paginadigital logo

Mi Buenos Aires Querido (Donde se habla de nostalgia y realidad)- Por: John Argerich
 

 | LITERATURA | CONFERENCIAS |  EXPOSICIONES | 

 
 
   

Home

Colegios

Universidades

Guía Comercio

Industria

Clases

Cursos

Seminarios

Eventos

Arte

Exposiciones

Galería de Arte

Literatura

Textos

Cine

Teatro

Música

Música Clásica

Teatro

Cine, TV, Video

Noticias

Artículos

Museos

C. Culturales

Concursos

Carreras

Becas

Posgrados

Taller literario

Servicios de Internet

Solidaria

Profesionales

Librería

Lectura - Textos

Foro de discusión

Links

Mapa del sitio

El amasijo

Coloquio de un martes 13

            (Donde se habla del día de la yeta, y otras yerbas que asustan al más pintáu)

Por: John Argerich


 


Las viejas siempre se sintieron con derecho de decir "piola, pibe", señalando con lujo de detalles todo lo que debés hacer o dejar de hacer. O sea, un debut de consejero espiritual al puro prepo. Como si los años certificaran al bocho triunfador. Lo que niego rotundamente, porque si bien las canas acusan abultado pirulaje en la mochila del usuario, también se puede haberlas vivido al dope, y entonces todo es blablabla. Y lo digo con conocimiento, porque hoy, 13 de junio, al afeitarme me rebané un cacho de oreja, en cuyas circunstancias, luego de la monumental puteada que es de estilo, me volvieron al mate los consejos de doña Juana. Una vecina que siempre andaba con un pañuelo negro en el marote, y medias de igual color. Arrugadita como pasa de uva, la pobre, pero con más labia que vendedor ambulante en día domingo. Como uno que hace pocos días amenizó mi viaje a Constitución en el colectivo 60.
-Señoras y señores, tengan ustedes muy buenas tardes -decía el loco- Esta es una promoción de "Casa Don Pepe" para sus afamados cuchillos de cocina marca "El pucho". Dos por tres pesos, y si no cortan bien, sirven como serrucho.
Perorata que, más allá de su aparente vacío intelectual, activaba la propensión a consumir, como dicen los contadores, así la gente no pesca una sota y los pueden nombrar ministros.
-¡Ajá! -contesta el auditorio, asintiendo con un gesto de suficiencia.
Pero no por sólidas convicciones keynesianas, sino para no pasarla de bestia. Y ya sabemos el resultado: "Quien calla, concede", enseña el refrán.
-Sí, juro.
Pero no nos vayamos para el lado de los tomates, que estábamos hablando de otra cosa. O sea que en este mundo no todo lo que brilla es oro, así que a pesar de su éxito comercial, poca sombra echaban las palabras de ese charlatán sobre los versos de doña Juana. Craneados cuando los duendes cazaban perdices, por algún poeta anónimo antepasado suyo, capaz, La época de Maria Castaña, para aclarar el conceto. Y como todo pensador de envergadura, ella tenía sus temas favoritos.
En día martes,
no te cases ni te embarques,
ni de tu casa te apartes
-decía una estrofa, que subrayaba con
premonitora autoridad.
Porque por más descreído que sea uno, cualquiera que haya gambeteado un cachito el empedrado sabe que algunas cosas sientan mal. Encontrar un gato negro debajo de la escalera del pintor, por ejemplo. O lo que es peor, pasar debajo de ella justito en el momento de cambiar baldes. Otro fato muy fulero es levantarse de la catrera afirmando primero la pata izquierda en la tierra que nos vio nacer. Sin hablar de tirar sal, y no recoger un cacho para echarlo rápidamente sobre el hombro, sin mirar atrás.
-¿Por qué me tirás sal en el helado de chocolate, boludo? -dijo, fulo, un vecino de otra mesa, pateándome la silla- Si querés joda, vamo afuera, así te cago a casote, y tienen que juntarte con cucharita, casi más.
El horno no estaba pa' bollos, y siguieron muchas aclaraciones. Que disculpe porque fue un error. Que no lo hice para arruinarle el postre, sino para romper la yeta. Que si es así, no te calentés, son cosas de la vida. Que le pago otro helado, vea. Que bueno, pero me gusta más la frutilla. Que ¿era de uno cincuenta? Que abrí bien los ojos, y no me laburés de chicato. Que de tres pesos, entonces. Que ahora me voy, porque tengo que ir del club. Que ¿vas a verlo a Huracán? Que todos soñamos con el ascenso a primera, don. Que el mundo es chico, che, yo también soy hincha del Globo. Que venga un abrazo, entonces. Que si, que claro, pero hacele poner un cachito de fruta natural, pa' festejar, ya que estamo.
-Buen provecho, entonces.
-Feliz digestión.
En fin, un altercado que terminó sin pasar por la Seccional, porque en mi tierra somos todo corazón, como dijo el General. Una tradición más vieja que el malevaje, cuando las diferencias opinativas poco escorchaban al grito de "¡Araca la cana, que viene el botón!" Y la gente se tomaba el pire como rata por tirante, dejando atrás cualquier diferencia opinativa de tipo circunstancial.
-¡Cuando te chape te rompo la jeta, por laburarme a la percanta!
-Es la percha, Negro...
-¡Rajá atorrante, que esta vuelta te salvó el gong!
Ya ven el toletole que puede armarse por algo tan buseca como es tirar un cacho de sal al suelo. Doña Juana tenía razón, advirtiéndolo. Imagínense entonces los peligros que acecharán al que se corta el pelo un día martes. Los peluqueros tratan de engrupirlo con una sonrisa Kolynos, por la mosca, nada más. Porque en lo íntimo de su conciencia llevan la carga de una maldición profesional. Cortar se puede, pero es peligroso hacerlo sin cumplir ciertas condiciones. Más que nada invocar al santo patrón del gremio cuando cada cliente se despatarra en el trono. Patronazgo que se había ganado en buena ley un fraile llamado Pepe López, en la vida secular. Parece que el cura cierto día fue del fígaro para hacerse la tonsura, como era la moda entonces. Y vista la pedología olímpica que portaba dicho artista, su cliente terminó con el mate hecho una bola de billar. Desde entonces empezaron a llamarlo "padre Calvo", y subió a los cielos con su nuevo nombre sacramental. San Calvo, protector de peluqueros, dentistas y borrachos, para servir a Dios, nuestro Señor.
Los casados en día martes también la pasan mal. Especialmente ahora que en muchos países está bien visto contraer nupcias "pan con pan", o sea tomando como pareja a alguien del mismo sexo. Pero en los registros civiles no falta nunca algún chaucha que enreda las cosas. Problemas que trae la corrupción, como veremos. Tal es el caso de un pueblo asturiano de cuyo nombre no quiero acordarme, donde todos los nombramientos debía ser dispuestos por el caudillo político local.
-Me interesa ese puesto de juez, don Antonio.
-¿Has pagado la contribución al Partido?
-Si, claro, como todo ciudadano decente.
-¿Y tienes experiencia profesional?
-Arbitro de fútbol, nomás, porque soy analfabeto.
-A escribir se aprende. Ponte con trescientos euros y el cargo es tuyo, Manuel.
Así tomó posesión de su empleo, el nuevo magistrado. Claro que resultaba difícil desempeñarse, porque su aversión por las letras era un secreto bien guardado. Y de pronto apareció un señor que había agarrado a su hija entreverada sospechosamente en el granero, con un peón de albañil.
-Cásemelos, excelencia, y le haré un buen regalo. Ese gamberro se niega a formalizar, pero lo traeré con una pistola en la nuca, si hace falta.
-Vengan el martes a las nueve de la mañana, cuando aún no ha llegado nadie -dijo el juez.
Y cuando fue hora de lavar el mancillado honor, era cosa de no crear problemas. Así que los participantes llenaron un formulario con la boca cerrada, consignando sus datos personales. Luego el magistrado copió los nombres como pudo, pasándolos al acta matrimonial.
-Firme aquí -dijo el juez.
-Vd. aquí.
-Os declaro marido y mujer.
Las cosas se complicaron cuando la pareja quiso abrir una cuenta bancaria, porque viendo las curvas que portaba esa señora, los burócratas no querían dejarla firmar.
-¡Qué asunto raro!¡Llamen a la Guardia Civil! -tronó el gerente.
Así fue como los arrumacos empezados entre doradas espigas, acabaron en las penumbras de un calabozo. Pero la verdad siempre prevalece, y pronto se aclaró esta intriga. El juez había confundido los nombres de la novia, María Sin Pecado Concebida, con el de su señor papá. Y colocado éste último donde decía "datos de la esposa", don José de Ortega y Miraflores terminó casado oficialmente con ese canalla del albañil.
-Adiós, don Pepe, saludos a su marido -decían los conocidos del bar.
La noticia salió en todos los diarios, que informaban con pasión periodística sobre el primer matrimonio gay celebrado en el pueblo. Ya vemos lo que puede ocurrir por casarse un día martes, día en que seguramente también se hundió el Titanic. Pero todos los meses tienen una constante. Después del doce llega el día trece, reconocido mundialmente como día de la yeta. Entonces la mano viene bruta, y si encima cae en martes, más mejor cuidarse bien.

THE END



Copyright: John Argerich, 2005
johnargerich@malmo2.net
All rights reserved.

La serie quincenal "El amasijo" se publica regularmente en 31 medios de 9 países.

paginadigital


Ir al principio,
Noticias, opinión, política, derechos humanos, movimientos sociales, informes, latinoamerica
 
 
 
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>

La explicacion del Genesis Un unico Dios El Génesis al fin resuelto. La explicación científica del relato bíblico de la Creación. Del texto poético a la comparación astronómica. ¿De que hablan los dos relatos de la Creación de La Biblia? En el relato existe un observador, quién narra lo que observa. Y una ubicación muy precisa desde donde observa.
BAJE EL LIBRO SIN COSTO
<h1>Taller literario</h1>
 

Diseño web
Optimización y posicionamiento

Clic Aquí

  Notas & Artículos
Educación
Noticias & Opiniones
Cartas de navegantes (opiniones)
El amasijo
Charlas sobre Arte
Entrevistas a artistas plásticos
Tecnología y ciencia
Teatro
Lectura y Textos
Artículos y boletines literarios
Temas varios
Entrevistas
Chistes
Columnas para sonreír
Reflexión
Biografías



abogados de reajustes de jubilaciones
creacionistas
Auto ayuda y alimentacion sana
libros en epub
imagen y ceremonial
lamparas de pie
Alquiler de pasarelas
Bombas de vacio
Vasos plasticos
sacrificar gatos
el genesis y el big bang
Cirugia plastica y estetica
fabricacion de tableros
Matriceria en epoxi
alberto canen
Racks y estanterias metalicas
abogados de marcas
abogados laborales
reparacion de gruas
genesis and bible study
estudio de la Biblia
venta de tapas de cilindro
telas de tapiceria
fabrica de uniformes escolares
ebooks de la biblia
importador de pilas
libros digitales
Bombas de vacio
Armarios y archivos
eutanasia de perros y gatos
 

© Copyright 1999-2010 Paginadigital®. - Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados  




|Pon a paginadigital en tu sitio | Sugiere esta página a un amigo | Responsabilidad |
 info@paginadigital.com.ar
   |  Ayuda |

Web diseñado y producido por paginadigital®, Copyright 1999 - 20151, todos los derechos reservados. Los nombres e íconos de: paginadigital, Kids, art, pinturas, grabados, dibujos, objetos. Todos los derechos reservados. Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados | Términos y condiciones

| Home | Cursos y talleres | Servicios de Internet |Agenda de Ferias y Exposiciones | Exposiciones de arte y galerías | Becas, maestrias y posgrados | Programación de teatro, cartelera | Centros culturales | Concursos de pintura, literatura, arte, video, television, tv, teatro, casting | | Conferencias, seminarios, jornadas | cartelera de cine, tv, fotografía | Música, recitales, bandas, música clásica | Libreria, venta de textos y libros | Museos | Coros, operas, conciertos | Noticias, notas y artículos | Música de tango, cena show | Textos, poesía, prosa, cuentos, poemas | Solidaridad | Tarot, astrología | Mapa del sitio | Foro | Not | Cart | Salas | Tel | Taller | Taller literario | Enlaces útiles