Entrevista a la Presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo  - 2da parte (Argentina) febrero/2002

Imprimir  

Bonafini a fondo | 1ra parte | 2da parte |

- Segunda entrega - 

Entrevista a la Presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo 

Reportaje a Hebe de Bonafini realizado por Luis Iramain y Gerardo Nielsen.


En la noche del martes 12 de febrero de este convulsionado y revolucionado año 2002, Hebe de Bonafini recibió en la Casa de las Madres a dos de los compañeros que colaboran en el programa ¡Ni un paso atrás!, de FM La Tribu, y en el periódico mensual de la Asociación Madres de Plaza de Mayo. El resultado de este encuentro, y otro posterior realizado el jueves 21, es una extensa entrevista que entregaremos en dos envíos. La situación política latinoamericana y sus diferentes coyunturas, la construcción de un proyecto revolucionario a partir de los piquetes y las asambleas populares, el rol de las Madres hoy en la escena política, el acto de repudio al golpe militar del 24 de marzo, los veinticinco años de las Madres y la Universidad Popular, son algunos de los temas tratados en este reportaje. Con humor y dureza, con ternura y, ante todo, mucha claridad en la exposición, la voz del pañuelo blanco hecha luz sobre la realidad de estos días dinámicos, difíciles, esperanzadores. 


--------------------------------------------------------------------------------




- Las Madres trabajan para el acto-jornada de repudio al 26° aniversario del golpe militar del 24 de marzo de 1976.



Periodista: Hebe, desde hace muchos días vemos trabajar a las Madres, vemos que están trabajando con el archivo de las Madres, que buscan materiales en diarios y revistas, que seleccionan, que fotocopian, etc. ¿Qué preparan las Madres para la jornada de repudio al golpe militar del 24 de marzo de 1976? ¿En qué consiste este trabajo? 


Hebe de Bonafini: Mirá, en la jornada de repudio lo que las Madres queremos organizar es que la gente vea todo lo que las Madres tenemos. Gran parte del archivo y fotocopias van a estar en la plaza. Las Madres también queremos mostrar lo que dijeron los políticos, lo que dijeron los radicales, los peronistas, la izquierda, lo que dijeron los milicos, todo el tema del perdón, del indulto, de la impunidad. Va a haber un cuadernillo que ya lo entregamos hace dos años, que tuvo mucho éxito y que lo vamos a volver a reeditar y estamos trabajando mucho porque hay una gran cantidad de material. Van a estar todas las revistas de antes, las Gente, las revistas que publican lo peor de la derecha y lo mejor de la izquierda, van a estar las revistas que tienen que ver con lo que pasó en otros países desde Irán, Irak, Turquía, Grecia, Bolivia, de todos los países va a haber revistas para que la gente las lea. Va a haber cosas en inglés y en otros idiomas, va a estar el Diario del Juicio (diario editado durante el juicio a las juntas), va a haber un “rincón de las Madres” que tenga que ver con los primeros documentos, las primeras fotos, así como una cosa muy corta, pero que sea un pequeño rincón de las Madres y después va a haber una gran cantidad de material para que la gente se lleve: todos los periódicos de las Madres y todos los cuadernillos que hicimos, que eran ingenuos, casi tontos, la gente se va a poder llevar aunque sea uno cada uno para la historia y va a poder leer todos, porque vamos a ponerlos todos. Y para nosotras mismas, que estamos recopilando y revisando todo, es como una gran sorpresa. Entonces, estamos tratando de sacar materiales de cada país. Y también va a haber, aunque un poco más cuidado para que nadie se lo lleve, libros y cuadernos de los genocidios. Del genocidio armenio, del genocidio palestino, del genocidio que hicieron los nazis, del holocausto. Va a haber algo de cada tema para que la gente se pueda sentar a leerlo y después venga otro y lo pueda ver y seguir leyendo. También van a estar todas las tapas y contratapas del periódico de las Madres, porque las tapas y las contratapas tienen muchísima fuerza. Las tapas tienen una fuerza impresionante con lo que dicen, y las contratapas es de la “Galería de represores”, quién es cada uno de estos tipos. Así que estamos trabajando muchísimo, mucho, mucho, porque creo que este archivo que tenemos las Madres es único y la gente tiene que verlo, va a ser una parte, no va a ser todo porque es muy grande. 

Por otra parte, va a haber tres clases de la Universidad. La primer clase la va a dar David Viñas hablando de lo que pasó en el ’76; la segunda clase, Osvaldo Bayer hablando de los radicales y peronistas en la época de la supuesta democracia; y después, la última clase la va a dar Vicente Zito Lema sobre qué es lo que querían nuestros hijos, porque él también fue un hombre de los ’70.

Y después, el acto y la marcha. O sea que bien pesadito y bien nutrido, una radio abierta permanentemente hablando y convocando a la gente. Como es domingo va a ser desde las 11 de la mañana. La gente va a poder venir desde temprano. También va a haber unos libritos para los chicos, para que los lean, para que jueguen, para que se entretengan. En fin, vamos a tratar de que sea lo mejor posible para repudiar este horror que nos pasó y nos sigue pasando, porque esto de ahora no es diferente a lo de antes. 



P: ¿El acto del 24 de marzo es un acto de repudio al golpe militar y sus cómplices o es un acto de reconciliación? ¿Todos los sectores van a repudiar o hay sectores que convocan con esta idea, pero en la práctica entran dentro del juego de la reconciliación?



Hebe: Nosotros vamos a ir a Parque Centenario el domingo a convocar a la gente, a toda la gente de las asambleas y la consigna de las Madres es la misma que la que pusimos en la Marcha de la Resistencia: “Resistencia y Combate contra el terrorismo del Estado”. Creo que al Estado lo tenemos cada vez más terrorista, y creo que hay que combatirlo y resistirlo. Que es lo que hace el pueblo en la calle, porque tenemos un mismo enemigo, aunque tengamos diferentes pedidos tenemos el mismo enemigo. 

P: Sabés que en la última asamblea interbarrial del Parque Centenario, gente cercana a la convocatoria que realiza la comisión “memoria, verdad y justicia” propuso a los participantes acercarse a trabajar en el local de la CTA para la jornada del 24 de marzo. La asamblea se manifestó contraria a esta propuesta, pero no entendiendo el mensaje de los presentes, reformularon la propuesta y se volvió a llevar a votación con igual resultado. Por último, propusieron no juntarse en el local de la CTA, aunque ésta seguía estando detrás. Nuevamente se llevó a votación y la gente le volvió a decir que no. ¿Vos que opinión tenes de esta comisión?



Hebe: Para la comisión de memoria, verdad y justicia, la verdad es la de ellos, porque a mí no me interesa saber dónde es que están mis hijos enterrados, que es lo que ellos quieren saber; la justicia hasta ahora no ha existido, que es esta justicia de mierda y la memoria tiene que ser fértil y es ésta que vamos a poner en la Plaza. Así que ya el título de “memoria, verdad y justicia” me parece de terror, y es una comisión de conciliadores, de reconciliadores y de gente que se está siempre amoldando siempre a un partido, a un grupo, a las necesidades de la Alianza, del ARI, de la Carrió. Bailan alrededor de eso. Nosotras por suerte no, no tenemos nada que ver con nada que tenga que ver con la CTA, no tenemos nada que ver con la memoria y justicia de Verbitsky, no tenemos nada que ver con alguien que se proponga para candidato de este sistema capitalista, opresor, represor, globalizador, asesino y todo lo que le quieras poner.





- 30 de abril de 2002: a veinticinco años de la primera presencia de las Madres en la Plaza. 



P: Hebe, las Madres no trabajan únicamente para la jornada del 24 de marzo, se vienen los veinticinco años de las Madres. ¿Qué preparan las Madres para el 30 de abril del 2002 y cuáles van a ser las actividades que se encuentren dentro del marco del 25° aniversario de las Madres?


Hebe: Nosotros estamos preparando para que sea todo el año de las Madres, porque en noviembre va a haber un encuentro internacional, un Congreso Internacional de Derechos Humanos y Salud Mental, así que en noviembre todavía vamos a estar hablando. Creo que terminará con la Marcha de la Resistencia, pero empieza en abril, todo el año es de las Madres. Lo más importante y lo más grande va a ser la marcha, va a venir mucha gente de afuera, va a hablar gente de Cuba, gente de los Sin Tierra, va a ser una cosa muy fuerte, es martes, pero lo hacemos el 30 porque es el primer día que fuimos, que no era un jueves sino que era un sábado y queremos hacerlo el mismo día que fue, que es el día que nos convocó Azucena. Y va a haber una cantidad de actividades, porque va a haber actividades de la Universidad, va a haber obras de teatro, coro de la Universidad, un libro de historia de las Marchas de la Resistencia, va a salir el primer libro del taller de escritura de la Universidad, va a haber un CD con los discursos, la agenda que ya salió. Seguramente me olvidaré de alguna cosa, va a haber conferencias, la gente de Danza Armonizadora hace el 11 de abril su espectáculo también en homenaje a las Madres en el teatro Empire. Va a haber un encuentro de coros, etc., creo que va a haber muchísimas cosas, pero que van a ser a lo largo del año. En abril, todo esto que te enumero. Ah, y después va a haber una exposición en el Centro Cultural Recoleta hecho por una pintora, que es María Lagrange, que es una puesta en escena de las Madres, ella viene de París para preparar todo. 



P: Vos sabés que una de las cosas que nos quedamos hablando con Luis el otro día fue una respuesta que nos sorprendió. Luis te preguntaba en qué etapa de la lucha se encontraba el movimiento de Madres de Plaza de Mayo, es decir, las Madres como “organización política no partidaria” como vos sabés decir. En breve, las Madres van a cumplir veinticinco años de lucha y de resistencia, de no claudicación, de no reconciliación. Vos dijiste: “estamos empezando una nueva lucha, una lucha absolutamente diferente, distinta, más amplia, pero sin ceder ni una consigna, sin transar ni una sola de las reivindicaciones, sin negociaciones, de mucho más compromiso, pero más amplia”. Hebe: “estamos empezando...”. ¿Cómo es posible? ¿Podés profundizar un poco al respecto?. 


Hebe: Sí, estamos empezando una nueva lucha. Es verdad, una nueva lucha porque empezamos ahora con la feria artesanal, el club del trueque, la universidad que va a empezar a preparar a la gente para que pueda armar estos clubes y que pueda la gente tener su propio espacio y se haga “prosumidor”, que el prosumidor es aquel que produce y después consume, y que yo hoy decía en la Plaza cuando presenté este hecho que es impresionante (se refiere al club del trueque), que el “crédito” es el papel con el que se mueve el club del trueque es el único dinero que no tiene precio porque un crédito nadie sabe cuánto vale. Tiene el valor que vos le das, es lo más revolucionario y lo más combativo que hay. Cuánto vale un crédito nadie te lo puede decir, no sabés si un peso, cuatro pesos, diez pesos. Entonces, es muy importante que la gente sepa que se puede mover con ese dinero, que no andamos llorando ni por los dólares ni por el plazo fijo ni por nada de eso.

Entonces, estamos empezando una nueva lucha porque estamos ampliando nuestra lucha, porque estamos abriendo nuestra lucha. Ya con la Universidad fue una explosión, pero queremos tener una editorial, queremos tener la revista y el diario, por supuesto, pero queremos editar libros, queremos, en un momento donde todo se cae, queremos producir con más fuerza que nunca, mostrarle a la gente que desde las entrañas más profundas estamos sacando fuerza, ideas, ideas que nos traen otros y las tomamos enseguida, nos ofrecen cosas y les decimos sí, la gente nos ofrece. La gente de Córdoba nos llama porque hay un grupo que se puso a hacer casas y le fue mal, entonces las quieren traer al club del trueque y un ingeniero que sabe mucho de plantar en espacios pequeños para que la gente se haga un pequeño productor, y las cooperativas, y toda la gente nos trae, y un señor que cerró una mueblería y entonces quiere traer todo acá. Y todo eso nos llena de orgullo. Ayer se hizo una reunión y hay cuarenta profesionales que se suman al club del trueque de las Madres que se llama “El corralito” como una cosa burlona de este momento, cuarenta profesionales que se suman ya: médicos, odontólogos, psicólogos, psiquiatras, profesionales de todos los sentidos, porque también hay profesionales de la construcción. En fin, cuarenta profesionales que se ofrecieron ayer para participar de este club impresionante que las Madres nos animamos a abrir que es éste club del trueque y donde es muy interesante participar. Hasta que uno no está adentro no se da cuenta: el primer día vino un señor con un sillón a cortar el pelo, él hizo unos cuantos cortes de pelo y se llevó zapallitos y naranjas, y eso me pareció fantástico, hermoso. 



P: Cuando mirás hacia atrás encontrás 25 años de presencia de las Madres en la escena política. En estos 25 años, que transcurren entre la dictadura militar y el período post-dictadura ¿Hay algún hecho que pueda ser rescatado como sumamente importante para la historia de las Madres? 



Hebe: Para mí, una de las cosas más importantes es que Holanda haya pasado en vez del mundial (Argentina ’78) la marcha de las Madres, porque era jueves y ahí nos conoció el mundo. Yo creo que eso fue un cimbronazo muy grande para las Madres porque inmediatamente las mujeres de Holanda nos escribieron y nos dijeron “estamos a su disposición”, y ellas juntaron el dinero para que tengamos la primer casa, porque si no tan desboladas y tan desarmadas como estábamos yendo a las iglesias que nos pateaban o yendo a un confitería de la que nos teníamos que ir temprano porque si no nos llevaban presas, no sé si hubiéramos podido durar porque estuvimos tres años sin tener dónde reunirnos y creo que esta parte del mundial, que ellos quisieron hacer un jueves a propósito para burlarse de nosotras y bueno, se les fue de las manos como todas las cosas que hace el enemigo. Creo que ese fue un hecho muy importante en la historia de las Madres y después creo que hubo muchísimos hechos importantes en la historia de las Madres en todo sentido, porque tener la casa, cada hijo que nos fue naciendo, el primer libro que editamos, para nosotras fue muy importante el primer libro de la historia, el primer libro del taller de escritura, la Universidad, la Librería. También hay cosas muy conmovedoras de la historia, cuando los chicos vinieron a decirnos “nosotros podemos poner un poco de dinero para alquilar el primer lugar que nosotros tuvimos para el Café Literario Osvaldo Bayer, que fue por impulso de los chicos que me habían visto con ganas de alquilar ese lugar. O sea que hay un montón de cosas que marcaron nuestra vida, hay un montón de premios que nos vinieron muy bien, el premio de “Educación para la paz” justo en el momento en que abrimos la Universidad. 

El primer día que hablamos en la plaza, que no nos acordamos cuál fue, que fue una gran disputa con las “fundadoras”, con las que se fueron. No querían, decían que era un gallinero hablar en la plaza, o sea que fue muy combatido el tema de hablar en la Plaza y al principio un día cada Madre hablaba hasta que le tocó hablar a una que dijo que el hijo había desaparecido en la “querida escuelita mecánica de la armada”, porque el hijo era de la armada y nos horrorizó que en la Plaza pasara eso. Y bueno, fuimos modificando y después hablaron otras, y después dijeron que hable un poco cada una, y después habló uno que era de un partido político que se zarpó, y pasaron muchas cosas hasta que se decidió que hablara una Madre con la síntesis de lo que pasaba en la semana. Y así empezamos hace muchísimos años, muchos, muchos, no sé si en el ’84 o en el ’85 a hablar cada jueves de lo que pasaba en la semana y nos empezamos a turnar hasta que las Madres dijeron que había dos o tres Madres que lo sabían hacer más fuerte, o mejor, o más completo y quedó así marcado de que hablaba Porota, Beba y yo. Si estoy yo hablo casi siempre yo y si no habla Porota o Beba, también habla Juanita, algunas veces María Gutman, pero creo que la plaza tiene eso, un sabor y una responsabilidad. 

También para nosotras nos marcó muchísimo el primer viaje que hicimos, animarnos a salir a Europa cuando nadie salía. No sé, hay muchísimas cosas que nos fueron dando mucho impulso. Yo pienso también que cuando se fueron formando los grupos de solidaridad fueron todos lazos de contención muy fuerte para las Madres, tal vez la gente no se dio cuenta, el Frente de Apoyo a las Madres y los grupos de apoyo en distintas partes de Europa. Vos pensá que se hacen giras impresionantes donde yo no me preocupo de absolutamente nada. Todos me dicen “pero cómo hacen”. Yo llego al lugar y me dicen acá, acá, acá y yo ya estoy convencida que ese grupo lo preparó super bien. Yo lo único que superviso cuando salgo son los traductores, que no quiero traductores técnicos, porque quiero que entiendan de política y el técnico no me sirve. Es lo único que trato de supervisar bien y ya los chicos saben, si hay un traductor amigo. Y eso también tiene una... yo no creo que haya organismo que le pase esto, que salga al exterior, yo sé que en mayo voy a ir a España, que hay una gran gira preparada, pero no tengo ni la más pálida idea de cómo se va a hacer ni a dónde voy a ir, pero estoy segura que la están preparando réquete-bien y todo va a salir muy bien. Entonces, eso también tiene un valor que no tiene precio. 

Una cosa que para mí fue muy impresionante fue el primer festival de rock que hicimos nosotras en la Plaza de Mayo. Conmocionante, 100.000 jóvenes gritando y esperando que uno le hable cuando yo creía que se iban a ir después que tocaran. El día que hablé en la plaza de Cuba ante un millón de cubanos, muchísimas cosas, no puedo decir que haya una, pero tal vez la que marcó fue lo que te digo ahora, que las mujeres holandesas se comunicaran con nosotras ni bien nos vieron dar vueltas, esa vuelta que nadie conocía y ya tenía más de un año.



P: Hebe, se acerca el 30 de abril y Azucena Villaflor de De Vincenti, Esther Balestrino de Cariaga y Mary Ponce, son tres Madres de Plaza de Mayo que no van a poder estar presente físicamente porque la Marina, con la complicidad de la Iglesia, las secuestró cuando las Madres comenzaron a dar sus primeros pasos. A casi veinticinco años de aquella primera cita en la plaza ¿Qué debemos saber de ellas, de estas tres compañeras de las Madres?



Hebe: Mirá, hay muchísimas Madres que ya no están, pero la desaparición de Azucena, de Mary y de Esther casi, casi nos hizo tambalear a este grupo que recién se armaba. Lo hicieron para liquidarnos, ellos no pensaron que nosotras íbamos a seguir. 

De esas Madres lo que hay que saber es que se llevaron las tres mejores Madres que teníamos, porque nosotras veníamos todas de no saber nada, aunque algunas venían de un estrato social alto, pero no era que sabían de política y lo que tenemos que saber es que se llevaron a las tres mejores, que Azucena venía de una familia peronista muy combativa, que ya había vivido mucha presión la familia Villaflor, Azucena Villaflor de De Vincenti, ella ya había sido sindicalista, trabajaba en una compañía de telefonía y era del sindicato; Mary Ponce trabajaba en la base de la Iglesia del Tercer Mundo y Esther Balestrino de Careaga era una bioquímica que venía huyendo de Paraguay, ella vino y nos dijo que se llamaba Teresa y nosotras cuando se la llevaron creíamos que se llamaba Teresa, no sabíamos cómo se llamaba porque ella estaba clandestina y cuando llega acá le llevan a su hija. Para nosotras ella era Teresa, por eso cuando desaparece no la nombramos, porque no sabíamos cómo se llamaba hasta que os enteramos que era una familia paraguaya, pero nos enteramos mucho tiempo después. Me acuerdo que las hijas se habían enojado con nosotras porque no la nombrábamos, pero es que no sabíamos cómo se llamaba. Para nosotras era Teresa y después nos enteramos que se llamaba Esther Balestrino de Careaga y que su hija había desaparecido, eso sí lo sabíamos, y que ella era una mujer super inteligente. Ella me enseño algo muy importante, ella siempre me enseñaba muchas cosas, me decía “mirá Hebe, cuando vos vas a una reunión y hay uno con un micrófono, te tenés que dar cuenta que ese es el que va a dirigir la reunión y la va a mandar, porque el micrófono le da el poder, pero vos sabés qué tenés que hacer, aunque sea pararte arriba de una mesa, pero no lo dejes porque vos tenés fuerza para eso” y un día yo la vi a ella en una reunión en Familiares parada arriba de una silla discutiéndole a Cata Guagnini, parada arriba de una silla por el tema del micrófono. 



P: Y ella tuvo un gesto enorme para con las Madres, porque los militares hicieron aparecer a la hija... 



Hebe: Sí, sí, sí. Y apareció la hija y ella igual siguió con las Madres. Nosotras le decíamos que teníamos miedo, porque le decíamos que “si apareció tu hija, ahora qué va a pasar”, pero le había quedado el yerno desaparecido. Ella tenía un convencimiento político impresionante: conocía todo, sabía de todo, te explicaba todo.




- La Universidad Popular de las Madres, una experiencia que ya sabe caminar.



P: Hablemos de la Universidad Popular de las Madres, que es un espacio de formación no tradicional, de discusión que no cesa ni tiene vacaciones. De marzo a diciembre, carreras, seminarios y talleres; en verano, jornadas de discusión, clases públicas, talleres y seminarios. 



Hebe: La Universidad es eso, es como las Madres. Nosotras nunca nos tomamos vacaciones, estamos todo el año en la plaza, todos los días, todos los jueves sin faltar. La Universidad también, el que quiere venir sabe que está abierto, es como una casa, puede ser que algunos se vayan y otros vengan pero no se cierra. Creo que eso es lo que tiene de bueno, y este año que se van a dar los primeros diplomas va a ser un año que tiene que ver con los veinticinco años y que tiene que ver con toda una historia muy rica de las Madres que nos va a dar el orgullo de entregar estos primeros diplomas tan discutidos, porque vos pensá que cuando abrimos esta Universidad, los mismos profesores, Sergio y Vicente me discutían que teníamos que hacer la Universidad más legal, que iba a pasar y yo les dije: “les pido dos años de tiempo, dos años de tiempo y si la gente no me cree van a tener razón, pero yo les aseguro que la gente me va a creer”. Por qué un tipo, un ministro de educación, represor, que no le importa nada de la educación, que lo que quiere es poner su propio sistema, que no le interesa que la gente estudie como nos interesa a nosotros que la gente ame el saber, por qué tiene que valer más la firma de él que la firma de nosotras para un diploma, adónde está escrito, por qué el pueblo tiene que ser tan sometido que siempre le vamos a pedir a los mismos que nos marginan, que nos matan, que nos pegan, que nos dejan sin trabajo. Tenemos que hacerla valer, tiene que valer mucho más lo nuestro, por lo que hacemos, por lo que decimos, por lo que nos comprometemos, por esa verdad que yo decía el otro día en el discurso del sábado, es verdad, el Che decía que “la verdad para un revolucionario tiene que ser ajustada como un guante”, y creo que eso, que la verdad ajustada como un guante tiene que ser esta Universidad, y como vos bien decías, se discute, se empieza de nuevo, se hace dos veces pero lo importante es que uno entra en el tercer año y vamos a dar los primeros diplomas y para muchos pibes y para muchos no tan pibes creo que va a ser muy impresionante que esos diplomas, que los tenemos que hacer muy lindos, tienen que ser muy bellos y se tiene que notar en cada diploma, yo tengo una idea que no la quiero decir, pero yo creo que cada diploma que entreguemos tiene que ser único, yo no quiero que cada diploma sea igual al otro, eso es lo único que le digo a los alumnos. Cada diploma va a ser único porque es histórico, esto va a ser histórica, para la historia de la humanidad.



P: La Universidad Popular de las Madres es una realidad que ya sabe caminar. En marzo comienza el tercer año con nuevas carreras y seminarios. ¿Con qué se van a encontrar aquellos compañeros que decidan venir a estudiar a la Universidad de las Madres?



Hebe: Se van a encontrar con una casa llena de actividades, con un lugar diferente, donde van a poder discutir, se van a encontrar con profesores que los van a entender, que los van a escuchar, con compañeros mejores y peores, de todo, y se van a encontrar también con un año diferente, porque aunque ellos no se den cuenta todos los compañeros que hoy están en la Universidad y los que ingresen este año están ingresando a la historia, porque se está escribiendo la historia y la estamos escribiendo de una manera contundente. Las Madres tal vez ya la escribimos hace muchos años y este 20 de diciembre con más fuerza porque nos pegaron muy duro, la escribimos con la sangre de nuestros hijos, con la sangre de nuestros cuerpos y la estamos escribiendo con la confianza de los que vienen a esta Universidad, porque venir a esta Universidad es tener confianza en las Madres, en tener confianza en estos profesores y tener esperaza, y tener confianza y esperanza en este momento son cosas casi de las que no se puede hablar. Nadie confía en nadie y la esperanza es poca. Nosotras queremos que vengan aquí para que vean que acá pueden confiar, que acá hay sueños que se van a cumplir, porque nosotras estamos convencidas de que aunque los pibes no tengan trabajo con esto del trueque vamos a darle trabajo a muchísima gente que va a aprender a vivir de otra manera, que va a poder estudiar pagando con los créditos, esta moneda que no tiene precio, es la única moneda que no tiene precio, nadie sabe cuánto vale, puede valer un peso, diez pesos, cuatro pesos... Entonces, queremos generar eso, que todos puedan estudiar, que todos puedan decidir y que todos puedan soñar, y si un pibe aprende teatro y se hace prosumidor, que produce y consume, puede pagar con sus manos su carrera y va a ser un tipo que tenga muchos sueños, porque el que hace cine o teatro siempre tiene muchos sueños, y los va a poder llevar adelante porque también vamos a tener un pequeño teatrito. Vamos a hacer de todo, de todo lo que la gente no cree, queremos tener una imprenta para poder imprimir los libros de todos, de los chicos que hacen poemas... 



P: Las Madres tienen desde hace cinco años una Librería – Café Literario, que es un espacio para juntarse, para encontrarse, para sentarse a tomar un café y leer el libro que no encontramos; hace apenas dos años abrieron un espacio de formación ética y política, de trabajo intelectual con compromiso, una Universidad Popular; más cercanos en el tiempo, las Madres ocuparon un espacio que les pertenece, en este caso, la Plaza de los Dos Congresos, para abrir una feria artesanal, y ahora, un club del trueque; tienen un periódico mensual, un programa en FM La Tribu, una revista de cultura y política... ¿Qué más, Hebe? 



Hebe: Bueno, ahora vamos a tener un carrusel para todos los niños en la Plaza Congreso, un carrusel hermosísimo y juegos inflables, queremos tener una imprenta, no sólo para nuestros libros, sino también para todos aquellos pibes que escriben cosas muy lindas y no pueden imprimirlas. Queremos tener un teatro, el teatrito de las Madres, el coro que ya está caminando y también la idea que yo tengo es empezar a abrir las primeras escuelas de las Madres, abrir escuelas en los barrios más marginales para los más pequeñitos, para prevenir, no para después tener que trabajar con ellos para sacarlos de la violencia, de la droga...

Y tengo una idea bastante renovadora en cuanto a lo que quiero para las escuelas y quisiera poder este año que cumplimos los veinticinco años empezar a abrir la pequeña escuela chiquita, linda, bella, pintada, llena de flores y de plantas para mostrarles a los pibes que hay otra cosa, que no sólo es la comida que le puede tirar la de Duhalde (se refiere a chiche), o la olla popular, o lo que comen en la escuela, o no, o el barrio, o la violencia diaria, o el alambre de púa, o las moscas, o la cara llena de mocos, sino que hay otra cosa que no es beneficencia, que no tiene nada que ver con la lastima, que no tiene nada que ver con el pobrecito, sino que va a tener que ver y me voy a emplear a fondo, y ojalá que viva para hacerlo, en esta cosa de que sí somos iguales, que es verdad que sí somos iguales, quiero que los pibes me crean que sí somos iguales... (se emociona)




Bonafini a fondo | 1ra parte | 2da parte |

  



 

 

© Copyright 1999-2010 Paginadigital®. - Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados  




|Pon a paginadigital en tu sitio | Sugiere esta página a un amigo | Responsabilidad |
info@paginadigital.com.ar
   |  Ayuda |

Web diseñado y producido por paginadigital®, Copyright 1999 - 2015, todos los derechos reservados. Los nombres e íconos de: paginadigital, Kids, art, pinturas, grabados, dibujos, objetos. Todos los derechos reservados. Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados | Términos y condiciones

| Home | Cursos y talleres | Servicios de Internet |Agenda de Ferias y Exposiciones | Exposiciones de arte y galerías | Becas, maestrias y posgrados | Programación de teatro, cartelera | Centros culturales | Concursos de pintura, literatura, arte, video, television, tv, teatro, casting | | Conferencias, seminarios, jornadas | cartelera de cine, tv, fotografía | Música, recitales, bandas, música clásica | Libreria, venta de textos y libros | Museos | Coros, operas, conciertos | Noticias, notas y artículos | Música de tango, cena show | Textos, poesía, prosa, cuentos, poemas | Solidaridad | Tarot, astrología | Mapa del sitio | Foro | Not | Cart | Salas | Tel | Taller | Taller literario | Enlaces útiles