Arthur Rimbaud 

Imprimir  

http://www.epdlp.com/rimbaud.html

Arthur Rimbaud 
y fragmentos de sus obras "Flores", "El barco borracho", "Democracia" e "Infancia".


Poeta francés de la escuela simbolista. Nació y estudió en Charleville, en el departamento de Ardennes. Dió muestras de una gran precocidad intelectual y comenzó a escribir versos a los 10 años. A los 17 escribió un poema sorprendentemente original, El barco borracho (1871), y se lo llevó al poeta Paul Verlaine. Su obra está profundamente influida por Baudelaire, por sus lecturas sobre ocultismo y por su preocupación religiosa. Su exploración sobre el subconsciente individual y su experimentación con el ritmo y las palabras, que emplea únicamente por su valor evocativo, marcaron el tono del movimiento simbolista (decadente) e impresionaron tanto a Verlaine que animó al joven poeta a trasladarse a París. Se inició entre ellos una amistad que se transformó en una tormentosa e inestable relación que duró de 1872 a 1873. Viajaron juntos por Inglaterra y Bélgica. En este último país, Verlaine, intentó en dos ocasiones matar al joven poeta por sus infidelidades, y éste resultó gravemente herido en el segundo intento: Rimbaud acabó en el hospital y Verlaine en la cárcel. Rimbaud ofrece un relato alegórico sobre este asunto en Una temporada en el infierno (1873). A la salida del hospital viajó por Europa, se dedicó al comercio en el Norte de Africa y residió en Harar y Shoa, en la Abisinia central. Verlaine, convencido de que Rimbaud había muerto, recopiló sus poemas en Iluminaciones (1886). Esta obra contiene el famoso Soneto de las vocales, en el que a cada una de las cinco vocales se le asigna un color. En 1891 Rimbaud regresó a Francia para ser tratado de un tumor en la rodilla, a consecuencia del cual murió en el hospital de Marsella en noviembre de ese mismo año. La fuerza de sus poemas escritos entre los 10 y los 20 años le hace figurar entre los más originales poetas franceses de todos los tiempos y ha ejercido una profunda influencia en toda la poesía posterior a él. 

Flores 
" Desde una grada de oro. -entre los cordones de seda, las gasas grises, los terciopelos verdes y los discos de crital que se ennegrecen como bronce al sol.- veo a la digital abrirse sobre un tapiz de filigranas de plata, ojos y cabelleras. 

Piezas de oro amarillo sembradas en el ágata, pilares de caoba soportando un domo de esmeraldas, ramilletes de satén blanco y finas varas de rubi rodean la rosa de agua. 

Como un dios de enormes ojos azules y formas de nieve, el mar y el cielo atraen a las terrazas de mármol a la muchedumbre de jóvenes y fuertes rosas. " 

El barco borracho 
" Mientras descendía por Ríos impasibles, 
sentí que los remolcadores dejaban de guiarme: 
Los Pieles Rojas gritones los tomaron por blancos, 
clavándolos desnudos en postes de colores. 

No me importaba el cargamento, 
fuera trigo flamenco o algodón inglés. 
Cuando terminó el lío de los remolcadores, 
los Ríos me dejaron descender donde quisiera. 

En los furiosos chapoteos de las mareas, 
yo, el otro invierno, más sordo que los cerebros de los niños, 
¡corrí! y las Penínsulas desamarradas 
jamás han tolerado juicio más triunfal. 

La tempestad bendijo mis desvelos marítimos, 
más liviano que un corcho dancé sobre las olas 
llamadas eternas arrolladoras de víctimas, 
¡diez noches, sin extrañar el ojo idiota de los faros! 

Más dulce que a los niños las manzanas ácidas, 
el agua verde penetró mi casco de abeto 
y las manchas de vinos azules y de vómitos 
me lavó, dispersando mi timón y mi ancla. 

Y desde entonces, me bañé en el poema 
de la mar, lleno de estrellas, y latescente, 
devorando los azules verdosos; donde, flotando 
pálido y satisfecho, un ahogado pensativo desciende; 

¡donde, tiñendo de un golpe las azulidades, delirios 
y ritmos lentos bajo los destellos del día, 
más fuertes que el alcohol, más amplios que nuestras liras, 
fermentaban las amargas rojeces del amor! 

Yo sé de los cielos que estallan en rayos, y de las trombas 
y de las resacas y de las corrientes: 
¡yo sé de la tarde, del alba exaltada como un pueblo de palomas, 
y he visto alguna vez, eso que el hombre ha creído ver! 

¡Yo he visto el sol caído, manchado de místicos horrores. 
iluminando los largos flecos violetas, 
parecidas a los actores de dramas muy antiguos 
las olas meciendo a lo lejos sus temblores de moaré! 

¡Yo soñé la noche verde de las nieves deslumbrantes, 
besos que suben de los ojos de los mares con lentitud, 
la circulación de las savias inauditas, 
y el despertar amarillo y azul de los fósforos cantores! 

¡Yo seguí, durante meses, imitando a los ganados 
enloquecidos, las olas en el asalto de los arrecifes, 
sin pensar que los pies luminosos de las Marías 
pudiesen frenar el morro de los Océanos asmáticos! 

¡Yo embestí, sabed, las increíbles Floridas 
mezclando las flores de los ojos de las panteras con la piel 
de los hombres! ¡Los arcos iris tendidos como riendas 
bajo el horizonte de los mares, en los glaucos rebaños! 

¡Yo he visto fermentar los enormes pantanos, trampas 
en las que se pudre en los juncos todo un Leviatán; 
los derrumbes de las aguas en medio de la calma, 
y las lejanías abismales caer en cataratas! 

¡Glaciares, soles de plata, olas perladas, cielos de brasas! 
naufragios odiosos en el fondo de golfos oscuros 
donde serpientes gigantes devoradas por alimañas 
caen, de los árboles torcidos, con negros perfumes! 

Yo hubiera querido enseñar a los niños esos dorados 
de la ola azul, los peces de oro, los peces cantores. 
Las espumas de las flores han bendecido mis vagabundeos 
y vientos inefables me dieron sus alas por un momento. 

A veces, mártir cansada de polos y de zonas, 
la mar cuyo sollozo hizo mi balanceo más dulce 
elevó hacia mí sus flores de sombra de ventosas amarillas 
y yo permanecía, al igual que una mujer, de rodillas... 

Casi isla, quitando de mis bordas las querellas 
y los excrementos de los pájaros cantores de ojos rubios. 
¡Y yo bogué, mientras atravesando mis frágiles cordajes 
los ahogados descendían a dormir, reculando! 

O yo, barco perdido bajo los cabellos de las algas, 
arrojado por el huracán contra el éter sin pájaros, 
yo, a quien los Monitores y los veleros del Hansa 
no hubieran salvado la carcasa borracha de agua; 

Libre, humeante, montado de brumas violetas, 
yo, que agujereaba el cielo rojeante como una pared 
que lleva, confitura exquisita para los buenos poetas, 
líquenes de sol y flemas de azur; 

Yo que corría, manchado de lúnulas eléctricas, 
tabla loca, escoltada por hipocampos negros, 
cuando los julios hacían caer a golpes de bastón 
los cielos ultramarinos de las ardientes tolvas; 

¡Yo que temblaba, sintiendo gemir a cincuenta leguas 
el celo de los Behemots y los Maelstroms espesos, 
eterno hilandero de las inmovilidades azules, 
yo extraño la Europa de los viejos parapetos! 

¡Yo he visto los archipiélagos siderales! y las islas 
donde los cielos delirantes están abiertos al viajero: 
¿Es en estas noches sin fondo en las que te duermes y te exilas, 
millón de pájaros de oro, oh Vigor futuro? 

¡Pero, de verdad, yo lloré demasiado! Las Albas son desoladoras, 
toda luna es atroz y todo sol amargo: 
El acre amor me ha hinchado de torpezas embriagadoras. 
¡Oh que mi quilla estalle! ¡Oh que yo me hunda en la mar! 

Si yo deseo un agua de Europa, es el charco 
negro y frío donde, en el crepúsculo embalsamado 
un niño en cuclillas colmado de tristezas, suelta 
un barco frágil como una mariposa de mayo. 

Yo no puedo más, bañado por vuestras languideces, oh olas, 
arrancar su estela a los portadores de algodones, 
ni atravesar el orgullo de las banderas y estandartes, 
ni nadar bajo los ojos horribles de los pontones. " 

Democracia 
" La bandera hace juego con el paisaje inmundo y nuestra jerga ahoga el tambor. 

En los centros fomentaremos la más cínica prostitución. Masacraremos las rebeliones lógicas. 

¡A los países sazonados y empapados! -al servicio de las más monstruosas explotaciones industriales o militares. 

Hasta la vista, aquí, no importa dónde. Reclutas de buena voluntad, nuestra filosofía será feroz; ignorantes para la ciencia, hábiles para el confort; que el resto del mundo reviente. Es la verdadera senda. ¡Adelante, en marcha! " 

Infancia 
" En el bosque hay un pájaro, su canto os detiene y ruboriza.
Hay un reloj que no suena.
Hay una hondonada con un nido de bestias blancas.
Hay una catedral que desciende y un lago que sube.
Hay un pequeño carruaje abandonado en la espesura que baja corriendo por el sendero, lleno de cintas.
Hay una banda de cómicos en trajes de teatro, percibidos en el camino a través de los confines del bosque.
Hay, en fin, cuando uno tiene hambre y sed, alguien que os expulsa. 
(...)
Soy el santo, en oración en la terraza, cuando las bestias llegan hasta el mar de Palestina. 
Soy el sabio en el sillón sombrío. Las ramas y la lluvia golpean la ventana de la biblioteca. 
Soy el caminante de la ancha carretera entre los bosques enanos; el rumor de las esclusas cubre mis pasos. Por largo tiempo veo la melancólica lejía del poniente. 
Sería gustoso el niño abandonado en el muelle que partió hacia la alta mar, el pajecillo que sigue la alameda cuya frente toca el cielo. 
Los senderos son ásperos. Los montículos se cubren de retamas. El aire está inmóvil. ¡Que lejos los pájaros y las fuentes! Tiene que ser el fin del mundo, si avanzamos. "




 

 

Gentileza:: Lista por Amor [ listaporamor@fibertel.com.ar ]



Imprimir  



 

 

© Copyright 1999-2010 Paginadigital®. - Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados  




|Pon a paginadigital en tu sitio | Sugiere esta página a un amigo | Responsabilidad |
info@paginadigital.com.ar
   |  Ayuda |

Web diseñado y producido por paginadigital®, Copyright 1999 - 2011, todos los derechos reservados. Los nombres e íconos de: paginadigital, Kids, art, pinturas, grabados, dibujos, objetos. Todos los derechos reservados. Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados | Términos y condiciones

| Home | Cursos y talleres | Servicios de Internet |Agenda de Ferias y Exposiciones | Exposiciones de arte y galerías | Becas, maestrias y posgrados | Programación de teatro, cartelera | Centros culturales | Concursos de pintura, literatura, arte, video, television, tv, teatro, casting | | Conferencias, seminarios, jornadas | cartelera de cine, tv, fotografía | Música, recitales, bandas, música clásica | Libreria, venta de textos y libros | Museos | Coros, operas, conciertos | Noticias, notas y artículos | Música de tango, cena show | Textos, poesía, prosa, cuentos, poemas | Solidaridad | Tarot, astrología | Mapa del sitio | Foro | Not | Cart | Salas | Tel | Taller | Taller literario | Enlaces útiles