laCuerda

Imprimir  

laCuerda

Una mirada feminista de la realidad

Año 5, No. 46

Guatemala, junio/2002

¿ERA ÉSTA LA GUATEMALA QUE QUERÍAMOS?

Editorial

Nuestras voces de cambio

Entrada

        De lo hecho y por hacer (Paula Irene del Cid Vargas)

        Sumario noticioso

La médula

        Ellas hablan de justicia (Wendy Santa Cruz)

        Izabal en la cuerda floja (Magalí Rey Rosa)

        No hay pisto que alcance (Andrea Carrillo Samayoa)

Femina sapiens

        Cómo la vemos (Producción colectiva de lasCuerdas)

Vida

        Como el viento, que se siente y no se ve... (Anamaría Cofiño K.)

La paseante

        Breve directorio cultural (Fidel Celada)

        Las mujeres bailan (Maurice Echeverría)

        Alaíde Foppa: El eco de un nombre hecho libro (Adelma Bercián)

Esta boca es mía

        Desigualdades de género y resistencia (Irmalicia Velásquez N.)

        Del miedo a ofender al derecho de decir 'no' (Ana López Molina)

        A Tity (Mónica Salas)

        Las ausencias en el debate sobre la tierra (Ruth Taylor)

Aquí y ahora

        Líneas invisibles del tráfico de mujeres, niñas y niños (Lizbeth Barrientos)

        Celebremos nuestra diversidad (Marlon Vega)

        Lesbianas Liberadas (Claudia Acevedo)

        Encuentro en La Habana (Laura E. Asturias)

        Anticoncepción de emergencia: Un derecho que nos pertenece (Fabiola González)

Campo pagado

        Propuestas e iniciativas contra el acoso y hostigamiento sexual (Secretaría Presidencial de la Mujer)

Movida departamental

        Albañilería, electricidad y carpintería para mujeres

        Capacitarán a inspectores, trabajadoras y empleadores

        Lideresas en cooperativas

        Acciones de Madre Tierra

        Ejecutivo ratifica protocolos

        Una rosa por la paz

        II Encuentro Nacional de Mujeres Periodistas en Guatemala

Editorial

Nuestras voces de cambio

Las visiones derrotistas y de desesperanza, así como las imágenes simplistas de que nada cambia,  no calan entre muchas mujeres. Que la izquierda ya no existe y que todo está mal, son mensajes falsos. La rebeldía y el encuentro de personas siguen generando voces y propuestas de cambio. No las escuchan únicamente quienes no quieren oír.

Previo al inicio de una nueva campaña electoral, nos interesa resaltar algunas demandas que podrían concretarse en la actual Legislación: modificar la ley laboral para reconocer a las trabajadoras agrícolas (no como coadyuvantes), tipificar el acoso sexual y la discriminación racial como delitos, además de establecer el servicio cívico no militar.

Otro grupo de reformas también pendientes, cuya importancia se sustenta porque se vincula al acceso a activos para la población femenina, se refiere a la ley del catastro y otras referidas a la titulación de tierras (privadas, comunales, indígenas) a fin de reconocer explícitamente que las mujeres son sujetas de derecho a la propiedad sin intermediación de nadie, ni condición a la maternidad.

La denominada Agenda de las Mujeres, suscrita en septiembre del 99 por todas las agrupaciones del movimiento, fue una experiencia de unidad con visión transformadora. Señalaba que "los problemas que aquejan a las mujeres, su situación y condición están siempre sujetos a cambios; por ello, demandas y exigencias se adecuarán a los vaivenes de la historia, la política y las coyunturas".

Sin duda, la Agenda de Mujeres será actualizada. Bien harían desde hoy todos los partidos políticos que participaron en la pasada contienda electoral y los nuevos que aspiran a hacerlo, revisar cómo ésta ha ido cobrando vigencia en algunos de sus ejes, ya que si sus propuestas de programa incluyen retrocesos, difícilmente captarán el voto femenino.

Han tenido lugar algunos cambios legislativos que están a la espera de convertirse en realidad. Mientras tanto, cabe señalar que representa un avance la aprobación de la Ley de Consejos de Desarrollo en la medida que más guatemaltecas ejerzan un liderazgo para mejorar su calidad de vida. De igual manera, la Ley de Desarrollo Social y la ratificación del Protocolo de la Convención para Eliminar Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres abren condiciones para hacer realidad otros derechos.

Con respecto al Plan Nacional de Equidad de Oportunidades, según el Diario Oficial, a partir del uno de junio el Ministerio de Agricultura aprobó como políticas de esa institución: a) la equidad de género y promoción de las mujeres rurales; b) el desarrollo y equidad de la juventud rural en el sector agrícola de Guatemala. Estas medidas también serán de gran ayuda conforme se concreten en acciones.

Nuestras experiencias de diálogo y organización, al igual que activismos de todo tipo, nos han dado antídotos para no sucumbir al esquema de "lo que debe y no debe ser". Seguras que la perspectiva de los matices es más sana para observar los momentos históricos y las coyunturas específicas, nos interesa recalcar que los "blancos" y "negros" de algunos prepotentes es sólo cosa suya, no de las rebeldes y activas.

[índice]

De lo hecho y por hacer

Paula Irene del Cid Vargas, laCuerda

Hemos recurrido a múltiples estrategias para susurrarle y gritarle a la nación que somos parte de ella y por tanto tenemos derecho a salud, educación, a un trabajo dignamente remunerado y una vida libre de violencia.

En el ámbito legislativo, las mujeres cabildean para que el gobierno de turno apruebe instrumentos internacionales; participan en la creación y transformación de leyes que, al no condenar la violencia de género, la legitiman. Se acercan al gobierno, ubican intersticios para crear mecanismos que visibilicen los avances o retrocesos en su cumplimiento, y exigen la asignación de fondos específicos en el presupuesto de la nación.

La participación asertiva de mujeres organizadas e individuales en la Asamblea de la Sociedad Civil hizo posible que en los Acuerdos de Paz se visibilizaran problemas y acciones en relación a nuestro género. El fruto de ello se ve hoy en ámbitos locales. En casi todos los departamentos se observa la conformación de cientos de grupos, que sólo necesitaron la chispa de las acciones en torno al Foro de la Mujer para decidirse a hacer algo para cambiar su situación. Hoy estas organizaciones negocian, exigen derechos en centros de salud, en municipalidades, en las oficinas locales de CONALFA, etc.

Significativa es la reforma a la Ley de Consejos de Desarrollo. Tras un largo estira y encoge, el Congreso transformó, tal vez sin querer, esa parte igualitarista que no consideraba necesaria una acción afirmativa para reparar la subordinación e inequidad de la condición y situación de las mujeres. Hoy podemos participar con voz y voto.

Al respecto, Delfina Mux Caná refiere que "para que una estrategia de participación sea realmente funcional y efectiva es importante recuperar el acumulado histórico de algunas organizaciones de mujeres que de alguna manera fueron construyendo, en el proceso, diversas maneras de participar en los Consejos de Desarrollo, a pesar de no contar entonces con las reformas de ley que ahora se tienen. Algunas estuvieron desde el inicio con voz y voto en representación de ONGs, pero esta forma de participación sólo fue un punto de partida para garantizar su presencia y la respuesta a sus demandas en este espacio; otras, por su capacidad de propuesta y negociación, terminaron definiendo agendas dentro de las unidades técnicas de algunos Consejos Departamentales".

En su opinión, "a las mujeres nos hace falta aprovechar la sistematización de las experiencias como una estrategia de conocimiento. Eso nos ha vedado la posibilidad de reconocer el aporte de otras que nos antecedieron en el proceso y la construcción de la historia de participación de las mujeres en estos espacios".

Las luchas de algunas guatemaltecas del siglo XXI son similares a las de las europeas del XVIII y el XIX, quienes exigían escolaridad y trato digno en el empleo. Ejemplo de ello es CENTRACAP, organización que capacita a mujeres trabajadoras de casa particular sobre la legislación y las empodera para que sus derechos laborales no sean violados.

Derechos recientemente reconocidos en otras latitudes todavía nos parecen muy lejanos. Así la Coordinadora 28 de Mayo reivindica la salud de las mujeres como un derecho humano, informándonos que "justicia para las mujeres es conocer y ejercer nuestros derechos sexuales y reproductivos". Otras organizaciones, como IDEI, visibilizan la violación de esos derechos entre niñas mayas con embarazos no deseados a los 13 ó 14 años, que comprometen seriamente su vida y futuro bienestar.

La política de las mujeres también ha llegado a la Academia. Armadas de valor, promueven espacios para transmitir la genealogía y los conocimientos producidos por historiadoras, filósofas y literatas. En ello han jugado un importante papel la Fundación Guatemala, la Comisión Universitaria de la Mujer de la Universidad de San Carlos, la decana y vicedecana de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Rafael Landívar, así como la Unidad de Género de FLACSO.

Si bien hace falta sistematizar las estrategias para que el colectivo las capitalice, se han creado y recreado formas de intercambiar experiencias. Por ejemplo, muchas de las que hemos participado en estos espacios académicos hemos tenido la oportunidad de compartir con mujeres que viven en otras situaciones de escolaridad, urbano-departamentales, de áreas rurales, etc. Este intercambio nos refuerza: al ponerle rostro a la diversidad de las guatemaltecas, nuestro discurso se concretiza y fortalece. Además, aprendemos de su creativa y muchas veces recreativa forma de hacer política. Las que estuvimos en contacto con las formadoras feministas hemos contribuido a fortalecer el discurso para contraargumentar representaciones inferiorizantes de quienes lideran los espacios institucionales del poder local.

Ana Silvia Monzón menciona algunos retos para la participación política de las mujeres: "reacomodar la vida cotidiana, la organización y funcionamiento de los ámbitos público y privado; incidir en la elaboración de presupuestos y asignación de fondos específicos para medir el avance de las mujeres".

Incipiente pero persistentemente, hemos sacado a la luz los problemas del espacio privado, apropiándonos del lema "lo privado es político".

Para muestra, un botón

Olga Urízar, coordinadora de la Asociación Ixqic, integrada por mujeres de Petén, participa en distintos espacios. A nivel departamental están en la Comisión de Género, el Consejo de Desarrollo, el Grupo Promotor de la ley sobre violencia intrafamiliar, la Comisión de Salud Reproductiva y Sexual de Petén y el Subcomité de Violencia Intrafamiliar del Programa de Justicia. Antes de la legalización de la participación de mujeres en los Consejos de Desarrollo, ellas ya habían logrado que se reconociera su participación con voz y voto como colectivo.

Ixqik y las otras organizaciones de la Comisión de Género se han constituido en la comisión asesora del Consejo, con lo que podrán analizar los planes de las instituciones y comisiones para hacer sus sugerencias.

A fin de transformar el imaginario de la gente, elaboran materiales sobre violencia intrafamiliar y equidad de género. También sensibilizan a docentes y a los medios de comunicación para que los mensajes utilizados no sean sexistas.

A través de un proceso asambleario, en las aldeas de seis municipios de Petén, promovieron la elección de multiplicadoras, formadas y capacitadas en distintos temas: violencia, salud, equidad de género. Actualmente están dando a conocer en sus aldeas la Ley de Consejos de Desarrollo.

También aleccionador es el proceso de negociaciones que llevó a la cedulización de mujeres peteneras. Inicialmente se negoció con el Consejo de Desarrollo. Después se contactó a alcaldes sensibles, logrando que algunas municipalidades dieran, sin costo, cédula, partidas de nacimiento, registros extemporáneos y actas de defunción; otras limitaron el cobro a Q.5.00 y el Boleto de Ornato se entregó gratuitamente. Ixqik capacitó a alcaldes auxiliares y organizaciones de mujeres sobre procedimientos para obtener la cédula de vecindad; aportó el espacio radial para divulgar la importancia de la cedulización y las fechas en que los registradores llegarían a las aldeas para que las mujeres no gastaran en salir del municipio. Además, gestionó las actas de nacimiento de quienes nacieron en otros departamentos.

[índice]

Sumario noticioso

laCuerda

Deportistas destacadas

Cheili González recibió del Comité Olímpico Guatemalteco el máximo galardón La Columna de Olimpia, por su destacada participación en la disciplina de karate do durante el período 2001-2002. También fueron homenajeadas 16 deportistas más en otras disciplinas. Vania Medrano viajó a Estados Unidos como la única mujer latinoamericana invitada a participar en el Campeonato Nacional Femenino de motocross. Herlinda Xol obtuvo el cuarto lugar en la XXVIII edición del medio maratón de Cobán y Gina von Quednow impuso un nuevo récord en lanzamiento de jabalina (33.46 m) en la categoría juvenil "B" del XI Intercolegial de Atletismo.

Premian a periodistas

Mariana Maza, del matutino Prensa Libre, ganó el primer lugar de cobertura continua y el segundo de reportaje puntual de los "Gold Standard Awards", premio entregado anualmente por la Cámara de Comercio Guatemalteco-Americana a los mejores trabajos de periodismo económico. Claudia Navas, de la Revista Amiga, recibió el primer lugar de los "Golden Circle Awards" por sus reportajes turísticos sobre Guatemala.

Más mujeres policías

La Comisión Regional de Género de las Fuerzas de Seguridad de Centroamérica definió mecanismos para promover la igualdad de géneros dentro de las instituciones policiales y propiciar el acceso de mujeres a los altos rangos.

Condenas y capturas

Jorge Gabriel Ars y Geovany Celaya fueron condenados a pena de muerte y 50 años de cárcel, respectivamente, por la muerte de la estudiante Rocío Quetzalí Estrada. Héctor Tzic y José Carlos Chub recibieron una sentencia de 20 años de prisión por violar a una joven. Jorge Ayau fue capturado por violar a su hija y Mario Rodríguez a una joven de 15 años. También fue detenido Fredy Paredes cuando intentaba ultrajar a su hijastra.

Avances para la niñez

Guatemala depositó dos protocolos facultativos a favor de la niñez: uno referido a la venta de niñas y niños y su utilización en la pornografía y prostitución; el otro, acerca de la participación de la niñez en conflictos armados.

El Congreso de la República aprobó la entrada en vigencia del Código de la Niñez y la Juventud para finales del 2003, luego de haberlo suspendido indefinidamente en el 2000. Este instrumento ha generado una serie de polémicas desde su aprobación en 1996, entre diversos sectores a favor y en contra.

Continúan intimidaciones

Dos trabajadoras de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado (ODHA) fueron intimidadas por cuatro sujetos. Uno de ellos bajó del vehículo en el que viajaban e intentó alcanzarlas con un arma de fuego. Tras presentar la denuncia, diversas organizaciones les manifestaron su solidaridad.

Reporte de violencia

En mayo, 25 mujeres fueron víctimas de violencia y accidentes de tránsito, según reportes de cuatro diarios. Seis fueron asesinadas a balazos y tres resultaron heridas de igual forma. Otras dos fueron violadas, una de ellas asesinada. Una fue degollada por su cónyuge. En accidentes murieron tres e igual cantidad resultó herida. Una más fue asesinada con arma blanca y una sufrió un intento de linchamiento. Otra fue secuestrada y cuatro están desaparecidas.

Salud para todas

A propósito al 28 de mayo, Día de Acción Mundial a favor de la Salud de las Mujeres, la Red de Mujeres por la Construcción de la Paz exhortó a las organizaciones de la sociedad civil a unirse a las acciones de vigilancia ciudadana y auditoría social. Resaltó que más de 600 mueren cada año por causas relacionadas con la maternidad (hemorragias, complicaciones por aborto inseguro y toxemias), tras demandar que se acelere el proceso de incorporación de acciones de salud reproductiva en la planificación anual del Ejecutivo.

[índice]

Ellas hablan de justicia

Wendy Santa Cruz, laCuerda

La justicia es una condición de paridad, un sinónimo de equidad y un estado de aplicación de leyes y sanciones; es dar lo justo a quien corresponde. Dado que la misma no se ha aplicado por igual a mujeres y hombres, para las guatemaltecas constituye un avance el que se aprobaran, entre otros, leyes como la orientada a prevenir, erradicar y sancionar la violencia intrafamiliar, otras que reconocen que ambos cónyuges tienen la obligación de atender y cuidar a sus hijas e hijos, la creación de la Secretaría Presidencial de la Mujer, la Ley de Desarrollo Social y la de Consejos de Desarrollo Urbano y Rural.

Pedimos opinión a mujeres de diversos ámbitos, quienes coinciden en que falta mucho por hacer y esos pequeños logros son el impulso que nos mantiene en la lucha para encontrar nuevas formas de convivencia más equitativas; también para acabar con la discriminación y alcanzar nuestro anhelo de una sociedad con justicia y paz.

Fortalecimiento y modernización del sistema de justicia

El sistema de justicia son todas las instituciones que se encargan de administrarla e impartirla: Policía Nacional Civil, Ministerio Público, Sistema Penitenciario, Organismo Judicial, entre otras. Su modernización debe entenderse como la ejecución de una política integral y bien definida que garantice la efectiva y correcta aplicación de la justicia.

La abogada María Eugenia Solís considera que la situación del Ministerio Público es caótica: "Luego de la división de funciones del mismo, quedó atiborrado de funciones y la cantidad de procesos rebasó sus capacidades y posibilidades en recursos humanos, técnicos y materiales. Ante tal debilitamiento, su función en cuanto a dirigir la investigación y coordinar con la Policía Nacional Civil ha sido difícil".

"Hay que reconocer el gran esfuerzo que realizan las mujeres que trabajan en la Oficina de Atención a la Víctima, quienes han asumido con responsabilidad y espíritu de servicio sus funciones; también el de las y los fiscales y agentes comprometidos", agregó.

Según Ligia Vázquez, secretaria de una empresa privada, "la justicia en el país no es efectiva. Cuando uno pone una denuncia se tardan hasta dos meses o más para citar a las personas. La víctima resulta nuevamente agredida antes que las instituciones hagan algo. Es pura burocracia, y como los delincuentes saben que el sistema es lento y poco efectivo, no se detienen".

María Martínez, de 53 años, mientras se dedicaba a hacer limpieza en el Parque Central opinó: "Yo creo que siempre ha habido justicia. Aquí en el parque andan muchos policías y he visto que han agarrado a varios ladrones, pero en algunas ocasiones los delincuentes les juegan la vuelta".

Mejoras para acceder a la justicia

Otro aspecto que las mujeres consideramos fundamental es la contratación de operadores de justicia bilingües y traductores.

La abogada Patricia Ispanel manifestó que "en el ejercicio de mi profesión me he dado cuenta que operadores bilingües hay muy pocos, se ubican sobre todo en los juzgados penales y no en los de familia, donde regularmente se aglomeran más mujeres. En ocasiones he tenido que contratar los servicios de intérpretes y cuando algunas se han dado cuenta se acercan a expresar sus demandas, porque tal vez ya llevan más de media hora en el lugar sin ser atendidas ni poder explicar lo que necesitan".

Otras causas por las cuales las mujeres carecen de acceso a la justicia, según un diagnóstico realizado por el Programa de Justicia, son: el desconocimiento de la ley, los costos del proceso y las distancias que deben recorrer para llegar a las instituciones correspondientes.

Lubia Ramos, vendedora de una empresa privada, comentó que "el personal del sistema debe ser capacitado constantemente; también hay que hacer una selección y contratación cuidadosas de personal calificado en las funciones que debe desempeñar". Sandra Aguilar y Antonieta Mencos coincidieron con ella: "Hay que contratar personal capaz y no familiares y amigos".

Otras instancias

La Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) es otra entidad que puede contribuir a mejorar la situación de la justicia en Guatemala. María Eugenia Morales, ex procuradora adjunta, expresó: "En el Informe Anual Circunstanciado 2001 sólo hay un apartado dedicado a la situación de las guatemaltecas. En éste se describe claramente la marginación en que vivimos en todos los aspectos, con un énfasis en el retroceso que ha habido en cuanto a la integración de la mujer en lo laboral y lo político".

A través de la Defensoría de la Mujer, la PDH únicamente está trabajando el área contra la violencia intrafamiliar. "Me entristece que aún no haya trascendido en otros temas, pues así a la institución le falta impacto en las políticas de defensa y promoción de la mujer. Sin embargo, sí ha brindado apoyo a mujeres en casos paradigmáticos; por ejemplo, a las diputadas Magda Arceo y Anabella de León en el caso de la Tipografía Nacional".

La PDH se ha sumado al reto de la incorporación de las mujeres. En su último informe afirma que el 50 por ciento de Jefaturas de Área y Unidad está al mando de mujeres; asimismo, el 66 por ciento de defensorías específicas tiene conducción femenina. También cuenta con una procuradora adjunta.

Existen otras instancias de justicia, entre ellas las internacionales que tienen una función complementaria, es decir que sólo se puede recurrir a ellas cuando se han agotado todos los recursos en el plano nacional. Ejemplo de éstas son la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, así como la Corte Penal Internacional. "Su existencia debería obligarnos a fortalecer nuestro sistema para no tener que recurrir a ellas", enfatizó la abogada Morales.

Algunos avances

Aunque lentos, existen otros avances en ciertas instituciones, entre ellos los procesos de modernización iniciados en el Instituto de la Defensa Pública y el Organismo Judicial. En este último ha surgido una iniciativa de ley para la creación y aplicación de un Código Procesal General que propone la obligatoriedad de que en materia de trabajo y familia exista una conciliación previa, a efecto de que no sea necesario que los casos se tramiten como un proceso y de esta manera evitar la saturación judicial.

Amanda Rodríguez, sub-gerente de una empresa privada, afirmó que en Guatemala la justicia aún no alcanza su madurez total porque no hay una cultura de la misma. "Ésta debe empezar a enseñarse desde la niñez para crear una mentalidad correcta y positiva que conlleve su efectiva aplicación".

[índice]

Izabal en la cuerda floja

Magalí Rey Rosa, guatemalteca, maestra

La concesión petrolera en el lago de Izabal ha causado un revuelo sin precedentes. Antes, a casi nadie le hubiera preocupado que el gobierno le concediera el derecho de explorar y explotar petróleo a una compañía, ni que esto ocurriera en el mismo lago de Izabal. Hablar contra la industria petrolera era casi tabú. La información podía ser escondida, casi como secreto de Estado. Antes, casi nadie sabía sobre los daños ambientales y sociales que ocasionan las actividades petroleras.

Ahora es diferente. Tenemos acceso a más información, hemos aprendido sobre lo que les sucede a los ecosistemas cuando se saca el petróleo y lo que le pasa al ambiente con la quema de combustibles fósiles; sabemos un poco más acerca de cómo actúan las compañías petroleras acá y en otros países del mundo, y que el petróleo es la causa de muchas guerras.

Con todo eso, cuando el presidente Portillo anuncia su decisión de cancelar la concesión, además del alivio, afloran dudas y sentimientos encontrados. Las concesiones otorgadas a la Compañía Petrolera del Atlántico (CPA) son dos: la que prácticamente cubría el lago de Izabal, y otra que se encuentra exactamente al norte de la primera, un poco más pequeña que ésa. ¿Será firme la decisión presidencial? ¿Se habrá negociado solamente eso? ¿Qué harán con la otra concesión? Y lo más interesante de todo: ¿qué les motivó a tomar esa decisión? Hay cosas que nunca sabremos, pero podemos hacer ciertas conjeturas:

Seguramente al presidente y sus analistas les habrá preocupado la reacción ciudadana, pues fueron muchos miles de personas que manifestaron su repudio ante la concesión y su decisión de resistir. Sin duda, también les preocupa que se les haya olvidado consultar con los pueblos indígenas que viven en Izabal, con lo cual se violó el Convenio 169. Y también puede ser que sepan que se estaba condenando al lago de Izabal y sus habitantes (humanos y no humanos) a convivir con la contaminación y los malos olores del petróleo. Todo eso, mientras no se hubiera dado un "accidentito", de esos típicos, como el del Exxon Valdez en Alaska, o el de la plataforma marina de PetroBras frente a las costas brasileñas. Entonces sí, la contaminación no la hubiera podido quitar ni la tecnología de punta. Y es posible y probable que un accidente contaminara también el Río Dulce, la Bahía de Amatique y el Golfo de Honduras.

Ahora, entre lo más interesante y novedoso en esta historia, tenemos a la CPA queriendo dar muestras de sensibilidad, cuando -en campo pagado, publicado en todos los diarios del país- propone la convocatoria de un foro nacional, con todos los sectores interesados, para analizar si es viable o no "el progreso de Guatemala, mediante el desarrollo sostenible de la optimización de sus recursos naturales y servicios conexos..."

Lo más sorprendente es que afirman que "si del resultado de dicho foro se decidiera la no viabilidad de la optimización de los hidrocarbuyros, CPA deja en libertad contractual al Estado de Guatemala sin reclamar cualquier derecho de indemnización que pudiese corresponderle".

Aquí hay una impresionante desigualdad de fuerzas. Una compañía, para estar en condiciones de realizar actividades extractivas, debe tener mucho poder económico. Entre el movimiento social espontáneo, las comunidades indígenas y campesinas, las alcaldías de Izabal y las organizaciones ecologistas que participamos de esta resistencia, seguramente no tenemos los recursos económicos ni el nivel de experiencia para enfrentarnos a expertos internacionales, como los que podría -si quisiera- conseguir la petrolera.

Nuestra resistencia no se basa en particularidades legales o científicas. La defensa ciudadana de Izabal se basa en la experiencia y la evidencia que ya dejó la industria petrolera en este país, y en el principio de Precaución. Éste nos señala que las actividades petroleras, contaminantes aquí y en cualquier otra parte del mundo, tienen la capacidad de arruinar, poco a poco, lo que nos queda de riqueza natural, y que eso, por precaución, debemos evitarlo.

Tenemos que gritar con toda la fuerza de nuestros pulmones que sí queremos desarrollo. Es importante hacer saber a todo el mundo que la gente de Izabal tiene el sueño de que su área se convierta en un importante destino ecoturístico, que ése es un estilo de desarrollo que les interesa, pues es sano y se nutre de la participación de muchísima gente.

Se abre una oportunidad importante para la participación ciudadana. Es necesario que mantengamos fuertes y firmes nuestra oposición a la expansión de las actividades petroleras, nuestra solidaridad con los habitantes de Izabal, y nos mantengamos muy atentas, por si las moscas.

[índice]

No hay pisto que alcance

Andrea Carrillo Samayoa, laCuerda

La situación económica que viven miles de mujeres y hombres en Guatemala es preocupante. Mientras hay quienes se han quitado uno que otro gusto porque el dinero ya no es suficiente, existen personas a quienes, si comen y pagan alquiler, ya no les queda para pagar la escuela de la prole o solventar los gastos de luz y agua. En los trabajos cada vez son más los requisitos para aplicar a un puesto y la gente no tiene tiempo ni dinero para sacar el bachillerato o comprarse una moto.

A la vez que los funcionarios del gobierno se dan vida de ricos y ni siquiera esclarecen el fin y los excesivos gastos de sus viajes, el Banco Interamericano de Desarrollo afirma que mientras el 20 por ciento más rico de la población recibe el 60 por ciento del ingreso total, el 20 por ciento más pobre recibe apenas el 3.7 por ciento de dicho ingreso ("Apoyando la reducción de pobreza y el desarrollo sostenible", BID, febrero del 2002).

Opina una especialista

Según María del Carmen Aceña, economista guatemalteca, no es la situación económica la que está en crisis, ya que el crecimiento sigue en aumento año con año. A su juicio, lo que se encuentra en crisis es nuestro "modelo de desarrollo económico y social", que después de varios años no ha dado resultados para la sociedad. Más de la mitad de la población es pobre y apenas una tercera parte de las personas que trabajan tiene un empleo formal de ocho horas diarias y recibe el salario mínimo. No se genera calidad de empleos y la inversión es escasa.

Hay sectores que se ven muy afectados, entre ellos el agro, en particular cuando se habla de los productos tradicionales, como actualmente lo refleja la crisis del café. Quienes trabajan en esta actividad se han visto seriamente dañados y el problema es que no existe un trabajo alternativo. Las personas pierden sus empleos y dejan de percibir ingresos. Puede ser que inicialmente las familias cuenten con ahorros, pero si no consiguen pronto una entrada de dinero, el pago para cubrir las necesidades básicas se hace imposible. Esta crisis se agrava en unos hogares más que en otros, por lo que no es generalizada.

En el caso de las mujeres, tal desequilibrio económico las afecta dependiendo de dónde viven. En el área urbana muchas trabajan, usualmente en servicios y comercio. A menudo son el único sustento familiar, lo que les impone más presión y trabajo, ya que al mismo tiempo se encargan de las tareas del hogar. En regiones rurales, la mayoría de las mujeres permanece en la casa atendiendo las labores de ésta, y son afectadas porque los compañeros o esposos no aportan el dinero necesario.

Para aminorar está situación es importante que las mujeres se eduquen más. Ello es indispensable y tendrá resultados de largo plazo. Con mayor educación se tiene acceso a mejores ingresos. También es necesaria la distribución de labores en el hogar, que los compañeros y los hijos colaboren, porque son las mujeres a quienes por lo general se les recarga mucho más el trabajo.

El gobierno no hace mucho. Tiene algunos programas como el de fertilizantes para "ayudar" a las áreas rurales, pero si no hay demanda por la cosecha, de nada sirve. Ha propuesto también almuerzos escolares, sin haber logrado concretarlos. Éstas son soluciones de muy corto plazo, y el problema es más profundo. Para generar más y mejores empleos es vital atraer inversión, pero la política gubernamental no es clara; tampoco genera confianza entre inversionistas potenciales.

Es necesario emprender un modelo de desarrollo económico y social con visión de largo plazo, que logre dar oportunidades a las mayorías y permita que cada habitante tenga un mejor nivel de vida. Lo único que saca de pobres a los países es lograr mayor producción. Para ello es indispensable la inversión en educación y salud.

La crisis en la población

Casi siempre se piensa que de economía sólo los economistas o especialistas pueden hablar. De hecho, todas las personas afectadas lo hacemos. No con términos técnicos, pero sí con un lenguaje que se entiende porque expresa nuestra realidad.

Acerca del tema una psicóloga de 42 años expresa: "No tengo empleo y eso afecta definitivamente la situación de mi supervivencia. En la casa no nos alcanza lo que tenemos para poder llevar una vida como la que teníamos. Antes yo podía dividir mi salario mensual; distribuyendo el dinero compraba y gastaba en diferentes tipos de cuestiones y todavía contaba con algo que me sobraba".

"Hoy día no hay trabajo y los salarios no son acordes al valor de los costos actuales. Todos los productos de la canasta básica han subido, así como la electricidad, el agua y todos los servicios que tiene que proveer el mismo gobierno. Ahora, si viene un fuerte gasto de luz, ¿qué se hace para pagar el agua o la alimentación de todo un mes?"

"Hace algunos años se decía que tener teléfono o carro era un lujo. Ahora, con la vida que se lleva, son necesarios, pero al mismo tiempo cubrir estos gastos sale carísimo. Claro, está la opción de comprarse un celular y también hay líneas telefónicas en cualquier parte. De hecho hay más acceso a servicios, ¡y qué bueno! ¿Pero si no hay recursos económicos?"

Alejandra González, estudiante de 23 años y recién empleada, dice: "Yo de economía no sé nada, pero lo que sí puedo decirte es que actualmente me mantengo sola, reconozco el valor del dinero y lo que cuesta ganarlo. Dejé de ir al gimnasio porque ya no me alcanza. Ahora me fijo en las ofertas, casi no hablo por teléfono y no veo mucha tele para que me aguante el dinero todo el mes".

Doña María, una señora que tiene un puesto en la universidad donde vende chicles, Tortrix y jugos, mencionó: "Lo único que puedo decir es que los muchachos ya no compran como antes. En estos días compran los chicles de tres por un quetzal, compran agua pura y en bolsa, porque la que viene en botella y los jugos son más caros. Así me cuesta salir adelante. Como a ellos, a mí tampoco me alcanza el dinero".

En el caso de Sonia la situación se complica aún más. "Soy una persona VIH positiva. Me despidieron de mi trabajo cuando se enteraron de mi enfermedad. Ahora no tengo ni para comer, ni para pagar los medicamentos que mes a mes debo tomar".

[índice]

Cómo la vemos

Producción colectiva de lasCuerdas

¿Era así como queríamos el país? No, de plano. Lo que llevó a miles de compas a la muerte fue luchar por el ideal de una Guatemala más justa, con menos discriminación, odio y miseria. Soñábamos con una población mejor alimentada, con una niñez libre, educada en términos modernos (sin religión, en sus idiomas, sin exclusiones); una sociedad que tuviera miles de oportunidades y todo el respeto debido.

Gran fiasco... Luego de tanta muerte y dolor, quedó una frustración del tamaño de la catedral, acrecentada por tener a los chafas más empoderados, escudados por la impunidad que ellos mismos se encargaron de engendrar y fortalecer.

Si de perspectivas políticas se trata, no tenemos de dónde elegir. Unos políticos, machos en su mayoría, caracterizados por su desfachatez y cabezas de corcho, dan más de lo mismo: incapacidad y corrupción. Horrible panorama, porque la izquierda oficial se hace trizas, sin ofrecer una alternativa viable o novedosa... Personajes oscuros, salidos de las cloacas del oportunismo, repiten las mismas consignas, vacías de contenido.

De ribete caímos -por necesidad unos, por atarantados otros- en la oenegización de las voluntades. La militancia se ajusta a lo que mandan las agencias. Mucha gente se sube a los barcos de la incidencia, el género, interculturalidad y demás, sin preguntarse con espíritu crítico qué hay en el fondo del asunto.

Y aunque parezca mentira, todavía hay un resto de mara que no se conforma, y sigue dale que dale con que hay que cambiar el orden establecido. Resaltan por su actuación decente varias guatemaltecas de peso, el mejor ejemplo de dignidad. ¿Qué proponen? Una sociedad más equitativa, en la que indígenas, ladinos, negros, mestizos de orígenes y destinos varios, chaviza, ruquiza, hippies, madres solteras, artistas e intelectuales, gays y lesbianas, carnívoros y vegetarianos, bueno, todita la mancha, goce de los Derechos Humanos en toda su dimensión, no sólo a ratos y para unos cuantos.

Seguimos soñando, empecinadas en construir una nación propia, donde la belleza no se tenga que comprar, el aire sea respirable, se pueda amar sin temor y donde trabajar en condiciones normales no sea una lejana utopía. Casi nada, ¿verdad?

Cápsulas de moralina, esa mosquita muerta

No hay quite: de ella no nos libramos. "Nada de falditas cortas", sentencia papi. Y dios guarde se entera que estás acostándote con alguien, aunque todos saben que él tiene una amante... o dos.

Tu hermano, que va de novia en novia, regresa a la casa cuando se le da la gana... después de quitarse las ganas. Vos, "a tus horas", o te ponen candado.

¿Irte a vivir sola? ¡Cómo se te ocurre! De ese honorable hogar sólo salís vestida de blanco... y punto.

Mami, que se casó embarazada (ni se lo recordés), te encachimba con sus interminables sospechas. Y mientras de educación sexual ni se habla,¡ay de tus huesos! si resultás con "una pata más larga que la otra".

Pero ocurre que aquél con quien andabas puso pies en polvorosa cuando le anunciaste que hay bebé en camino. Entonces atinó que más le habría valido usar ese condón que tanto insististe que se pusiera. Pero no quiso: se iba a sentir "menos hombre" si usaba látex. Y el muy macho se peló. Ahora estás, diría la Poniatowska, "como escopeta: cargada y arrinconada".

¿Tu marido te aporrea y querés mandarlo al diablo? En otro país, comadre. Aquí los parientes te apoyan, si bien te va, curándote las heridas, pero si de dejarlo se trata, te salen con aquello de "¿cómo vas a dejar sin padre a los nenes?" La cochina culpa se apodera de tu inteligencia... y seguís aguantando palos, como la "buena mujer" que debés ser.

Las religiones, lejos de apegarse a orientar el espíritu humano, invierten innumerables horas-hombre plagando mentes con su fijación por nuestras vaginas. Cruel situación para los santos varones, padecer tal obsesión y tener vedado el acceso. Y en menudo lío están los que se aventuraron más allá del plano del alma. Destapada la olla de tanto abuso sexual, queda desnudo su hipócrita discurso celestial. Al fin, hombres que se apropian de lo tierno y vulnerable. Pobres mortales, presos de una moralina que ni por santurrona les mantiene cerradas las braguetas.

Qué onda con este mundo

Se necesita estar domesticado para seguir los vaivenes de la vida de los monarcas u observar si un anciano, preembalsamado, sigue haciendo giras y nombrando santos. Hay mucha gente cansada de los parloteos bélicos disfrazados de libertad o las falsedades del marketing en boca de "yuppies" cada vez más jóvenes. Qué pasa con los ex refugiados afganos; cómo está el devastado Jenin o el pueblo iraquí amenazado; qué nuevas propuestas para acabar con el hambre o alimentar el espíritu. Esas extravagancias, por favor; sólo con tiempo, correo electrónico y picazón para salir del mundo de los buenos.

En ese intento, algunas personas escribimos contra esos antiterroristas-terroristas y esos globali-maniáticos, que sí inundan páginas enteras en los diarios. La pregunta es ¿para qué? No hay quién les baje la prepotencia. Pareciera a veces que logramos un efecto contrario.

A muchas mujeres nos sobran críticas contra los fundamentalismos multicolores de las iglesias, en este continente encabezadas por un célibe invasor de la sexualidad. No nos cansamos, insistimos. Una pregunta provocadora a sus feligreses: ¿cómo es posible que lo veneren si a la vez lo desobedecen con el condón y el aborto?

Alguien decía que ahora predominan los mandatarios-monigotes. Qué epíteto les colgarían a los pseudo-estadistas George Bush, José María Aznar y Vicente Fox; a los tatascanes del Banco Mundial y el FMI, James Wolfensohn y Horst Kohler; a los billetudos Ted Turner y Bill Gates. En este mundo globalizado, sólo retórica de viabilidad. Los resultados tan prometidos, en eso quedan, mientras siguen las cumbres y los tratados.

Parte importante de lo global son los uniformes. Todos llevamos alguno: indumentaria paca, alimentos e información chatarra, cinturones de sueños, prendedores de vida leve. Llevar o quitar uniformes provoca más de alguna complicación: desencuentros, rupturas, esquizofrenias. ¿Qué tan cierto es lo estándar y lo exclusivo?

Algo nefasto de esa uniformidad es imponer el rumbo hacia "lo posible", no desatar pasiones contra "lo viable y lo correcto". Esos uniformados que encuentran "heavy spiderman" y el Internet, para el consumo adquieren el accesorio de multiplicador. Otros prefieren lo simple y superficial: "todas las mujeres son iguales, todos los pobres, los empresarios, los indios, los funcionarios y diputados.. todos son iguales..."

¡Viva la diferencia!

[índice]

Como el viento, que se siente y no se ve...

Anamaría Cofiño K., laCuerda

En la sala donde me hacen esperar están las fotos de las ex primeras damas. La fila de retratos comienza con Teresa Martínez de Arévalo, siguen María Vilanova de Arbenz, Sara de Méndez Montenegro, Helen de Laugerud, Raquel Blandón y varias más. Me doy cuenta que sabemos muy poco de ellas. ¿Qué hicieron? Son casi invisibles en la historia del país.

Un hombre de negro me ofrece agua. Aparece una señora a informarme que doña Evelyn ya va a atenderme, que viene llegando. Otro hombre de traje obscuro me hace pasar. Y allí están Evelyn, Gabriela y la niñera. En su despacho hay más fotos. De su boda, de la nena, de Portillo. La bandera azul y blanco tiene bordada la frase "Esposa del Presidente".

Poco se ha expuesto a ser examinada por la opinión pública, quizá por discreción, quizá por temor. ("Tengo recelo porque hay tantas cosas que inventan..."). Hay que decir que cuando accedió a recibirnos, lo hizo con disposición a tener un diálogo libre y directo, con lo cual tuvimos una conversación cordial que fue más o menos así:

Para empezar, le pido que se defina, que diga cómo es y qué hace. En adelante ya sólo es cuestión de echar pita, para sacar listón:

"Nací en una familia evangélica en Zacapa, estudié en Chiquimula. Me gusta leer, dibujar, pintar; siempre lo hice desde niña. Tengo un carácter fuerte, soy tolerante, exigente en el trabajo. Me gusta que la gente se comprometa con lo que hace. Soy muy disciplinada. Me enojo y me contento con facilidad".

"Cuando me vine a vivir a la capital, la vida universitaria era mi vida. Mi elección era estudiar, formarme, cultivarme. Era como mi propio espacio, donde yo podía ir como todo el mundo, con jeans, con mi mochila, sentarme en las gradas, salir a la cafetería y hablar con mis amigas. Pasaba inadvertida. Alfonso ya era un hombre muy conocido, candidato a diputado. Entonces tuve que pasar de ser una joven que nadie conocía a ser la compañera de Portillo".

"De pronto, al convertirme en esposa del presidente, sí sentí el cambio bastante brusco. Al principio me agobiaba... Ahora no me puedo dar ciertos lujos que una mujer normal sí se puede dar, como llevar a mi hija a un parque. Es muy complicado que yo vaya con toda la seguridad. No solamente me incomoda a mí, sino a todas las personas".

¿Nostalgia por aquella época?

"Sí, porque por ejemplo yo quisiera ir al super, a comprarme mi propio super. Pero imagínate, yo llenando mi carreta y alguien que me diga: 'allí va el dinero de mis impuestos...' A mí me gusta este poder que tengo para ayudar a los demás. Por ejemplo, en tal lugar necesitan una ambulancia, entonces ¿qué hago yo? Llamo al ministro de Salud y le pido por favor... Ese poder yo sí lo aprovecho".

"Una por ser joven tiene que demostrar que es capaz, que es inteligente. Tengo que demostrar que sé representar a mi país cuando me toca ir a las cumbres. Si tengo que hablar, yo misma preparo mis discursos. Participo en Gabinete General, en Gabinete Social. Yo sí trato de estar al día con lo que es el quehacer del gobierno en su totalidad. A lo que no le he encontrado gusto es a la política de partido. No soy de ningún partido".

"A veces una tiene que ser como el viento, que se siente y no se ve. No quiero aparecer como una mujer que está manipulando, ni como una mujer prepotente. Siempre estoy con el presidente y con la última persona que él conversa es conmigo.. Desde las campañas siempre estuve allí, a la par de él. Yo no necesito anunciarme. Creo que la imagen de Esposa del Presidente no tiene fuerza. Es una realidad que a las mujeres en general no nos dan espacio, somos invisibles, como dices tú".

"Creo mucho en Dios. Yo leo la Biblia, creo en Jesús. Cada cosa que hago le doy gracias a Dios y también le pido perdón. Respeto mucho todas las religiones, pero eso no significa que yo asista a una iglesia. Tampoco es cierto que nos vamos a casar por la iglesia; es un invento".

"En las tardes trato de terminar temprano, me voy a la casa y hago lo que hacen todas las mamás: jugar con ella, bañarla, dormirla. Eso cuando no tenemos que atender cenas o alguna actividad oficial".

Hablando de Guatemala...

"Lo que me da es tristeza, saber esa realidad nuestra de los que tienen mucho y los que no tienen nada, sobre todo ahora que soy mamá, porque mi hija goza de muchos privilegios y hay muchos otros niños que no los tienen. O las mujeres del área rural. Hay mujeres que ni siquiera pueden tener la osadía de decir que quieren aprender a leer y escribir. Yo, que vine del interior, sé lo frustrante que es querer hacer cosas y no tener los recursos. Mi oficina [la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente, SOSEP] se dedica a trabajar con gente que vive en extrema pobreza".

¿Qué hace la SOSEP?

"El Programa de Hogares Comunitarios existe desde el 91. Lo que hemos hecho es fortalecerlo, mejorarlo. Tenemos 1500 hogares en todo el país. A los niños los atiende una madre cuidadora que nosotros contratamos, a quien le damos capacitación, una dotación de alimentos, mobiliario y equipos para su casa, para que pueda tener allí a los niños, aparte de una cantidad en efectivo para pagar luz, agua y otros servicios. Me interesa mucho este programa porque muchos de estos niños son hijos de madres solteras. Cuando hay más de 20 niños el Ministerio de Educación nos da maestras para darles estimulación temprana y al mismo tiempo firmamos un convenio con ellos para darle continuidad en la educación. El objetivo es atender en las mejores condiciones a 15 mil niños que tenemos. El logro que hemos obtenido hasta el momento es aprobar el reglamento. Ha sido un poco lento; hasta este año pude conseguir la ampliación presupuestaria".

"Tenemos el Programa Nacional del Adulto Mayor, el de Prevención y Erradicación de la Violencia Intrafamiliar -que ya funcionaba-, el de Promoción a la Mujer Rural y proyectos de apoyo a los discapacitados, con donaciones. Con jóvenes tenemos un proyecto piloto de centros de Internet populares. Hemos tratado, porque para cubrir todo el país se necesita mucho más que nuestra secretaría. Llegamos, pero no hasta donde quisiéramos".

Le pido que hable sobre las mujeres y lo hace con admiración de la presidenta de Panamá, Mireya Moscoso; de Hillary Clinton, de la Reina Sofía. Y dice: "He tenido buena relación con Nineth [Montenegro]. A Helen [Mack] no he tenido el gusto de conocerla, pero admiro lo que ha hecho. Siempre he admirado el trabajo y la humildad de Rosalina Tuyuc. Creo que es una líder indígena que desde que formó CONAVIGUA ha tenido una posición tan íntegra. Cuando nació Gabriela me mandó una carta donde me dijo que comprendía lo difícil de ser mamá en esta posición, pero que ella había sido política y mamá sin avergonzarse de eso. Todo el mundo sabe que políticamente Rosalina no ha sido partidaria del FRG. Ese gesto que tuvo conmigo me gustó. Hay muchas mujeres de las cuales una va aprendiendo. Unas por su carácter, otras por su trabajo".

Reconoce tener prejuicios sobre las feministas y confiesa su ignorancia sobre el tema. Le dejamos unas cuantas Cuerdas y le pedimos que nos haga comentarios.

Y después... ¿seguir en la política?

"No. Para muchos tal vez pueda parecer como una posición mediocre, pero yo he servido a mi país de la mejor manera dentro de mis posibilidades".

"Soy consciente que en un par de años ya no voy a tener todo esto, pero habré hecho todo lo que tenía que hacer. Quiero regresar a la universidad y sacar una maestría en Arte... Quisiera poner una fundación y poder seguir con algún proyecto, pero todavía estoy pensando, para no iniciar algo y quedarme a medias. A veces me dan ganas de regresar a mis días normales, sobre todo para disfrutar a mi hija".

Para cerrar...

Le pregunto si quisiera decir algo a quienes van a leer laCuerda.

"Soy una persona normal, pero que he tenido la posibilidad de estar al lado de un presidente y trabajar por un país. Se maneja mucha información sobre nosotros que no es verdad. Y eso me preocupa porque soy mamá de una hija y al final no quiero que a ella le reclamen algo que nosotros no hemos hecho o dicho. Es injusto que digan que no me ven porque estoy golpeada. Eso es algo tan alejado de la realidad. Yo trabajo con un Programa de Violencia Doméstica, pero no la padezco en mi casa... Gracias a Dios tengo un hombre muy comprensivo a la par que no es celoso ni machista".

Es hora de concluir. Tomo unas fotos, me despido y veo de nuevo a los "men in black" que rondan por allí. Uno de ellos me devuelve mi credencial. Salgo feliz a disfrutar mi libertad.

[índice]

  

 

 

 

© Copyright 1999-2010 Paginadigital®. - Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados  




|Pon a paginadigital en tu sitio | Sugiere esta página a un amigo | Responsabilidad |
info@paginadigital.com.ar
   |  Ayuda |

Web diseñado y producido por paginadigital®, Copyright 1999 - 2015, todos los derechos reservados. Los nombres e íconos de: paginadigital, Kids, art, pinturas, grabados, dibujos, objetos. Todos los derechos reservados. Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados | Términos y condiciones

| Home | Cursos y talleres | Servicios de Internet |Agenda de Ferias y Exposiciones | Exposiciones de arte y galerías | Becas, maestrias y posgrados | Programación de teatro, cartelera | Centros culturales | Concursos de pintura, literatura, arte, video, television, tv, teatro, casting | | Conferencias, seminarios, jornadas | cartelera de cine, tv, fotografía | Música, recitales, bandas, música clásica | Libreria, venta de textos y libros | Museos | Coros, operas, conciertos | Noticias, notas y artículos | Música de tango, cena show | Textos, poesía, prosa, cuentos, poemas | Solidaridad | Tarot, astrología | Mapa del sitio | Foro | Not | Cart | Salas | Tel | Taller | Taller literario | Enlaces útiles