paginadigital logo

Adriana Alfonso
 

 | LITERATURA | CONFERENCIAS |  EXPOSICIONES | 

 
 
   

Home

Colegios

Universidades

Guía Comercio

Industria

Clases

Cursos

Seminarios

Eventos

Arte

Exposiciones

Galería de Arte

Literatura

Textos

Cine

Teatro

Música

Música Clásica

Teatro

Cine, TV, Video

Noticias

Artículos

Museos

C. Culturales

Concursos

Carreras

Becas

Posgrados

Taller literario

Servicios de Internet

Solidaria

Profesionales

Librería

Lectura - Textos

Foro de discusión

Links

Mapa del sitio

Adriana Alfonso


 


Fiebre noctámbula.

La otra noche fui presa del desvelo. Eran las doce treinta y mi cuerpo no callaba. Estaba ya en la cama cuando el estómago hizo sentir su parloteo. Los párpados, saltaban cada tanto, atrapados por la embriaguez de la vigilia. En el silencio, hasta las pestañas podían crujir. El corazón , al galope de un potrillo desbocado, intentaba mimetizarse con el tic-tac del reloj en un inquieto ensamble, o viceversa. Un bostezo escapó de mi boca yendo directo hacia el cielorraso, llevándose algo de mí. Me acomodé hacia un costado y hacia otro, al derecho y al revés, probando tantos lados como la geometría espacial lo tuviera contemplado. Y comencé a rezar. Pero mis plegarias no espantaron al saqueador de mi sueño. Por lo que terminado mi rezo me incorporé. Como un monigote que recién se despierta, desperecé mis miembros en busca de un alivio para las tensiones. Fue entonces, cuando haciéndome eco de un llamado anónimo no tuve más remedio que volver a las hojas en blanco, dispuestas sobre el escritorio...
Sentada frente a la pila de papel virgen comencé diciendo, casi como un ruego, ¡Que llueva la lluvia de letras! ¡Que llueva, que llueva!
Me quedé no sé cuanto esperando el aguacero, diluvio que alivia la tierra quebrada, después de la sequía. Catarata de palabras apiladas, quizá, en el cuarto de atrás de la conciencia, o salpicadas en el éter esperando nacer, o quién sabe dónde o por qué...
Casi se me dormía la mano de tanto apretar la lapicera, cuando me vino la idea de revisar los rincones. Sacudí las mantas, levanté los almohadones del sofá, el felpudo de entrada y el del toilette. Hasta miré bajo la alfombra, dentro de los zapatos, en el florero de cristal y en mi alhajero, pero nada... A la sinfonía nocturna se le había agregado, ahora, un coro de grillos, bastante entonados y la cañería del baño de la vecina de al lado, que soñaba con ínfulas de turbina de avión a punto de despegar. Seguí en mi búsqueda, casi desenfrenada, por el armario de trastos viejos, y en eso me acordé del ropero. Acudí presurosa al gigantón de cedro viejo, creyendo hallar dentro un torrente que calmara mi sed, más al abrirlo y para mi decepción, no hallé ni una gota. Cuando estaba a punto de sentenciar con una maldición firme a la razón de mi desvelo, oí un inusitado ruido. Parecía que algo se movía sobre la repisa...
Me acerqué lentamente, tal vez por el susto. Para sorpresa de mis ojos, lo vi. Estaba ahí, temblando como una hoja el pobrecito. Era mi cuenco, donde a veces, suelo recostar alguna rosa. Esta vez, sólo tenía agua que, por el movimiento se expandía en sutiles ondas, bamboleando un par de pétalos olvidados, que flotaban como barquitos de papel a la deriva. Miré por todos lados y reinaba la quietud. Descarté, así, la idea de un terremoto. Sólo el cuenco, cubierto de sudor frío, se deshacía en un tembleque incontrolable.
¿Qué es esto? vociferé en la sombra de mi cuarto, casi exigiendo el estallido de una respuesta.
Hasta que de en medio de la nada, o como caída del cielo escuché su voz. El timbre masculino se ocultaba en la penumbra. Sin pensarlo, ni preguntar quien era, ni hasta dónde, me dispuse a retener las palabras del genio de mi cuenco. Transpirando gota a gota al compás de esa, su voz abandonada, ingresé, sin un porqué, al mar de sensaciones que se abría en mis entrañas. Como un carcelero atrapé su historia, a la que le puse nombre, cuyas letras vivas sacuden aun la palidez del papel...
Catarsis
Fue desde ese día , justo antes del amanecer, en que una mano se posó en mi hombro. Sentí su calor, más no vi a nadie... Luego, una ráfaga, que acariciando el velo de frente, sacudió con fuerza el cuenco donde habitan mis lágrimas. Y no sé cómo, y sin que pudiera hacer nada, una a una se me fueron escapando...
Como ladronas se llevaron mi congoja, prendidas a las alas del ángel. Huyeron por la hendija de la ventana del cuarto, dejándome vacío, sin penas, sin cuenco y sin lágrimas. Es desde entonces que sueño que soy otro. He nacido otra vez...
La voz, se extinguió en forma repentina, sin dejar un eco mísero ni rastro alguno. Permanecí en silencio por unos instantes, pero ya no volvió. Entonces, dejé descansar mi lapicera y me acerqué a la ventana. Abrí las hojas de par en par y una brisa veraniega penetró sacudiendo las cortinas. El aroma de los pinos cercanos refrescó mis pulmones acalorados. La luna, medalla de plata, encendía el paño de la noche. A esta altura, ya en estado de sosiego y antes de disponerme para el descanso, tomé al cuenco entre mis manos. A pesar de que ya se había aquietado, lo acuné por unos minutos, como una madre. Por último, con cuidado, lo coloqué frente al ventanal bajo la lumbre, dejando que la claridad del astro haga lo suyo, puesto que había escuchado alguna vez, que para estos casos de fiebre de origen desconocido, nada mejor que un baño de luna...

Adriana Ml. Alfonso

 

 

Gentileza:: Adriana Alfonso [ adrianet3@hotmail.com ]

paginadigital

Ir al principio,
Noticias, opinión, política, derechos humanos, movimientos sociales, informes, latinoamerica
 
 
 
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>

La explicacion del Genesis Un unico Dios El Génesis al fin resuelto. La explicación científica del relato bíblico de la Creación. Del texto poético a la comparación astronómica. ¿De que hablan los dos relatos de la Creación de La Biblia? En el relato existe un observador, quién narra lo que observa. Y una ubicación muy precisa desde donde observa.
BAJE EL LIBRO SIN COSTO
<h1>Taller literario</h1>
 

Diseño web
Optimización y posicionamiento

Clic Aquí

  Notas & Artículos
Educación
Noticias & Opiniones
Cartas de navegantes (opiniones)
El amasijo
Charlas sobre Arte
Entrevistas a artistas plásticos
Tecnología y ciencia
Teatro
Lectura y Textos
Artículos y boletines literarios
Temas varios
Entrevistas
Chistes
Columnas para sonreír
Reflexión
Biografías



kindle biblia
abogados de marcas
reactores industriales
ebooks de la biblia
soldadura de aluminio y fundicion
sacrificar perro
Cursos de imagen y ceremonial
el genesis y el origen de la vida
el genesis y la creacion del mundo
instalaciones de media potencia
Sitios web para pymes
abogados jubilaciones reajustes
Matriceria en epoxi
hablar ingles en poco tiempo
EL PORQUÉ DE LA CREACIÓN DEL PUEBLO JUDÍO
fabrica de uniformes para empresas
postres dieteticos
noticias de ciencia y tecnologia
telas de tapiceria
Alquiler de pasarelas
abogados de reajustes de jubilaciones
el genesis y la ciencia
libros en pdf
mudanzas en CABA
teoria del diseño inteligente
un unico dios
el genesis y la creacion del hombre
importador de articulos electronicos
alberto canen
cursos de ingles
 

© Copyright 1999-2010 Paginadigital®. - Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados  




|Pon a paginadigital en tu sitio | Sugiere esta página a un amigo | Responsabilidad |
 info@paginadigital.com.ar
   |  Ayuda |

Web diseñado y producido por paginadigital®, Copyright 1999 - 20151, todos los derechos reservados. Los nombres e íconos de: paginadigital, Kids, art, pinturas, grabados, dibujos, objetos. Todos los derechos reservados. Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados | Términos y condiciones

| Home | Cursos y talleres | Servicios de Internet |Agenda de Ferias y Exposiciones | Exposiciones de arte y galerías | Becas, maestrias y posgrados | Programación de teatro, cartelera | Centros culturales | Concursos de pintura, literatura, arte, video, television, tv, teatro, casting | | Conferencias, seminarios, jornadas | cartelera de cine, tv, fotografía | Música, recitales, bandas, música clásica | Libreria, venta de textos y libros | Museos | Coros, operas, conciertos | Noticias, notas y artículos | Música de tango, cena show | Textos, poesía, prosa, cuentos, poemas | Solidaridad | Tarot, astrología | Mapa del sitio | Foro | Not | Cart | Salas | Tel | Taller | Taller literario | Enlaces útiles