paginadigital logo

El descubrimiento de Europa (Donde se habla de la historia contada al vesre)
 

 | LITERATURA | CONFERENCIAS |  EXPOSICIONES | 

 
 
   

Home

Colegios

Universidades

Guía Comercio

Industria

Clases

Cursos

Seminarios

Eventos

Arte

Exposiciones

Galería de Arte

Literatura

Textos

Cine

Teatro

Música

Música Clásica

Teatro

Cine, TV, Video

Noticias

Artículos

Museos

C. Culturales

Concursos

Carreras

Becas

Posgrados

Taller literario

Servicios de Internet

Solidaria

Profesionales

Librería

Lectura - Textos

Foro de discusión

Links

Mapa del sitio

El amasijo

EL DESCUBRIMIENTO DE EUROPA
(Donde se habla de la historia contada al vesre)

Por: John Argerich


 



12 de Octubre de 1492. El vigía de la carabela se restregó los ojos una y otra vez. Aburrido de tanto escudriñar el horizonte en la tiniebla del amanecer. Pero aquello no era un sueño de verano. Sobre el horizonte había una línea tenue pero nítida, de color verde claro. ¡Tierra al fin, luego de tanto navegar! Entonces se llevó ambas manos a la boca, y haciendo de ellas bocina, gritó con alma y vida:
-¡América...! ¡América...! ¡Despiértense, muchachos, así nos tomamos unas copitas, que la descubrimos, nomás!
Colón, como era madrugador, estaba lavándose los dientes. Y al oírlo escupió de costado, para salir como tiro hacia cubierta. Aunque vistiendo pijama a cuadros, con las chuzas enmarañadas y sin afeitar, mal pareciera almirante de la Mar Océano. Pero el hábito no hace al monje, ni los privilegios otorgados mediante gracia real se pierden por andar en camiseta. Visto lo cual, exclamó:
-¡San Salvador! ¡Ahora me forro bien sin que se entere Impositiva, vendiéndoles chucherías importadas a los indígenas!
Frase que, salvo recortes afines a la buena imagen, ha pasado a la historia. Y aquella santa invocación dio nombre occidental y cristiano al islote, despojándolo de su sabor silvestre. Un paraíso sin curas, ratas ni comerciantes, como era. Mas, con el andar del tiempo se vuelve a las raíces. O sea los negocios en negro, que primero atrajeron los piratas de Tortuga y luego a la maffia de Nueva York. Así terminó surgiendo el Commonwealth of Bahamas, país libre de impuestos y derechos de aduana. Otro paraíso, aunque fiscal esta vez. O sea un juego de revancha contra el maldito europeo, por perder su identidad. Mas luego de analizar la historia volvamos al principio, que estábamos relatando.
-Bajad las chalupas, ¡vive Dios! -dijo un ex carterista, que estaba entre lo mejorcito del elenco descubridor.
-Mande osté...
Y tras bogar sobre las olas, los conquistadores hollaron con sus plantas olorosas el continente moreno.
-¡Tomo posesión de estas tierras en nombre del rey, nuestro señor! -proclamó la voz solemne de Colón.
Pero los indios estaban mirando, y el asunto no les gustó nada.
-¡Tranqui, don Cristóbal! -repuso uno- Que Guanahaní no está en venta, y el propietario es mi ilustrísimo papá...
-¡Si será desfachatado éste! -dijo, furioso, el almirante. ¡Aparecerse en pelotas, y con semejante verso!
-¡Pídale documentos! -sugirió el jefe de la infantería de marina, que antes de conquistador había sido vigilante.
-¡Pídale el título de propiedad! -susurró un fraile con estudios de notaría, a oídos del almirante.
Pero aquel nativo tenía finísima audición.
-¡No van a entenderlo porque está en inglés! -dijo con risita sobradora, mientras otros salvajes celebraban su respuesta.
-¡Qué tapa le pusiste, che!
Allí nomás se armó la rosca. Y como resultado, varios isleños terminaron en el calabozo del navío insignia.
-¡Baciencia, baisanos...! -quiso reconfortarlos un grumete vasco, a quien se le había pegado el acento cuando fue esclavo de los piratas turcos durante las guerras del Asia Menor.
-¡Yo te viá dar, exhibicionista! -murmuró el contramaestre, mientras obligaba al indio más pintón a ponerse pantalones cortos.
-No hemos traído picapleitos que defienda sus derechos humanos -dijo, por fin, el almirante en un rapto de legalismo.
-Entonces serán juzgados por las cortes de Valladolid.
De tal forma, y sin haberlo pensado antes, los prisioneros cruzaron el amplio mar con boleto de ida. Y allí empezó el rechazo por sus captores. Porque un par de cazotes se los aguanta cualquiera. Hasta ese mes largo comiendo porquerías, y la pretensión de que cubrieran sus intimidades a despecho de calor. Incluso podían bancarse que los obligaran a hablar la castilla en detrimento del idioma propio.
-¡Ni lunfa, siquiera!-decía el contramaestre, lo cual es mucho decir.
Pero el fraile catequizador era imbancable. Y entre sus rarezas destacábase querer enseñarles lo que en España llamaban "moral".
-¡Mate, robe y queme casas tranquilo, mi amigo! -decía- Pero no se me vaya a encamar con nadie sin estar casado por la Iglesia, ¿eh?
-Corpus domine...-añadía Fray Tancredo emocionado, al decir misa.
-¡Que te recontra por las dudas! -pensaban los indios.
Más todo tiene epílogo en la vida, y finalmente las naos llegaron a buen puerto. Entonces los inmigrantes fueron desembarcados en cadenas, más que nada por ser morochos. Igualito que ahora , a pesdar del tiempo transcurrido. No para mortificarlos, sino para que no pudieran entrar ilegalmente al país. Pero ese viaje iba a tener consecuencias, y apenas el primero pisó tierra firme, tuvo conciencia del momento histórico.
-¡Europa...! ¡Europa...! -gritaba, loco de contento. -¡Despiértense, muchachos, así nos tomamos unas copitas, que la descubrimos, nomás!
Dicho lo cual se arreglaron las plumas, compareciendo altivos ante el rey, su esposa y las figuras notables del reino. Primero a Fernando e Isabel les dieron una flor, a la usanza indígena. Después, y como gesto transcultural, informáronle solemnemente que tomaban posesión de la Península Ibérica en nombre de su majestad Patoruzú XXIII.
Hubo un silencio tenso, roto finalmente por los gritos de Colón, tocado en su amor propio.
-¡Aquí el único que descubre nada soy yo, señores!
Las cosas tomaron mal color, y tras aquel desliz, a los pocos americanos que quedaban en Guanahani los reventaron a palos. Después les llegó el turno a los de tierra firme. Que si la letra con sangre entra, de la cultura puede decirse igual. Porque en esa época para hacer lo que a uno le antojaba, había que ser genovés o gallego. Y bien blanquito. Por intolerancia, digo yo.

THE END 

 

 

Copyright: John Argerich, 2003 

All rights reserved.

La serie quincenal "El amasijo" se publica regularmente en veintidos medios, de siete países, existiendo una versión en idioma inglés.

 




* **  * * 

Curriculum vitae clic aquí

 

paginadigital


Ir al principio,
Noticias, opinión, política, derechos humanos, movimientos sociales, informes, latinoamerica
 
 
 
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>

La historia del pueblo judío Un unico Dios La historia del pueblo judío. El motivo de ser del pueblo elegido.
La tarea trascendental del pueblo elegido. Las políticas de la Iglesia Católica. El fin del politeísmo.
El hilo conductor jamás revelado de uno de los libros más leídos y tal vez  menos comprendidos:
La Biblia.
BAJE EL LIBRO SIN COSTO
<h1>Taller literario</h1>
 

Diseño web
Optimización y posicionamiento

Clic Aquí

  Notas & Artículos
Educación
Noticias & Opiniones
Cartas de navegantes (opiniones)
El amasijo
Charlas sobre Arte
Entrevistas a artistas plásticos
Tecnología y ciencia
Teatro
Lectura y Textos
Artículos y boletines literarios
Temas varios
Entrevistas
Chistes
Columnas para sonreír
Reflexión
Biografías



spots embutidos
libros para apple
Empresa constructora
lamparas de mesa veladores
el genesis y la ciencia
CTF Computer to film
cursos de ingles
fletes en CABA
mudanzas en CABA
historia del pueblo judio
cursos de ingles acelerado
Mudanzas en Villa Urquiza
alimentacion viva
soldadura de fundicion
bible secrets
jardineria balcones
sacrificar perro
el genesis y la ciencia
postres dieteticos
Tratamientos para adicciones
La genesi La Bibbia
libros en pdb
libros sobre la biblia
Guía de la Industria, comercio y servicios
Motosierras y generadores
eutanasia de mascotas
empresas de mudanzas en capital federal
talleres
diseno de paisajes
muebles de oficina
 

© Copyright 1999-2010 Paginadigital®. - Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados  




|Pon a paginadigital en tu sitio | Sugiere esta página a un amigo | Responsabilidad |
 info@paginadigital.com.ar
   |  Ayuda |

Web diseñado y producido por paginadigital®, Copyright 1999 - 20151, todos los derechos reservados. Los nombres e íconos de: paginadigital, Kids, art, pinturas, grabados, dibujos, objetos. Todos los derechos reservados. Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados | Términos y condiciones

| Home | Cursos y talleres | Servicios de Internet |Agenda de Ferias y Exposiciones | Exposiciones de arte y galerías | Becas, maestrias y posgrados | Programación de teatro, cartelera | Centros culturales | Concursos de pintura, literatura, arte, video, television, tv, teatro, casting | | Conferencias, seminarios, jornadas | cartelera de cine, tv, fotografía | Música, recitales, bandas, música clásica | Libreria, venta de textos y libros | Museos | Coros, operas, conciertos | Noticias, notas y artículos | Música de tango, cena show | Textos, poesía, prosa, cuentos, poemas | Solidaridad | Tarot, astrología | Mapa del sitio | Foro | Not | Cart | Salas | Tel | Taller | Taller literario | Enlaces útiles