paginadigital logo

El pirulo 2005, (Donde se habla de proyectos y milongas, con que iriolas a triunfar). Por: John Argerich.- 30/12/04
 

 | LITERATURA | CONFERENCIAS |  EXPOSICIONES | 

 
 
   

Home

Colegios

Universidades

Guía Comercio

Industria

Clases

Cursos

Seminarios

Eventos

Arte

Exposiciones

Galería de Arte

Literatura

Textos

Cine

Teatro

Música

Música Clásica

Teatro

Cine, TV, Video

Noticias

Artículos

Museos

C. Culturales

Concursos

Carreras

Becas

Posgrados

Taller literario

Servicios de Internet

Solidaria

Profesionales

Librería

Lectura - Textos

Foro de discusión

Links

Mapa del sitio

El amasijo

EL PIRULO 05
(Donde se habla de proyectos y milongas,
con que iriolas a triunfar)

Por: John Argerich


 


Diciembre es un mes mágico. El de los sueños perfectistas, por encontrarle nombre. ¿Quién no se plantea en su transcurso alguna meta ideal? Verbigracia, desinteresarse por los avatares del vivir ajeno, no ir nunca más de timba, dejar tranqui a la vecina del 4º piso, o poner límite al horrendo vicio de fumar. Antes, para esas fechas, yo siempre me proponía objetivos formidables, a obtener por puro arte de magia. Y la última campanada del 31 era como haber logrado un primer triunfo. La largada, cuando todos los burros salen echando diablos, con sus titulares seguros de que esta vuelta se les da.
Después, mientras enero seguía su inevitable curso, iba descubriendo lo quimérico de mi ilusión. Pero trauma tan común no quema a nadie, y dicho proceso es de reincidencia estacional. Cierto año me propuse mejorar mi sucio lenguaje. Porque a veces me reviro y largo unos ajos y cebollas que dejan pasmado al oyente más suelto de lengua.
-¡Basta ya de interjecciones y de epítetos mal avenidos con las buenas costumbres! -dije, mostrando tal convicción que nadie hubiera osado ponerla en duda.
Y ya saboreaba mis primeros triunfos, cuando una tarde regresé a casa, para encontrarme con los pibes mayorcitos en pleno duelo grecorromano con anexo verbal.
-¡Sos un cafisho mal parido, un garca y un infeliz!
-¡Te rompo la jeta, boludo!
Yo me puse histérico con la agresividad del léxico que empleaban, y los separé a empujones, sin más trámite. Situación en que prima la raigambre emocional.
-¡No digan malas palabras, carajo! -exclamé, indignado.
La intervención dio sus frutos, porque esa vuelta la cosa no pasó del susto. Los pendes quedaron medio abollados, es bien cierto, más por mi pacifismo, que debido a méritos propios. Pero a la larga, las piñas tuvieron un efecto mucho más traumático que eso. Porque los moretones se van en tres o cuatro días. Las desilusiones no. Mi reacción reveló que aquellos sueños de discurso fino eran solamente un berretín findeañero más. Para decirlo clarito, está el refrán. Es al ñudo que te fajen, si naciste barrigón.
La experiencia fue traumática, más no piense usted que esto me pasa solamente a mí. Ocurre hasta en las mejores familias, como inmediatamente demostraré.
-¿Puedo junar un cachito? -le dije al bizco Flores, manoteando el telescopio.
-¡Rajá, que están en lo más lindo, che!
A la final, conseguí sobornarlo con tres fasos importados, que en aquella época daban estatus de oligarca. Y ese loco tenía su secretito, nomás: El show era un despelote. Porque cruzando la plaza, justo frente a la ventana de su pieza, estaban las duchas del colegio Santa Inés. Fina institución en que adquirían cultura las niñas más representativas de nuestra sociedad. Dicho en otras palabras, donde tras su hora de gimnasia se refresca el minaje mejor carrozado del Mercosur. Y en eso estábamos, semblanteando contentísimos la concurrencia, cuando se abrió la puerta que da al comedor. Entonces apareció un convidado de piedra. El doctor Flores en persona, famoso matasanos y papá de mi anfitrión. Despeinado, barbudo, y en calzoncillos largos. Un energúmeno rojizo y resoplante, para abreviar.
-¡Fumando otra vez, y con el telescopio en la ventana, desgraciado! -dijo- ¡Ya estoy harto de que me llamen las monjas, para quejarse! Y vos habías prometido corregirte este año, para que no te dejara sin guita. ¿Te acordás?
¡Pobre Bizcocho! Lo reventaron a bifes, y yo me salvé de cobrar, porque estaba en un rincón de poca luz. Eventos que ratifican la peligrosidad de prometer cosas imposibles para el año que viene. Una costumbre con vocación suicida, si vamos a ser francos, pues nada cambia por arrancar otra hoja del almanaque. Y si lo dicho aún no alcanzara, fíjense qué mal debut tuvo para Carlitos Debussy el 1 de enero de 2003. Un tarambana, es bien cierto, pero en lo más íntimo, chango de corazón.
Desde chico se ganaba la vida por medios insólitos, porque llevaba la libre empresa en el fondo del corazón. Como cuando organizó dos bailes a favor de la Juventud Indigente del Mercosur. Una entidad que lo tenía como presidente, tesorero y único beneficiario, por su crónica insolvencia. Pero al loco no le faltaba facilidad de palabra, y con un verso tupido, cayeron muchos giles. Más que nada porque el cartel de acceso al salón era una verdadera carnada, para los tiempos que corren: "Entrada gratis". Una trampa muy sutil, pues nadie pensó que quien entra, debe salir. ¡Prudente deducción! Sea como fuere, al dorso de ese letrero, modelo de hospitalidad porteña, estaba la contraflor.
"Salida $ 2.50. Se aceptan tarjetas", decía.
Una receta infalible, porque nunca falta el gil que sale de la milonga escoltando a algún budín y, para defender la imagen, garpa sin decir "mu". Otra prueba de que el mango ayuda, sin ser la felicidad. Claro que después de la noche negra, llega un nuevo amanecer.
-¡Yo te viá dar, desgraciado! -explotó al día siguiente un urso, mientras sujetaba a Carlitos Debussy por las solapas- ¡Devolveme la mosca que me afanaste, o te amasijo!
El aludido evaluó proporciones, y viendo la facha del agraviado, llegó a la conclusión de que era mejor negociar.
-Para satisfacer tu reclamo, preciso facilidades de pago -repuso.
El diálogo parecía encaminarse a una solución equitativa.
-¿Hasta cuándo? -preguntó el grandote, un poco más tranquilo.
-Hasta el año que viene.
Y estaban en diciembre.
-Siendo así...
-¡Venga un abrazo, olvidando agravios, che!
Mi amigo ignoraba cómo salir del pantano, porque las demandas fueron muchas. Y apenas se calmaba un solicitante, aparecían nuevos damnificados. Todos con la misma cantilena desde el vamos.
-¡Sos un garca, Carlitos!
-¡Me jodiste, che!
-¡Formá, o te mato...!
Pero estaban en el mes de los sueños, cuando todo promete arreglarse solo. Y uno se entierra en un mundo fantástico, desbordando felicidad. Total, después del 31 la guita va a sobrar.
-¡Ya llega otro año! -decimos, como si ese no hubiera sido siempre un acontecimiento inevitable, de terca repetición cada 365 días.
Es que en diciembre el pirulo en ciernes parece una dimensión lejana, y por más pesimista que sea el candidato, viene cargado de esperanza. Cosa de prenderle una vela a San Genaro, decían los genoveses. Y poniéndole música a la idea, recuerdo aquellas coplas famosas, de cuando los muchachos no usaban gomina. La juventud que ya añoramos, el tiempo de Ñaupa, un decir.
"Por cuatro días locos,
que vamos a vivir,
por cuatro días locos,
te tenés que divertir..."
Y hasta aquí llegó mi amor, compañeros, frente a otro año calendario de insoportable amasijo. En que nos han llamado de todo, hasta pornógrafos. Mala suerte, cabalgamos... ¡Que lo dicho durante veinticuatro quincenas con empeño digno de mejor causa, les haya sido leve! En 2005 volveremos a encontrarnos. Hasta entonces, dos palabras.
No se pasen en los brindis, piensen en el colesterol, cuidado con las curvas, y ojalá el año entrante alegre sus corazones. Un sincero recuerdo hacia quienes quedaron en la marcha, y más que nada lo tradicional para estas fechas: GOTT NYTT ÅR!
Que dicho sea en el huinca de mis mayores, se parece más a lo que estoy pensando: ¡FELIZ AÑO NUEVO, che!
 

THE END 

 

 

Copyright: John Argerich, 2003 

All rights reserved.

La serie quincenal "El amasijo" se publica regularmente en treinta medios, de nueve países, existiendo una versión en idioma inglés.

 




* **  * * 

Curriculum vitae clic aquí

 

paginadigital

Ir al principio,
Noticias, opinión, política, derechos humanos, movimientos sociales, informes, latinoamerica
 
 
 
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>

La historia del pueblo judío Un unico Dios La historia del pueblo judío. El motivo de ser del pueblo elegido.
La tarea trascendental del pueblo elegido. Las políticas de la Iglesia Católica. El fin del politeísmo.
El hilo conductor jamás revelado de uno de los libros más leídos y tal vez  menos comprendidos:
La Biblia.
BAJE EL LIBRO SIN COSTO
<h1>Taller literario</h1>
 

Diseño web
Optimización y posicionamiento

Clic Aquí

  Notas & Artículos
Educación
Noticias & Opiniones
Cartas de navegantes (opiniones)
El amasijo
Charlas sobre Arte
Entrevistas a artistas plásticos
Tecnología y ciencia
Teatro
Lectura y Textos
Artículos y boletines literarios
Temas varios
Entrevistas
Chistes
Columnas para sonreír
Reflexión
Biografías



la explicacion del genesis
impresion de fotos digitales
sacrificar perros
postres dieteticos
instalaciones de media potencia
secretos del la biblia
ebook free download scientific creationism
la creacion
pueblo elegido
rectificacion de motores
Spanish school in Buenos Aires
libros digitales
Hoteles en la selva
abogados de accidentes de transito
abogados penalistas
Cursos de imagen personal
el genesis
eutanasia de perros y gatos
tours en buenos aires
diseño inteligente
colegio de traductores de zona norte
el genesis y la ciencia
cursos de masaje chino tuei na
fabrica de muebles de cocina
ebooks kindle
estudio de arquitectura
la biblia
Diseño web
Acidos fosforicos
Cursos de medicina china
 

© Copyright 1999-2010 Paginadigital®. - Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados  




|Pon a paginadigital en tu sitio | Sugiere esta página a un amigo | Responsabilidad |
 info@paginadigital.com.ar
   |  Ayuda |

Web diseñado y producido por paginadigital®, Copyright 1999 - 20151, todos los derechos reservados. Los nombres e íconos de: paginadigital, Kids, art, pinturas, grabados, dibujos, objetos. Todos los derechos reservados. Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados | Términos y condiciones

| Home | Cursos y talleres | Servicios de Internet |Agenda de Ferias y Exposiciones | Exposiciones de arte y galerías | Becas, maestrias y posgrados | Programación de teatro, cartelera | Centros culturales | Concursos de pintura, literatura, arte, video, television, tv, teatro, casting | | Conferencias, seminarios, jornadas | cartelera de cine, tv, fotografía | Música, recitales, bandas, música clásica | Libreria, venta de textos y libros | Museos | Coros, operas, conciertos | Noticias, notas y artículos | Música de tango, cena show | Textos, poesía, prosa, cuentos, poemas | Solidaridad | Tarot, astrología | Mapa del sitio | Foro | Not | Cart | Salas | Tel | Taller | Taller literario | Enlaces útiles