Jugando con siete errores (Donde se habla de ni una ni dau), Por: John Argerich.- 16/3/04
Artículos

Notas relacionadas


Educación
Cartas de Navegantes
Tecnología
Teatro
Librería

El amasijo

JUGANDO CON SIETE ERRORES
(Donde se habla de ni una ni dau)

Por: John Argerich

  Imprimir  

La vida es generosa en diferencias, cuya constatación conoce muchos grados de calentura. Porque hay distintos tipos de observadores. Unos son benevolentes, como el francés que resumió sus impresiones de París en primavera con una frase inmortal: "¡Vive la diference!". Pero también hay otras yerbas. En un extremo está el fraile Torquemada, implacable censor que fósforo en mano, no dejaba pasar renuncio. "¡A la hoguera!" fue su frase favorita, y Vd. puede imaginarse las pulgas que calzaba. En la otra punta se encuentra el testigo indiferente que inventó la filosofía capitalista diciendo "¡Lessez passer!", cuando los garcas de Wall Street reventaban al sufrido laburante. Y entre ambos extremos, hay una amplia gama de árbitros aficionados, de juicio impredecible. Unos se inclinan al detallismo, otros ni fú ni fá. Como un juego pendular entre "¡Pará la mano, Negro!" y "¿A mí, qué carajo me importa, che?" Tesis y antítesis cuya síntesis dialéctica fue el juego de los siete errores, que de pibe monopolizaba mis mejores empeños. Y todas las tardes, no bien aparecía "La Razón" por abajo de la puerta, mi hermano y yo nos abalanzábamos sobre el periódico, birome en bandolera. Entonces daba comienzo la justa cotidiana. Abríamos el diario en la última página, y era preciso encontrar los yerros antes que la voz cantante de nuestra hermanita menor recitara diez veces unos versos infames inventados por nosotros en momentos de enfermiza inspiración.
Ni una ni dau,
ni trau ni clau.
-decía el engendro-
Cinceta purreta,
castela chiváu.
¡Vaya a saber qué ideas peregrinas evocaría en nuestras mentes infantiles ese fárrago de palabras huecas ordenadas con cadencia rítmica! Pero la tensión iba in crescendo al terminar cada estrofa. Por fin, resultaba ganador el más rápido, quien adquiría sobre su contrincante un derecho de vasallaje atroz. Humillarlo durante veinticuatro horas seguidas, llamándolo "chauchón". Afrenta que éste debía bancarse piola, hasta llegar el próximo número del diario. Cortando clavos por que la suerte perra cambiara de titular. Pero cuando invitábamos a los amigos, no todo era paz.
-¡Ti faccio la vendetta! -decía el Pirulo Bongiovanni cuando le iba mal.
Después, era mejor no cruzarse con él por la calle. Vivo aporte de la tolerancia meridional a nuestra cultura ciudadana. Mas como ocurre siempre, de tanto darle a la pensadora, nos fuimos otra vez al lado de los tomates. Yo quería comentarles otra cosa, la trascendencia del error ajeno. Porque hemos recibido quejas sobre los últimos "Amasijos".
-¿A quién, le ganás, che fanfa? -dijo un lector, cuando yo comenté que Buenos Aires se parecía a Nueva York.
-¡Aprendé a dibujar, marmota! -dijo otro, acusando que todos mis personajes tienen la misma cara.
Y como todos patean al caído, las críticas arreciaron.
-¡Escribí cosas más finas, boludo!
-¡Buscáte un dibujante en serio, che!
-¡Pínchese un ojo, don!
A pesar de ello, existe una verdad de a kilo: Todo tiene cara y ceca. "A mal tiempo buena facha", dice el refrán, así que yo decidí sacar tajada del despiole. O sea encontrar algun temita para el artículo de hoy, que me deje como un bocho respetuoso del pensamiento ajeno, aunque dicha especie patine rumbo al espacio, no bien toca mi azotea. "Seamos prácticos", pensé, porque llevando la crítica a terreno conocido, se gambetea de local. Y en aras de tan sensible empeño, me pasaron muchas ideas por el coco. La más grossa fue que no se puede ir contra la corriente. Así comencé a garabatear amasijos de terror, para que se ensañaran con ellos, haciéndolos sonar como arpas viejas. El bueno y el malo, el lindo y el feo, prueba evidente de que uno no es tan fanático como parece. De mesejante entrevero nació la versión digital del juego de los siete errores, que presentamos hoy. Pero hay un detalle. Uno ya anda casi reblán, para conformarse con llamar "chauchón" a quien pierda la justa. Por eso opté por inventar un sistema que, premiando el mérito crítico, reduzca las puteadas contra un servidor. He aquí dos dibujos, consistiendo el desafío en encontrar sus diferencias. Tal esfuerzo será retribuído con ocho grandes premios ocho, cuyo detalle reseñamos a continuación:
Siete errores: Un formulario gratuito, para suscribirse a esta página por un año, a tarifa normal.
Seis errores: Tres hurras, dadas de pié por todo el personal de nuestra redacción.
Cinco errores: Dos hurras nomás, y sin el dire.
Cuatro errores: Un recuerdo en las plegarias vespertinas del autor.
Tres errores: Tarjeta de presentación para la óptica "El buen vistazo".
Dos errores: Asociación vitalicia al Centro Escandinavo de Chicatos.
Un error: Orden de entrega por dos paquetes de "Aviváte" fuerte, en la farmacia vecina a su domicilio.
Ningún error: Diploma de globero.
Y recuerden que la duración de esta prueba, se mide repitiendo diez veces los versitos célebres que transcribí al comienzo. Sistema que si hasta ahora anduvo al pelo, no cambiaremos por berretín de figurar.
Ni una ni dau,
ni trau, ni clau.
Cinceta purreta,
castela chiváu.
Las participaciones deben ser enviadas a este medio informativo, marcando con buena letra en el sobre "Premio Amasijo al ojo agudo". ¡Buena suerte! 


THE END                      

                                                    

Copyright: John Argerich, 2003
 john.argerich@telia.com 

All rights reserved.

La serie quincenal "El amasijo" se publica regularmente en veintidos medios, de siete países, existiendo una versión en idioma inglés.

 




* **  * * 

Curriculum vitae clic aquí





paginadigital
 paginadigital


    

  Imprimir  


paginadigital

 

 

_____________

Eventos & Actividades
_____________

Cursos &
Talleres

_____________

Cartelera
Cines, Teatro

_____________

Exposiciones
de Arte

_____________

Librería
paginadigital

clic aquí

(AUI) Premios Anuales de la Asociación

© Copyright 1999-2010 Paginadigital®. - Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados  




|Pon a paginadigital en tu sitio | Sugiere esta página a un amigo | Responsabilidad |
 info@paginadigital.com.ar
   |  Ayuda |

Web diseñado y producido por paginadigital®, Copyright 1999 - 20151, todos los derechos reservados. Los nombres e íconos de: paginadigital, Kids, art, pinturas, grabados, dibujos, objetos. Todos los derechos reservados. Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados | Términos y condiciones

| Home | Cursos y talleres | Servicios de Internet |Agenda de Ferias y Exposiciones | Exposiciones de arte y galerías | Becas, maestrias y posgrados | Programación de teatro, cartelera | Centros culturales | Concursos de pintura, literatura, arte, video, television, tv, teatro, casting | | Conferencias, seminarios, jornadas | cartelera de cine, tv, fotografía | Música, recitales, bandas, música clásica | Libreria, venta de textos y libros | Museos | Coros, operas, conciertos | Noticias, notas y artículos | Música de tango, cena show | Textos, poesía, prosa, cuentos, poemas | Solidaridad | Tarot, astrología | Mapa del sitio | Foro | Not | Cart | Salas | Tel | Taller | Taller literario | Enlaces útiles