengo a salvarte porque necesito personal de confianza.

-Cuente conmigo, jefe, pero sin olvidar ese portón, que se me viene al humo con pésimas intenciones.

Lucifer le echó un vistazo, y levantando una mano peluda dijo:
-¡Portoncito, portoncito, conviértete en pajarito!
Entonces un diablo disfrazado de canario se posó suavemente en el hombro de Carlitos Pitaluga, susurrándole al oído:

-Abrí los ojos, pebete, que ya superamos el balurdo...
A partir de ese momento, el contacto del Peluca con los infiernos fue cotidiano, y el hombre resolvía con solvencia los encargos que le iban haciendo sus nuevos empleadores. A cambio de eso, una vida reglada, como en las películas norteamericanas.

-Rompéle todos los vidrios de la iglesia al cura, así se tiene que patinar las limosnas que amarrocaba para arreglar el techo, y la clientela se raja a los evangelistas.

-Como Vd. mande, don Luci.
-Además, ponéle un cartel que diga “Prostíbulo” en la entrada de la sacristía.
-Buena idea, señor.

Y por fin, llegan los momentos culmianntes de esta historia. Lucifer quería ser obispo, para darles un golpe de muerte desde adentro a los malditos cuervos reblandecidos. Luego, vendría apoderarse del papado, y la victoria final.
-Te presentarás a todos los concursos de preguntas y respuestas que dan por televisión, y los ganarás con mi ayuda, así te haces fama de sabio. Después vendrán preguntas de religión, y les das una mano de bleque a sus creencias. La respuesta será invariable: “Si un sabio así lo dice...” Entonces perderán sus adeptos, y quedaremos dueños de todas las conciencias. ¿Te gusta el plan?
-Me parece genial, don Luci...

-Transmite LF 45 TV, canal 2 de Paraná, Entre Ríos, por atención de Yerba Mate “La Sudestada” –dijo un locutor con corbata de moñito- Les presento al conocido intelectual argentino don Carlos Pitaluga, quien para demostrar la amplitud de su cultura, responderá a todas las preguntas que le haga el respetable público, sobre materias de cualquier carrera que se dicte en la Universidad del Litoral.

Cuando apareció el concursante, fue recibido con un aplauso cerrado.
-La primer pregunta, por mil dólares –dijo el locutor.
“Con yerba La Sudestada,

nadie toma naranjada...”

-entonaba un coro de señoritas.
-Cuál es la fórmula del ácido sulfúrico?
- H2 SO4
-¡Muy bien, Señor Pitaluga! ¿Otra pregunta por el doble, o nada?
-Acepto.
-No esperábamos otra cosa... Dígame entonces: ¿Cuándo nació Pitágoras?
Y la respuesta fue contundente:
-No hay certeza, pero se cree que en el año 582 antes de Cristo.
-¡Muy bien, señor!
Y el coro festejaba cada intervención, con el cantito de la firma patrocinante.
“Con yerba La Sudestada,
nadie toma naranjada...”
-¿Seguimos con el interrogatorio?
-¡Metalé manija, che!

-¡Qué nivel de ilustración, y qué dominio de sus nervios! ¡Otro aplauso para el concursante, que estamos haciendo historia señores...!
Así pasaron las dos horas del programa, y cuando faltaba una sola pregunta para el gran final, se hizo un paréntesis hasta el sábado siguiente. Un día memorable en que concurrirían personajes del mundo universitario, investigadores famosos, y el presidente de la República con su gabinete ministerial.

-Andá tranqui, Peluquita, que yo voy a estar al lado tuyo, si te apuran –dijo Lucifer.

Por fin, llegó el gran día. Los granaderos hacían guardia junto al portón, y cuando apareció la comitiva presidencial, un clarín rompió el silencio con los compases de la marcha de Ituzaingó. Hubo fuegos artificiales, y los reflectores horadaban las entrañas de la noche.

-Ha llegado el momento crucial de este concurso. –dijo el presentador- ¡Un millón de dólares o nada!
-Acepto el desafío –respondió el Peluca, sacando pecho.
“¡Con yerba La Sudestada,
nadie toma naranjada!”
-repuso el coro, creando ambiente.
-Y ahora la pregunta del millón. Dígame, don Pitaluga: ¿De qué color era el caballo blanco de San Martín?
Lindo menjunje. Si era de cualquier color no era blanco, y si era blanco no podía ser de ningún otro color. De una forma u otra, ese problema no tenía solución. El presidente de la República se revolvía incómodo en su butaca, los granaderos transpiraban, y el clarín se llamó a silencio. Viéndose en semejante brete, el protagonista de este drama le pidió ayuda a Lucifer. Mas como dice el refrán, el diablo sabe por diablo, pero más sabe por viejo. Y viendo que las cosas pintaban negras se hizo humo, dejándolo al Peluca bancarse la tormenta. El desenlace no debe sorprenderlo, amigo lector. ¿Qué esperaba Vd. de semejante crápula?

THE END

La serie quincenal “El amasijo” se publica regularmente en medios virtuales e impresos de diez países.

Copyright: John Argerich, 2010
All rights reserved.
e-mail: corrmalmo@hotmail.com

 



Gentileza:: luisbuero [ luisbuero@tutopia.com]paginadigital


Ir al principio,
Noticias, opinión, política, derechos humanos, movimientos sociales, informes, latinoamerica
 
 
 
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>

La historia del pueblo judío Un unico Dios La historia del pueblo judío. El motivo de ser del pueblo elegido.
La tarea trascendental del pueblo elegido. Las políticas de la Iglesia Católica. El fin del politeísmo.
El hilo conductor jamás revelado de uno de los libros más leídos y tal vez  menos comprendidos:
La Biblia.
BAJE EL LIBRO SIN COSTO
<h1>Taller literario</h1>
 

Diseño web
Optimización y posicionamiento

Clic Aquí

  Notas & Artículos
Educación
Noticias & Opiniones
Cartas de navegantes (opiniones)
El amasijo
Charlas sobre Arte
Entrevistas a artistas plásticos
Tecnología y ciencia
Teatro
Lectura y Textos
Artículos y boletines literarios
Temas varios
Entrevistas
Chistes
Columnas para sonreír
Reflexión
Biografías



abogados de sociedades
fabrica de uniformes para colegios
abogados de reajustes de jubilaciones
el genesis
reparacion de gruas
estudio de la Biblia
hoteles en san rafael mendoza
paisajistas capital
cremacion de perros
cursos de ingles acelerado
Productos de goma
jardineria balcones
reactores industriales
Distribuidores de colchones
cursos de masaje chino tuei na
Cirugia plastica y estetica
rapisec
Alquiler de mangrullos
cursos de ingles
el genesis y la ciencia
jardineria de terrazas
colchones
fabrica de muebles de oficina
mudanza de oficinas
tratamientos con dietas
Posicionamiento web
paisajismo capital
iluminacion estilo vintage
Optimización web
City tours en buenos aires
 

© Copyright 1999-2010 Paginadigital®. - Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados  




|Pon a paginadigital en tu sitio | Sugiere esta página a un amigo | Responsabilidad |
 info@paginadigital.com.ar
   |  Ayuda |

Web diseñado y producido por paginadigital®, Copyright 1999 - 20151, todos los derechos reservados. Los nombres e íconos de: paginadigital, Kids, art, pinturas, grabados, dibujos, objetos. Todos los derechos reservados. Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados | Términos y condiciones

| Home | Cursos y talleres | Servicios de Internet |Agenda de Ferias y Exposiciones | Exposiciones de arte y galerías | Becas, maestrias y posgrados | Programación de teatro, cartelera | Centros culturales | Concursos de pintura, literatura, arte, video, television, tv, teatro, casting | | Conferencias, seminarios, jornadas | cartelera de cine, tv, fotografía | Música, recitales, bandas, música clásica | Libreria, venta de textos y libros | Museos | Coros, operas, conciertos | Noticias, notas y artículos | Música de tango, cena show | Textos, poesía, prosa, cuentos, poemas | Solidaridad | Tarot, astrología | Mapa del sitio | Foro | Not | Cart | Salas | Tel | Taller | Taller literario | Enlaces útiles