paginadigital logo

Un boleto a Palermo (Donde se habla de cosas que pasan mi ciudad), por: John Argerich
 

 | LITERATURA | CONFERENCIAS |  EXPOSICIONES | 

 
 
   

Home

Colegios

Universidades

Guía Comercio

Industria

Clases

Cursos

Seminarios

Eventos

Arte

Exposiciones

Galería de Arte

Literatura

Textos

Cine

Teatro

Música

Música Clásica

Teatro

Cine, TV, Video

Noticias

Artículos

Museos

C. Culturales

Concursos

Carreras

Becas

Posgrados

Taller literario

Servicios de Internet

Solidaria

Profesionales

Librería

Lectura - Textos

Foro de discusión

Links

Mapa del sitio

El amasijo

Un boleto a Palermo

(Donde se habla de cosas que pasan mi ciudad)

Por: John Argerich


 


Hace poco yo iba medio apretujado, viajando en el legendario colectivo 60. Un piróscafo que casi da la vuelta al mundo, y en horas pico hace acto de presencia cada tres minutos. Por la noche, cada diez. La máquina de escupir bondis con relojería suiza, para batirla bien. Y una ruta formidable: Constitución al Tigre Hotel, con desvíos y paradas de intercambio hacia los cuatro puntos cardinales
-¡Corrasén al interior del coche, señores pasajeros! -vociferaba el chófer, medio afetado por la calor.
Y un inspector con ropa deportiva y gorra azul reforzó esa orden.
-¡Adelante, que hay lugar!
Dos viejitos cargados de bártulos para la venta ambulante, intentaron resistir:
-Vamos muy apretados, señor...
-¡Si quiere lujo, viaje en tasi! -sentenció el funcionario, poniendo fin al debate.
Pero en este mundo no todo es egoísmo, y entre los rudos compases del tráfico automotor, una radio a transistores colgada de la ventanilla interpuso el rezongo de mi ciudad.
"Cuando gastés los tamangos,
buscando ese mango
que te haga morfar..."
-lloraba el cantor.
Los ánimos empezaban a caldearse, y el diálogo terminó convirtiéndose en un intercambio de alta sonoridad. A grito limpio, un decir.
-¡Sáqueme ese paquete de la cara, pedazo de bruto! -rugió una señora gorda, que iba sentada junto al pasillo.
-¡No me toque el culo, atrevido! -dijo un churro con minis coloradas, en plena edad de merecer.
Pero si hemos de ser francos, eso no fue nada. Porque de pronto, la conversa se ahogó en una gritería infernal que venía del fondo.
-¡Sacáme la mano del bolsillo, negro de mierda! -rugía un gordinflón vestido con traje azul a rayas blancas.
Sin embargo a veces las cosas vienen con la pata izquierda, y por más razones que lo asistieran, su queja estaba destinada a fracasar. Porque al oírlo, se pusieron de pie tres morochos más. Uno se acercó al conductor, pistola en mano, y poniéndole el fierro en la nuca, le gritó con voz ronca que no admitía réplica:
-Arrimáte despacito a la vedera, y cerrá la puerta.
El inspector quiso abrir la boca, pero su indignación fue inútil, a la vista de un Colt 45 que lo hizo desistir.
-Señores pasajeros: ¡Esto es un asalto! -exclamó el chorro que llevaba la batuta.- ¡Entreguen la guita, las joyas, los celulares, y todo ojepto de valor!
El golpe parecía bien planeado, por la seguridad con que se manejaban aquellos crápulas, dando cada paso con espectacular sangre fría. Así que en pocos minutos habían desplumado al pasaje, y ya estaban por ganar la calle. Pero entonces, el diablo metió la cola. Arrinconado en la parte de atrás del colectivo viajaba un barbudo al que le habían sacado una medallita de oro de la Virgen de Luján. En zapatillas de jugar al fóbal, y vistiendo pantalones vaqueros viejos, una remera blanca cruzada por la franja roja de River Plate, y gorra deportiva con la visera hacia atrás. Quien, siendo hombre de temple, presentó con vehemencia su reclamo.
-Señores ladrones -dijo- Antes de bajarse, exijo que me den un recibo por las pertenencias de que fui despojado.
-¿Lo qué?
-Para presentarlo al seguro, señor.
-¡Rajá, colifa!
Esa fue la gota necesaria para colmar el vaso. Pues Raulito Chilibroste acababa de salir del Hospital Neuropsiquiátrico, y no soportaba que nadie pusiera en duda su recuperado buen juicio, que le dio la libertad. Por eso siempre llevaba consigo una honda, con declarados fines deportivos. Pero que en aquellas manos hábiles para el tiro, era más que nada un instrumento de defensa personal. Lo habían ofendido en sus sentimientos más íntimos, y con la velocidad de reacción que da el entrenamiento cotidiano, la respuesta apropiada no se hizo esperar.
-¡Más colifa será tu madre! -dijo, mientras en una rápida maniobra sacaba el arma del bolsillo trasero del pantalón.
Del otro lado llevaba piedras, para romper algún farol mientras caminaba por la calle, como sano esparcimiento. Pero esta vuelta, las mismas eran un arma apta y contundente para defender su honor. Los hechos se precipitaron, y en menos tiempo de lo que toma contarlo, voló un proyectil.
"¡Zuuuuuuum!"
El Pescado Bataruci estaba mirando hacia atrás, y la pedrada le dió en plena frente. Como consecuencia de lo cual, cayó fulminado sobre su hermano Luis, y en el manoteo, éste perdió el Colt. Circunstancia que fue aprovechada por el chófer para dejarlo fuera de combate con un acertado fierrazo en el melón. Dos bandidos fuera de combate. La situación empezaba a tomar color. Entonces otro de los asaltantes, de nombre Coki Bermúdez e hincha de Chacarita Juniors, gritó:
-¡Quedesén piola, señores pasajeros, o los cago a tiros!
Pero no había terminado su amenaza cuando se volvió a sentir el zumbido de otro envío. Mala suerte de funebrero
"¡Zuuuuuuum!"
Y la piedra le dió de lleno en la nariz. Esta sangraba abundantemente, y el caco debió bajar la ferretería, para apretarse el naso con un panuelo. Su restante colega sintió pánico por la forma como se había dado vuelta la tortilla, y empezó a gritar que abrieran la puerta, para poder tomar un poco de aire.
-Pase por aquí, señor ladrón.
Pero nunca se debe pecar por exceso de confianza. El inspector ponía facha de buen tipo, pero le hizo una zancadilla aprendida en la cancha durante su juventud. Cuando iba a ver partidos de fóbal amistosos. Y lo planchó contra el parabrisas. La batalla campal había terminado con el triunfo de los buenos. Así que el pasaje rompió en aplausos.
-¡Viva el chófer!
-¡Viva el inspector!
-¡Viva el colectivo 60!
-¡Viva yo! -dijo el loco.
El conductor volvió a su asiento, y puso otra vez en marcha el motor. Mientras tanto, cuatro señores bien dispuestos, ataban de pies y manos a los ladrones.
-Así no van a joder más -dijo el chófer.
-Dura lex, sed lex -comentó un estudiante de Derecho.
Dos monjas se persignaron.
-Ha sido la mano del Señor.
El vehículo se puso en marcha lentamente, retomó la calle, llegó a un semáforo, y dobló a la izquierda.
-Nos salimos de ruta... -dijo un señor, que se había puesto de pie para bajarse en la esquina siguiente.
-Yo creo que estamos yendo a la comisaría, para entregar a los detenidos y hacer la denuncia -repuso su compañero de asiento.
Los representantes de la empresa no hablaban, y así llegaron al bosque de Palermo. Entonces ocurrió lo inesperado. El colectivo se metió entre los árboles, frenó hasta detenerse, y apagó las luces.
-Esto es un asalto -dijo el chófer.
-Si se quedan tranquis y entregan la plata, las joyas, los celulares y cualquier otro ojepto de valor que tengan, no les va a pasar nada -agregó el inspector.
-Y con los chorros, ¿qué hacemos?
-Siéntenlos en algún tacho, para que se los lleve el basurero -ordenó el chófer.
Después hicieron bajar al pasaje, y tomaron despacito rumbo al norte, hasta perderse en lontananza, por la Avenida del Libertador.
-Menos mal que se fueron -dijo el loco- acá hay unos faroles bárbaros para romper.

THE END

Copyright: John Argerich, 2007
All rights reserved.
johnargerich@malmo2.net
johnargerich@ya.com

La serie quincenal "El amasijo" se publica regularmente en 32 medios de 10 países.

 



paginadigital


Ir al principio,
Noticias, opinión, política, derechos humanos, movimientos sociales, informes, latinoamerica
 
 
 
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>

La historia del pueblo judío Un unico Dios La historia del pueblo judío. El motivo de ser del pueblo elegido.
La tarea trascendental del pueblo elegido. Las políticas de la Iglesia Católica. El fin del politeísmo.
El hilo conductor jamás revelado de uno de los libros más leídos y tal vez  menos comprendidos:
La Biblia.
BAJE EL LIBRO SIN COSTO
<h1>Taller literario</h1>
 

Diseño web
Optimización y posicionamiento

Clic Aquí

  Notas & Artículos
Educación
Noticias & Opiniones
Cartas de navegantes (opiniones)
El amasijo
Charlas sobre Arte
Entrevistas a artistas plásticos
Tecnología y ciencia
Teatro
Lectura y Textos
Artículos y boletines literarios
Temas varios
Entrevistas
Chistes
Columnas para sonreír
Reflexión
Biografías



ebook biblia
abogados de empresas
apliques de pared
ebooks de la biblia
venta de tapas de cilindro
teoria del diseño inteligente
Motosierras y generadores
el genesis y el origen de la vida
el genesis y la creacion del mundo
telas de tapiceria
importador de articulos electronicos
abogados jubilaciones reajustes
Alquiler de pasarelas
clases de ingles acelerado
EL PORQUÉ DE LA CREACIÓN DEL PUEBLO JUDÍO
un unico dios
postres dieteticos
talleres
espuma de poliuretano
lamparas de pie
abogados de reajustes de jubilaciones
el genesis y la ciencia
venta de cesped
Mudanzas de pianos en capital federal
intelligent design bible
jubilaciones y pensiones
el genesis y la creacion del hombre
estudio de arquitectura
gestor para jubilaciones y pensiones
Apartments for rent Buenos Aires
 

© Copyright 1999-2010 Paginadigital®. - Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados  




|Pon a paginadigital en tu sitio | Sugiere esta página a un amigo | Responsabilidad |
 info@paginadigital.com.ar
   |  Ayuda |

Web diseñado y producido por paginadigital®, Copyright 1999 - 20151, todos los derechos reservados. Los nombres e íconos de: paginadigital, Kids, art, pinturas, grabados, dibujos, objetos. Todos los derechos reservados. Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados | Términos y condiciones

| Home | Cursos y talleres | Servicios de Internet |Agenda de Ferias y Exposiciones | Exposiciones de arte y galerías | Becas, maestrias y posgrados | Programación de teatro, cartelera | Centros culturales | Concursos de pintura, literatura, arte, video, television, tv, teatro, casting | | Conferencias, seminarios, jornadas | cartelera de cine, tv, fotografía | Música, recitales, bandas, música clásica | Libreria, venta de textos y libros | Museos | Coros, operas, conciertos | Noticias, notas y artículos | Música de tango, cena show | Textos, poesía, prosa, cuentos, poemas | Solidaridad | Tarot, astrología | Mapa del sitio | Foro | Not | Cart | Salas | Tel | Taller | Taller literario | Enlaces útiles