paginadigital logo

Los celos en general y en la pareja en particular
 

 | LITERATURA | CONFERENCIAS |  EXPOSICIONES | 

 
 
   

Home

Colegios

Universidades

Guía Comercio

Industria

Clases

Cursos

Seminarios

Eventos

Arte

Exposiciones

Galería de Arte

Literatura

Textos

Cine

Teatro

Música

Música Clásica

Teatro

Cine, TV, Video

Noticias

Artículos

Museos

C. Culturales

Concursos

Carreras

Becas

Posgrados

Taller literario

Servicios de Internet

Solidaria

Profesionales

Librería

Lectura - Textos

Foro de discusión

Links

Mapa del sitio

Luis Buero


 


Los celos en general y en la pareja en particular

Por Luis Buero

Los celos que carcomen y que voy a abordar no son aquellos que, en la pareja o en otro tipo de relaciones, estén justificados por actitudes concretas de los otros.
No se trata de celos de hijos cuyos padres hagan notorias diferencias de trato entre hermanos ni de un miembro de la pareja que descubre actitudes engañosas en su partenaire, y eventualmente una infidelidad.

“Los Celos que carcomen” serán, en este artículo, los absolutamente imaginarios, los que se sufren con la aparición de un tercero que interacciona (aunque sea casualmente) con la otra parte del vínculo que tememos perder. Es el celo-alucinación, el celo alarma, el celo terror a la pérdida y al ataque, el celo inseguridad. Son los afectos inesquivables que me llevaron a armar y coordinar un taller de reflexión y mutua ayuda para celosos y celados, que ya lleva tres “ediciones” en distintos lugares con variados grupos. Un taller para celosos y celados anónimos.

1.-Introducción

Celos, envidia, voracidad, trilogía de emociones “negativas” que alimentaron la creación de diez mandamientos y miles de leyes en todo el mundo que ningún poder judicial logra que se cumplan finalmente.
Sentimientos que habitan en el origen de la vida, y en la concepción mítica del mundo que los propios hombres escribieron en los relatos religiosos y en los artísticos. Aún dentro de su oculta simbología en nuestro pasado lejano hay un Caín que mata a un Abel, o un Yago que induce a 0telo al homicidio a través de una calumnia porque desea su puesto, o una madrastra que inútilmente pregunta “espejito, espejito....¿quién es la más linda del reino”? y ante la respuesta que certifica la falta, se instala ella la idea de regalar a su rival una manzana envenenada.

Los celos son afectos constitutivos de nuestras más pequeñas células narcisísticas, y no hay ser viviente que en alguno de los ámbitos de su existencia no los haya sentido alguna vez.
También se nos revelan los celos como ingrediente del amor de pareja y se evidencian de las más diversas maneras (instinto de posesión, temor a la pérdida, fascinación del rival, pulsión de muerte, actos de violencia, o como espuela para el erotismo en un vínculo).
Pero fundamentalmente los celos “imaginarios” o “alucinatorios” son los generadores de conflictos en las parejas, en las familias, en los espacios laborales, y hasta en las contiendas políticas. Hasta se podría decir que dos gerentes de programación de emisoras competidoras hoy mueven el tablero de la grilla de ciclos televisivos para ganar el amor del público, de manera irrespetuosa hacia esos espectadoras, más allá del negocio que los aumentos de ratings puedan ocasionar.

Porque.... en teoría buscamos una definición y un origen de los celos, saciamos nuestra ignorancia hasta conocer la fibra más íntima del monstruo verde de las siete cabezas, pero...¿y luego qué? ¿qué hacemos con ese saber si no podemos lograr una apropiación instrumental que nos ayude a producir un cambio en el aquí y ahora?
A mitigar el sufrimiento del que cela y del que es celado.


El operar sobre los celos es una tarea de aprendizaje, o de cómo diría Enrique Pichón Riviere, de enseñaje.
La respuesta obvia es que el problema no está solamente en enterarnos qué nos pasa y porqué, sino en ver qué podemos hacer con eso. Y cómo podemos enfrentarlo a diario con técnicas renovadoras, creativas, sorprender al otro y a nosotros mismos con recursos que nos permitan movilizar esas ansiedades profundas que nos provocan navegar aguas turbulentas donde los vínculos corren riesgos de atorarse en piedras o acantilados. Llegar pues, a través de técnicas DE TRABAJO GRUPAL allí donde la palabra no puede ser agente de cambio. Porque el cuerpo muchas veces se nieta a mentir. Y comprender finalmente que seguimos siendo únicos e irrepetibles, justamente como componentes de la gran riqueza grupal en acción, y no dentro de la ilusión del Todo pasivo y omnipotente que alguna vez creímos ser, como parte de una fantasía inevitable, pero de corta duración. Añorar ser el UNICO es por empezar, no poder entender finalmente cuál es nuestra propia situación dentro de la corriente vital de la que formamos parte. Y es conectarnos con la impotencia de pretender detener y encapsular lo incontrolable, el Otro, ahogándonos en ese mar imaginario y frustrante.
Lo grupal, por último, nos provee la ilusión de lograr vencer ese UNO formado por el paciente y el analista, ese dúo unificado en un animal simbólico de ocho patas, madre e hijo indiferenciados, trabajando los celos y su herida desde la circulación de la energía grupal


1.1 DEFINIENDO EL TÉRMINO

Celos, del griego zélus del latín zélosus, es definido por el diccionario como la “sospecha, inquietud, y recelo, de que el ser amado haya puesto o ponga su cariño en otro”. Los celos tienen mala prensa, pese a ser uno de los sentimientos que nos acompañan desde que iniciamos nuestros primeros pasos en la Tierra.

La primera vez que manifestamos celos frente a nuestra pareja causamos gracia. Esa mujer o ese hombre comprenden que estamos enamorados y toman esta reacción como un signo inapelable de nuestro amor, a lo mejor hasta ese momento no declarado.
Claro está que el sentido del humor frente a nuestra explosión por celos no le durará toda la vida. El celoso acosa, persigue, quiere controlar obsesivamente su posesión.
Si pensamos en el contexto social nos preguntamos: ¿los celos son hoy los mismos que los de ayer? ¿los de la década del 30, del 50, los de los últimos quince años?
¿O los celos están “fuera del tiempo?


2- LOS CELOS y EL ARTE

Los celos han motivado distintas obras de arte. Una de ellas es la referencia que a ellos hace el teatro a través del inmortal Shakespeare y su “torturado” moro de Venecia.
Los celos tienen etapas, así como la uva se convierte en vino y la oruga en mariposa.
Otelo plantea en su dramática distintas fases para los celos.
Primero simplemente surgen en 0telo como fantasía, ante el temor de perder lo que más ama, luego se convierten en una pulsión destructiva cuando Yago le miente diciéndole que ha visto el pañuelo de ésta en manos de Casio, más tarde asesina a Desdémona y finalmente, cuando se entera de la verdad, se suicida.
Otelo en ningún momento duda de Yago, ni imagina que éste pudiera estar movido por oscuros intereses para contarle lo que vio. Es como si en el fondo de su ser pensara que la infidelidad de Desdemona es absolutamente posible, y de alguna manera esperada e inevitable, pues 0telo ya ha tenido una defraudación anterior, la que provino de su madre. Yago no hace más que reavivarle esa sospecha que detrás de toda mujer pura existe la ramera lasciva, la cuál se corporiza ante sus ojos por el sólo producto mágico de sus celos. El celoso pues requiere que su fantasía paranoica se concrete. Que su profecía terrible se cumpla.
Pero ¿cómo asesinar al ser que se ama?

3 .-CELOS PATOLÓGICOS Y CELOS NO PATOLÓGICOS

¿En qué radica la diferencia?
Los celos consisten habitualmente en una preocupación por la posible pérdida de una persona amada o malestar por la relación real o imaginada que esa persona tiene con alguien más. Quienes sienten este tipo de celos prefieren que sus parejas permanezcan con ellos y no desean que tengan una relación demasiado íntima con nadie más. Pero cuando esos celos están acompañados de intensos sentimientos de inseguridad, auto-compasión, hostilidad y depresión y producen una baja sensible en la calidad de vida de los integrantes del vínculo, pueden ser destructivos para la relación. Allí podríamos estar hablando de celos patológicos.

Las personas con celos patológicos, exigen a su pareja que no se implique emocionalmente con otras personas. Ven como rival o enemigo potencial a cualquier ser del sexo opuesto que se acerque a su pareja (en el caso de heterosexuales) o del propio sexo (homosexuales). En ese caso suena la alarma: ¡peligro, a mi pareja se le derrite el cerebro y se enamora del otro!
Su pensamiento es rígido y dogmático, porque siente que si pierde a su pareja esto será terrible e insoportable. De allí su característica controladora, vigilante, asfixiante, insegura, deprimida en ciertos momentos, agresiva en otros y siempre dependiente. Su pacto secreto es: te doy todo pero dame todo, si no serás una mala persona y tenés que ser castigado/a.
De allí a un acto de violencia hay un paso. El o la que sufre celos patógenos no se imagina la vida sin la otra persona, pues piensa que si se separa no conocerá a nadie más. Su contrato con el otro, como el del bebé recién nacido con la madre, fantasmáticamente un vínculo de supervivencia, y cuando se suspende la provisión de suministros narcisísticos, a través del cariño o la sola alarma de que puede perderse al ser amado, genera una defensa desesperada de esa persona. Su lema es:
Tengo que estar absolutamente seguro/a en todo momento de que mi pareja me ama, ya que necesito su amor para vivir. Y tengo que estar atento porque cualquiera en el momento menos pensado me la, lo, puede robar.
La ley del todo o nada.


En las entrevistas que se realizamos a prestigiosos terapeutas y que están contenidas en el capítulo dos de este trabajo, intentamos tres maneras de analizar los celos:
a) Como un sentimiento o un afecto en si mismo.
b) Definir al portador de los celos, al celoso.
c) Indagar el hombre y sus celos pero en situación teniendo en cuenta su contexto social, educación, cultura que lo atraviesa y además las características propias de su pareja en el momento de la puntuación. No todas las personas son celosas con todas sus parejas, lo cual significa que a veces hay “provocadores/es” conscientes o inconscientes de celos, llamados vulgarmente, histéricos/as.


4- PROFUNDIZANDO.(los autores fundamentales)

4.1 ¿ qué dice MELANIE KLEIN sobre los celos?

Habrá sido celoso el marido de Melanie Klein. Su biografía la presenta como una mujer inquieta que con frecuencia se mudaba de ciudad y adquiría un nuevo desafío. No sólo realizó técnicas lúdicas en terapias infantiles, sino también se ocupó de grupos de adolescentes con adicciones, ya en Estados Unidos.
Para Melanie Klein existe un “Edipo temprano” que comienza a desarrollarse en la etapa depresiva del bebé, cuando éste percibe a la madre como objeto total, y se ve afectado por el fuerte vínculo que descubre entre su madre y su padre. Hanna Segal en su libro Introducción a la Obra de Melanie Klein, editorial PAIDOS, define esta situación afirmando que la misma le origina al bebé intensa frustración, celos, envidia, fantasea que sus padres están casi en coito continuo, y que se dan entre si gratificaciones que él, el bebé, desea exclusivamente para si.
Melanie Klein diferencia envidia de celos y voracidad.

Los celos se basan en el anhelo de poseer íntegramente al ser amado, al objeto de deseo, y excluir todo rival. La relación es triangular y este sentimiento es posible a partir de ese momento de la vida en la que el sujeto puede reconocer y diferenciar la existencia de objetos y de relaciones objetales. En la envidia el deseo es ser uno tan bueno como lo es el objeto, y de no poder hacerlo, intentar destruirlo para que el dolor que produce la envidia cese. La voracidad en cambio es el intento de extracción de todo lo bueno que posee el objeto sin medir las consecuencias de ese acto.

Aquí van sus definiciones, anotemos:

Envidia:

Consiste en colocar impulsos destructivos y partes malas dentro del objeto, con el fin de dañarlo, destruirlo y controlarlo. Identificación proyectiva destructiva, fundamentalmente sobre objetos parciales. Tiene un componente libidinal menos intenso que la voracidad y está impregnada del instinto de muerte.


Celos:

Se basan en la envidia, comprenden una relación de al menos dos personas y conciernen principalmente el amor que el sujeto siente que le es debido y le
ha sido quitado o está en peligro de serlo, por un rival. Son necesariamente una relación de objeto total.

Melanie Klein señala que al comienzo de la vida hay dos fuentes de ansiedad:
la interna estaría dada por el instinto de muerte que fundamenta el temor a la aniquilación y la externa, que estaría dada por la experiencia al nacer en forma de la primera castración y sería la base de las angustias posteriores.

La primera relación objetal que realiza el niño es la alimentación y se realiza con el pezón de la madre, tanto para los instintos de vida como para los de muerte, impulsos que estarían en equilibrio cuando el bebé está libre de hambre y tensión interna. El equilibrio se puede perturbar tanto por pulsiones internas como por elementos del medio, desencadenando la avidez.

Cualquier aumento de la avidez fortalece la sensación de frustración y paralelamente aumenta la intensidad de la agresión, lo que simultáneamente incrementa la ansiedad persecutoria y esta aumenta, a su vez la avidez, formando un círculo cerrado. Por otro lado, a medida que aumenta la gratificación, disminuye la envidia, la disminución de la envidia permite mayor gratificación y esto a su vez, estimula la disminución de la envidia.

Para Lacan los hombres y las mujeres no se diferencian por sí al reconocerse sino que, en tanto seres hablantes, son reconocidos, es decir, supone la asunción del propio sexo mediante la aceptación del sexo del Otro, más allá del encuentro con la diferencia sexual anatómica que describió Freud. Se trata de la confrontación con la existencia de una relación distinta a la castración, una posición distinta en el deseo, un estilo distinto en el amor, otro goce que no es el goce de uno
"No sé qué soy" es el síntoma que produce la sexuación cuando se trata del reconocimiento del sexo pero no en uno sino en el Otro. La otra al acentuar y poner en juego su feminidad me ayuda a desenfundar mi masculinidad, y viceversa.

5. CELOS MASCULINOS Y FEMENINOS

Freud entendía los celos bien como proyección, bien como homosexualidad inconsciente, en una gramática de la vida amorosa que se deriva del complejo de Edipo. Esto surge de dos ideas de Freud:

a) la fascinación por el semejante, el rival me plantea en algún punto el encuentro conmigo mismo. Identificación narcisista con el objeto letal.

b) en la situación de celos la persona más amada deviene en objeto persecutorio, en perseguidor.
Según esta hipótesis, los celos masculinos se explican por la divergencia situada ahora en el goce de la mujer. Se trata del "otro goce" del que ella no sabe nada y que excede el inconsciente. Es el desencuentro sin remedio con el hombre, que no quiere saber nada por el horror a la castración.

Los celos femeninos en la mujer también provienen de su elaboración del complejo de Edipo, para Freud porque la verdadera mujer es la que ha abandonado a la madre como objeto para orientarse hacia el padre.
Para Lacan, hay una lógica que distribuye las posiciones sexuadas: será hombre a condición de tener el falo y no ser el falo, y una mujer será el falo, a condición de no tenerlo. Obtiene el signo de que lo es a condición de hacerse desear por el hombre. Ella al convertirse en el falo se convierte en el objeto de deseo, de poder, el objeto que organiza el lenguaje, la vida toda. Si el deseo del hombre no le rinde homenaje, si lo que el hombre le devuelve es que ni lo tiene ni lo es, ella se deslizará por una grieta abierta.

Un esfuerzo de simetría podría hacer suponer que la degradación de la vida erótica determina los celos en la mujer. Por el contrario, ellos derivan tanto para el hombre como para la mujer, de la propia sexualidad femenina. Lo que alimenta el síntoma es la dimensión de cómo reconocer eso que habita en el Otro.
Los celos tienen que ver con la posesividad, con aquello que se siente como personal y privativo, del mismo modo que una persona se relaciona con sus tierras, sus propiedades o su ganado. Pero nadie puede sentirse celoso de su propiedad aunque pueda aplicar en su custodia un celo especial. Se sienten celos de las personas, concretamente de aquellas personas que se percibe que nos pertenecen como el ganado o la tierra y que pueden escapar de nuestra influencia y de nuestro lado para irse con un mejor postor. Sobre todo se sienten celos de las parejas, unos celos que incluyen lo sexual si se dan entre parejas sexuales y también una forma de celos que tiene que ver con la obligación de compartir con otros los cuidados de una persona muy especial o significativa (celos fraternales).

Freud llamaba a los primeros celos sexuales y a los segundos celos infantiles dado que es posible observarlos entre hermanos compitiendo entre si por los cuidados de la madre, aunque a esta conducta entre hermanos se les denomina frecuentemente celos, hoy se interpreta como rivalidad agonística, dejando el sustantivo celos para uso exclusivo de los celos sexuales.
La naturaleza psicopatológica de los celos, desde el punto de vista afectivo procede del temor: el temor de perder algo que nos pertenece, mientras que desde el punto de vista cognitivo es más bien una obligada tarea: el afán o inversión de tiempo o recursos que dedicamos para que esto no suceda. De entrada existe una diferencia entre los celos femeninos y masculinos, el temor del hombre es un temor "hacia los cuernos" o hacia la infidelidad de su pareja, mientras que el temor de la mujer es el temor a ser abandonada. La infidelidad de la mujer es para el hombre un temor atávico que es anterior a la ganancia de la confianza y que está asentado en la incertidumbre de su transmisión genética, mientras que en la mujer que carece por naturaleza de esa duda, su temor procede más bien de la posibilidad de ser desplazada por otra hembra, no tanto por la infidelidad ocasional del marido (que suele ser algo tolerable) sino por la posibilidad de que su pareja acabe por dejarla abandonada .

5.2 PERO QUÉ ES EL AMOR ENTONCES?


Freud, en el capítulo 7 de “Psicología de las Masas.....”comienza refiriéndose al enamoramiento como una investidura de objeto de parte de las pulsiones sexuales. Pero en cuanto profundiza su análisis llega a la conclusión de que ese objeto, el ser “amado” sirve para sustituir un ideal del yo propio no alcanzado, y aquí entra en juego el narcisismo y con el tiempo, de persistir esta actitud, el objeto se vuelve más valioso y grandioso, al llegar a poseer todo el amor de sí mismo del yo, y la consecuencia natural es el auto-sacrificio de éste.
El objeto se pone en el lugar del yo o en el lugar del ideal del yo.
¿No es este motivo suficiente para vivir con horror la posibilidad de perder al ser amado?
Si, pero el verdadero temor a la pérdida solo opera en el celoso ante la aparición de la nueva estrella de esta obra: el tercero.
El papá, el hermano, el amigo, el ex novio, el compañero de oficina que llama, el colega, el jefe. La prima, la secretaria, la alumna, la vecinita.
El tercero incluido....
Pero el primer herido no es nuestro amor, sino nuestro amor propio. ¿0yeron hablar de Narciso?

RESUMIENDO

Lo que se ha visto en el Taller de reflexión Cuando los celos te Carcomen, actividad grupal, con los participantes:

Origen de los celos

• miedo a la pérdida y al ataque (ansiedades básicas que sufrimos desde el nacimiento)
• fantasía de fusión, retorno al sentir infantil, resistencia a la pérdida del amor exclusivo de la madre, búsqueda de un espacio sincrético en el que el yo y el no-yo no están discriminados,
• baja autoestima (permanente o eventual, por un hecho del momento)
• contexto cultural-social, religioso, jurídico,étnico, por ejemplo, sociedad monogámica donde el adulterio es penado en todos los ámbitos. etc.
• Tensión en la adaptación sujeto-mundo en la hipermodernidad. Cambio de valores, liberalización de las costumbres y compromisos, etc.
• Individualismo extremo, olvido de que el hombre es un ser social, la pareja se recorta en el primer encuentro del ámbito que los rodea pero ese ámbito existe, invade, exige.
• Necesidad de erotizar a la pareja con la aparición de un tercero, real o imaginario.

Sensaciones comunes
Celoso: sentimiento de exclusión, ansiedad extrema.
Celado: asfixia, castración.

Motivos de celos. (el tercero puede ser otra persona, otros vínculos, una vocación, un trabajo, un estudio, un deporte, un animal, un objeto –auto/computadora, el ciberespacio, nuevas costumbres sociales, la familia de la pareja, etc )
Se personifica en desconocidos o seres imaginarios, también en amigos, compañeros/a de trabajo o estudio, familiares, etc.

Celos Patológicos (generan un drama cotidiano, impiden –o coartan- al celado insertarse activa y creativamente en la realidad, llegan a la violencia verbal y física. La persona amada y el supuesto rival se convierten en objetos persecutorios. Altísima dependencia emocional. Puede terminar en el crimen, quien mata fantasea que posee totalmente a la otra persona. El control omnipotente del celoso destruye al objeto celado.

Celos “normales”: son un motor pulsional, pueden ser una estrategia de seducción y socialmente un mecanismo de defensa ante la liberalidad ante los compromisos, etc...

Funciones del taller: cuando los celos te carcomen

El taller que coordino tiene dos partes

1) una parte teórica en la que se explican temas, se discuten formas de relacionarnos de la vida cotidiana, escenas comunes que originan conflictos. El fin es:
Reflexionar sobre los vínculos, los imaginarios, movilizar y disminuir las ansiedades profundas, redireccionar las energias, promover el desapego y la autoconciencia. Discriminar celos de envidia y de voracidad. Demostrar el carácter dialéctico de toda experiencia y que el rol es un modelo organizado de conductas que se pueden cambiar.

2) una parte pràctica con:
dramatizaciones exponiendo los roles contradictorios, el humor, información teórica, exposición de los participantes de sus sensaciones, historias que se reflejan en la mirada ajena, la tarea del grupo es operativa si produce un aprendizaje en todos. etc.
Concientizarnos en que yo soy el que sostiene la punta del hilo que me ata.


TALLER DE REFLEXION Y VIVENCIAL SOBRE LOS CELOS,


Algunos CONCEPTOS ANALIZADOS DURANTE EL taller:


* aprendizaje: - salir de la estereotipia, aprender a correrse del rol celoso o celado con hechos.
- desapego (controlar la ansiedad que provoca el miedo inexplicable al ataque y a la pérdida)
- Diferenciar lo obvio de lo imaginario y ver al tercero, si existe, como un motor pulsional del deseo. 0bservar que entre el sentir y el hacer existe el pensar, como instancia intermedia.

* comunicación: -evitar el sobreentendido, que conduce al malentendido.
-tener en cuenta que celoso y celado no manejan los mismos códigos: el celado dice: “hay otro” , el celoso escucha: “hay un rival”.
- generar tiempo y espacio para poder escuchar y atender lo que el otro dice intentando que las fantasías, los “ruidos”, no generen conflictos absurdos.
- Practicar la estructura de mora: consiste en reflexionar un instante, ver qué le pasa al otro, pensar porqué nos dice lo que nos dice, contener al otro, contenerse, preguntarse en vez de preguntar o contestar enseguida.

* transferencia: ¿cómo nos relacionamos con el prójimo? Lo vemos en alguna de estas cuatro maneras diferentes:
• como
modelo, rival, auxiliar, objeto.
Como objeto podemos verlo como complementario, aprovechamos lo que él tiene y nosotros no, o de manera obsesiva, queremos poseerlo, anularlo, hacerlo parte nuestra. Pretendo que el otro haga lo que yo quiero, necesito, espero, deseo.

• mundo interno: Somos creadores de una realidad psíquica, personal, con roles inscriptos, modelos de conducta, etc. En esas representaciones existe la contradicción que a veces no queremos ver: celoso/celado en una misma persona en distintos lugares o situaciones, o por ejemplo, satisfacción/frustración como aquello que nos puede dar en diferentes momentos el ser amado.

El celoso, en situación de tercero excluído (fantaseada) duda de su existencia, siente que ni siquiera es percibido, que los otros (dos) disfrutan sin registrarlo.

• Dialéctica: nadie puede bañarse dos veces en un mismo río, porque el río y la persona han cambiado.(Heráclito) Lo único permanente es el cambio.
• Proponemos Sostener la esperanza y el optimismo en el saber que todo puede cambiarse. Y uno puede modificar el rol en el que ahora está instalado si se lo propone. El celoso debe hacerse cargo de sus propias falencias, y no proyectarlas en un supuesto rival o en su pareja.

• Proceso: El hombre es un ser en situación, no se trata del dilema: ser o no ser, estamos siendo, nos configuramos permanentemente, y el avance es en espiral, dos pasos adelante y uno atrás, y así sucesivamente.

• Discurso: el celado debe cambiar el “siento culpa por” y sustituirlo por el “tengo derecho a”.

• Vínculos:
• el otro es un ser social, no un individuo recortado. Al conocerlo entro en su ámbito de la conducta, en su mundo para enriquecerlo, no para coartarlo.
• en una relación de pareja hay una relación bicorporal pero tripersonal, porque están, él, ella, y el vínculo. ¿Nos interesa conservar este vínculo a los dos?


CONCLUSIONES

1) Los celos son un afecto o emoción inevitable, y nacen en el momento en el que alguien o algo interfiere e intenta romper aquella fantasía por la cual creemos ser Uno con el 0tro (la madre). Los celos pueden ser una reacción natural ante la posible pérdida de nuestra pareja. Lo que determinará que los celos sean patológicos o normales será su intensidad, la reacción que provoquen y el hecho de que se deban a una causa justificada o infundada.

2) La celopatía, enfermedad de celos, tiene su origen en la misma personalidad del celoso; es como si quedara fijado en la posición esquizoparanoide (Melanie Klein) dominado por el miedo al ataque y a la pérdida.

3) Los celos pueden ser el emergente de deseos de infidelidad proyectados en el otro/a.

4) La fascinación por el tercero es interpretado por Freud en algunos casos como una expresión de homosexualidad reprimida. Esto se debe a que nos identificamos con el rival o adversario, al cual también envidiamos y queremos sentir su placer, pero por otro lado también tenemos una identificación parcial o total con nuestra madre, y nos resuena su placer también.

5) Los celos son una señal de debilidad, y están relacionados con la falta de confianza en si mismo del sujeto celoso, cuya autoestima depende excesivamente de su pareja (recordemos a O. Fenichel cuando se refiere a la provisión fundamental de suministros narcisisticos del lactante por parte de su madre, y la sensación de peligro de muerte que surge de la suspensión de los mismos. A esto se refiere también Hugo Pisanelli en la entrevista de este mismo trabajo al calificar como vínculo de sobrevivencia el que se establece entre el bebé y la madre en sus primeros tiempos de vida.

6) El celoso patológico es aquel cuyo accionar movido por los celos hace sentir a él y a su pareja, que desciende la calidad de vida de ambos, o sea que la existencia de la pareja deja de ser un ámbito de comedia para pasar a ser una tragedia diaria.

7) La envidia es querer tener, los celos son un querer retener; las entrevistas realizadas coinciden en que el tipo de relación que el bebé establezca con la madre y la forma en que tramite en su psíquis las sensaciones de plenitud y de abandono, son la plataforma fundamental para la crianza de un celoso voraz o no.

8) La angustia y la desesperación del celoso surgen del querer inútilmente controlarlo todo, y la impotencia que sufre al descubrir que es imposible. Siempre habrá un factor externo intentando interaccionar con el objeto de deseo que lo desvela y que cree propio.

9) Su alivio sobrevendrá al entender que puede prescindir de ese objeto de deseo y seguir viviendo o cambiarlo por otro, y que nadie ni nada podrá satisfacerlo totalmente.

10) El rival puede ser un mediador, un motor pulsional del deseo, cuando el celoso necesita la aparición de ese tercero para poder desear al objeto.

11) Los celos es un tipo de emoción y la Psicología Social en este sentido dice que puede funcionar como un mecanismo de defensa y de protección de la estabilidad de las parejas. Con un exceso de celos, entras en el campo de la patología, el otro extremo seria la indiferencia que también tendría consecuencias negativas, o sea que un mínimo manejo de emociones de celo ayuda a mantener a la pareja viva

12) La función de la cura o alivio del celoso que sufre y hace sufrir a su pareja en un grupo de reflexión u autoayuda consiste en hacerle reconocer que él y el coordinador no hacen UNO. También desactivar la fantasía de que nuestro objeto de deseo es necesariamente objeto de deseo de otro imaginario que pugna por quitárnoslo. Contener esos estados de ansiedad extrema en los que incurre el celoso, y reflexionar sobre la altísima dependencia afectiva hacia el 0tro. Ah, y divertirnos un poco, desdramatizar, reirnos de nosotros mismos, y comprender que si siempre sospechamos que nos van a dejar por otro, dejamos de ver que es posible que nos dejen por nosotros mismos.





***********





luisbuero@tutopia.com
bueroluis@hotmail.com

Luis Buero - guionista, periodista, docente




DOCENTE EN UNIVERSIDAD DE MORON - GUION Y FILMACION II (* LICENCIATURA EN PUBLICIDAD * DISEÑO EN COMUNICAC.AUDIOV.) - ESTRUCTURAS DE LA PROGRAMACION DE TV Y RADIO - TRABAJO DE CAMPO - TRABAJO DE DIPLOMA (* LICENCIAT. EN PROD. Y DIR. TV/RADIO) * UNIVERSIDAD DE BELGRANO - TECNICAS EN REDACCION DE GUIONES (* LIC. EN PROD. Y DIR.TV Y RADIO) ISER - GENEROS TELEVISIVOS Y RADIALES (CARRERA PROD. Y DIR. TV. Y RADIO) APTRA - redacción de guiones televisivos y radiales

Algunas obras:

Televisivas: * La Familia Benvenuto (Comedia, TELEFE, 1991-1995) * Comunicado Pop (Magazine juvenil, ATC, 1997) * Un Milagro de Cristo en la Quebrada (Documental, CANAL 2, San Luis, 1994) * El Laboratorio del Dr. Pipeta (Sketches comicos infantiles educativos, TV QUALITY, 1999) * Colaboracion autoral en Los Rodriguez (Sketches comicos, TELEFE, Junio 1998) y en Señoras sin Señores (Sitcom de media hora diaria TELEFE, Octubre 1998).

Colaboración autoral como guionista:

Familia Tipo (comedia de animación, tipo los simpsons, arg.)www.berniac.com.

productora GEO IMAGEN (Santiago de Chile) 2003

Radiales: * El Tiempo que Viene (Periodistico, FM Comunidad, 1996).

Politikon, sketches humorísticos, conductora ROSARIO LUFRANO, radio américa, 2004

Literarias: * Principes y Medias Lunas (1971) * Cuentodisea (1975) * El Ultimo Otoño (1982) * Historia de la Televisión Argentina Contada por sus Protagonistas 1951/96 (Universidad de Moron, 1999 ,distribuye Librería La Crujía, Ayacucho y Tucumán-Cap:) ) Obtuvo Faja de Honor de la S.A.D.E. (1983) Mencion Especial Ceremonia de entrega de MARTIN FIERRO 99 (Por el libro "Historia de la Television..."). * Hablan los autores (Quaderns Digitals, Valencia, 2002, página digital).



Periodísticas: Diarios: La Nación - Clarín (Calles de Bs. As.) - La Voz del Interior (Córdoba) - La Prensa - Tiempo Argentino - La Razón - Época (Corrientes) - Norte (Chaco)- La Mañana Regional (Daireaux)-La Huella (San Martín) - El Diario de la Mañana (Escobar) - El Fundador ( V.Gesell) - Publimetro - El Sureño (T.del fuego)- Amanecer (Navarro)- La Opinión Austral (Santa Cruz)-El Tribuno (Salta) -Cambio 16 (España), etc. Revistas: Flash - Uno Mismo - Cosmopolitan - Nuestra - Clarín Viva - Autoclub - Sex Humor - Para Ti - Luna - Todo es Historia - Magazín Semanal - Clarín Ciudad Digital-Leedor. com (internet) - Página Digital (internet) - Mujerweb.com (internet)- Aglia.com (internet), Sensibles Del Sur (Bariloche/internet), Los Andes On-Line (Mendoza) , Democracia on -line(Córdoba), El Cordillerano (Bariloche)- Pergamino Virtual. etc



Discograficas: * Para Mama, Actor Hugo Arana (RCA VICTOR, 1976)



Cursos y seminarios dictados: Facultad de Filosofia y Letras U.B.A. - Facultad de Ciencias Exactas y Naturales U.N. (Cordoba) - Circulo de la Prensa (de Rosario) - Carolina Cable Color (de San Luis) - Canal 3 de Santa Rosa (La Pampa) - Circulo de Prensa de Rafaela - Sindicato Argentino de TV Capital y Filial Santa Fe - Canal 10 de Cordoba - Asociacion de Periodistas de la Television y Radiofonia Argentinas - Escuela Superior de Periodismo - Tea Imagen - Asociacion Argentina de Actores - Centro Cultural Borges - Universidad nacional de Villa Maria (Cordoba) - Centro de Trabajadores Argentinos (Docentes de la Rioja) - Centro de Estudios Sociales (Cordoba), Universidad de Ciencias Sociales y Empresariales- Universidad Austral - Corporación Escuela Nuevo Cine Latinoamericano (Colombia).


 

 

Gentileza::   luisbuero [ luisbuero@tutopia.com ]

paginadigital


Ir al principio,
Noticias, opinión, política, derechos humanos, movimientos sociales, informes, latinoamerica
 
 
 
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>

La historia del pueblo judío Un unico Dios La historia del pueblo judío. El motivo de ser del pueblo elegido.
La tarea trascendental del pueblo elegido. Las políticas de la Iglesia Católica. El fin del politeísmo.
El hilo conductor jamás revelado de uno de los libros más leídos y tal vez  menos comprendidos:
La Biblia.
BAJE EL LIBRO SIN COSTO
<h1>Taller literario</h1>
 

Diseño web
Optimización y posicionamiento

Clic Aquí

  Notas & Artículos
Educación
Noticias & Opiniones
Cartas de navegantes (opiniones)
El amasijo
Charlas sobre Arte
Entrevistas a artistas plásticos
Tecnología y ciencia
Teatro
Lectura y Textos
Artículos y boletines literarios
Temas varios
Entrevistas
Chistes
Columnas para sonreír
Reflexión
Biografías



imagen y ceremonial
articulos de tapiceria
bible secrets
el genesis y la ciencia
paisajistas capital
kindle biblia
spots embutidos
secretos de la Biblia
colegio de traductores e interpretes
exposiciones de arte
Guantes de latex
amparo jubilaciones extranjeras
Eutonía
un unico dios
soldadura de fundicion
cursos de ingles
libros digitales
servicios de jubilacion y pension
conferencias
genesis and science
postres sin gluten
paisajismo de jardines
mantenimiento de media potencia
hoteles en san rafael mendoza
creacionismo
CTP Computer to plate
estudio de la Biblia
Spanish lessons in Buenos Aires
Racks y estanterias metalicas
Abogados de familia
 

© Copyright 1999-2010 Paginadigital®. - Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados  




|Pon a paginadigital en tu sitio | Sugiere esta página a un amigo | Responsabilidad |
 info@paginadigital.com.ar
   |  Ayuda |

Web diseñado y producido por paginadigital®, Copyright 1999 - 20151, todos los derechos reservados. Los nombres e íconos de: paginadigital, Kids, art, pinturas, grabados, dibujos, objetos. Todos los derechos reservados. Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados | Términos y condiciones

| Home | Cursos y talleres | Servicios de Internet |Agenda de Ferias y Exposiciones | Exposiciones de arte y galerías | Becas, maestrias y posgrados | Programación de teatro, cartelera | Centros culturales | Concursos de pintura, literatura, arte, video, television, tv, teatro, casting | | Conferencias, seminarios, jornadas | cartelera de cine, tv, fotografía | Música, recitales, bandas, música clásica | Libreria, venta de textos y libros | Museos | Coros, operas, conciertos | Noticias, notas y artículos | Música de tango, cena show | Textos, poesía, prosa, cuentos, poemas | Solidaridad | Tarot, astrología | Mapa del sitio | Foro | Not | Cart | Salas | Tel | Taller | Taller literario | Enlaces útiles